Archivo de la etiqueta: Uruguay

Y las almas libres huyen para un bar…

-Link de Descarga-

Anuncios

No hay cosa más sin apuro  que un pueblo haciendo la historia

Allá en mi pago hay un pueblo
Que se llama no-me-olvides;
Quien lo conozca que cuide
Su recuerdo como gema,
Porque hay olvidos que queman
Y hay memorias que engrandecen,
Cosas que no lo parecen,
Como el témpano flotante,
Por debajo son gigantes
Sumergidos,que estremecen.
Mi pueblo es un mar sereno
Bajo un cielo de tormenta:
Laten en su vida lenta
Los estrépidos del trueno.
Pudo engendrar en su seno
Las montoneras de otrora
Y cuando llegue la hora,
Mañana, también podrá
Clavar a su voluntad
Mil estrellas en la aurora.
No hay cosa más sin apuro
Que un pueblo haciendo la historia.
No lo seduce la gloria
Ni se imagina el futuro.
Marcha con paso seguro,
Calculando cada paso
Y lo que parece atraso
Suele transformarse pronto
En cosas que para el tonto
Son causa de su fracaso.
Mi pueblo no es argentino,
Ni paraguayo,ni austral;
Se llama “pueblo oriental”
Por razón de su destino.
Pero recorre el camino
De sus hermanos amados,
El de tantos humillados,
El de américa morena,
La sangre de cuyas venas
También late en su costado.
Mi pueblo no estuvo ausente
Ni mucho menos de espaldas
A la trágica y amarga
Historia del continente.
Fuimos un balcón al frente
De un inquilinato en ruinas
-el de américa latina
Frustrada en malos amores-,
Cultivando algunas flores
Entre brasil y argentina.
Pero mucho no duraron

Las flores en el balcón,
El rosquero y su ambición,
Imprudente,las cortaron.
Y fueron las mismas manos
Que arruinaron el vergel,
Las que acabaron con él,
Las que hoy muestran,codiciosas,
En vez de ramos de rosas
Unas flores de papel.
No falta el bobalicón
Nostálgico del jardín,
Pero entre todos el ruin
Es el que trajo al ladrón;
Ese no tiene perdón:
Si protegen sus ganancias,
La decencia y la ignorancia
Del pueblo,son sus amores;
No encuentra causas mejores
Para comprarse otra estancia.
Ese sí,no es oriental,
Ni gringo,ni brasilero;
Su pasión es el dinero
Porque es multinacional.
Mentiroso universal
Desde que vino hernandarias,
Piensa en sus cuentas bancarias
Ponderando a los poetas
Que hacen con torpes recetas
Canciones estrafalarias.
Así pues,no habrá camino
Que no recorramos juntos.
Tratamos el mismo asunto
Orientales y argentinos,
Ecuatorianos,fueguinos,
Venezolanos,cuzqueños;
Blancos,negros y trigueños
Forjados en el trabajo,
Nacimos de un mismo gajo
Del árbol de nuestros sueños.
Y ahora reciban,señores,
Un saludo fraternal;
Dice mi pueblo oriental:
Ya vendrán tiempos mejores.
Cifra de nuestros amores
Poncho patria en el espanto
De mi pueblo y sus quebrantos
No les puedo conversar,
Solo les quise entregar
Su corazón con mi canto.

Me paso una vez…

10210671338434250
Universidad Nacional de Artes.

 

Se me ocurre que vas a llegar distinta
no exactamente más linda
ni más fuerte
ni más dócil
ni más cauta
tan solo que vas a llegar distinta
como si esta temporada de no verme
te hubiera sorprendido a vos también
quizá porque sabes
cómo te pienso y te enumero

después de todo la nostalgia existe
aunque no lloremos en los andenes fantasmales
ni sobre las almohadas de candor
ni bajo el cielo opaco

yo nostalgio
tu nostalgias
y cómo me revienta que él nostalgie

tu rostro es la vanguardia
tal vez llega primero
porque lo pinto en las paredes
con trazos invisibles y seguros

no olvides que tu rostro
me mira como pueblo
sonríe y rabia y canta
como pueblo
y eso te da una lumbre
inapagable
ahora no tengo dudas
vas a llegar distinta y con señales
con nuevas
con hondura
con franqueza

sé que voy a quererte sin preguntas
sé que vas a quererme sin respuestas.

Poema de: Mario Benedetti.

Una vez me enamore, si ya se que a todos les pasa eso, pero esa vez creí que era para siempre. Bueno aunque pensándolo bien como cada vez que me pasa. Un día ese amor partia al exilio y yo quedaba dolido, y solo atine a tirar este último poema como despedida. Aun así cuando volvi el mundo no volvio a ser el mismo y seguimos caminos separados, pero el poema ahí esta, eso quedo inmovil en aquel parque, bajo aquella sombra de verano, cerca de aquel puente donde nos besamos.