Archivo de la etiqueta: poeta

Los sueños sueños son…

Hoy escribo desde la nostalgía.

Ficciones de Invierno

Hoy escribo desde la nostalgia y desde la esperanza. Nostalgia de un sueño postergado a la espera de ese amor. Allá por dos mil diecisiete
abandone un trabajo para comenzar a cumplir mi sueño. Recorrer América Latina en moto, con una mochila cargada de sueños,
con la música y el arte como compañeras. Tenia casi todo lo necesario para el viaje… tenia la moto, tenia una carpa, ropa, mis libros,
mi guitarra, mis cuadernos y mis ilusiones. Siempre con el sueño de unir todas las banderas y que una goma borre todas las fronteras. Tenia todo pero no tenia a mi amor compañero. Por alguna razón del destino nuestros caminos se separaron y a pesar de iniciar el viaje
de manera solitaria no era lo mismo sin su sonrisa compañera y sin su amor revolucionario, sin su mirada y su apoyo de aliento.
Cada paso el peso de las responsabilidades pesaba más y más en mis espaldas. Vale decir que somos lo que hacemos con lo que
hicieron de nosotros, y aquella joven artista marco en mi pasión y en mi sentir la esencia de su ser. El viaje se convirtió en una peregrinación en busca de algo indescifrable. Quizás desde la nostalgia buscaba reencontrarme con aquella [su]mirada. Sus expresiones, su caminar y su semblante se me dibujaban en la imaginación y el paso de los kilómetros, y la soledad del viaje me demostraban que aquella aventura tendría un sabor amargo si no la tenia a mi lado. Aquella primera cita marco a fuego una historia que dudo mucho que haya llegado a su fin.

Mientras más queres al mundo más te quiero yo.

Anuncios

Las cosas claras [Jorge Roberto Santoro]

Las cosas claras[Manuscrito]…

 

mi voz está en su sitio
el corazón sabe algo más porque me duele

por eso digo:
terrible oficio
es repartir equivocadamente los abrazos
y que el alma viva entre perros hambrientos

uno de mis errores
fue creer que todos éramos hermanos

y ahora
no se le puede cambiar el horizonte a la nostalgia
hay que olvidarse de las viejas sonrisas
y andar con el dolor a cuestas
para que sirva definitivamente

nunca dije
mi lágrima fue grande
sufrí
no me quisieron

cada uno conoce su dolor
y sabe de qué manera hablarle a la desgracia

que venga la vida y me golpee
de nada vale cerrar los ojos

un hombre dormido
es un dolor que descansa

es duro el amor cuando se niega
un día sin embargo recuesta sus abrazos
apoya su misterio en mi cabeza
y me lleva a vivir al primer piso de un incendio

no comparo
simplemente doy mi fruto
y espero

la semilla más humilde
puede brotar el fuego o la hermosura

si estoy acorralado entre dos besos
decido acurrucarme al pie de mi corazón
y sueño

soy triste hasta los zapatos

a la hora del té
mi alegría se sienta y llora conmigo

pero sostengo que un día
aunque el amor sea el hermano implacable de la lluvia
de mi casa a tus ojos
no habrá naufragios

Roberto Jorge Santoro

 

Memorias de un joven despechado…

En el poder de mi pluma todos los encantos.

Al vaivén de las palabras te sueño en silencio. El canto de mi alma exige tu respuesta, la sinceridad del ser. ¿Porque no apareces amor compañero? ¿Porque no luchas por tus sueños? ¿Acaso guardas algo que deba en vano desear?. Brillara el sol en la mañana y saldremos del castillo como dos almas gemelas. Tendrás el canto de mi alma, tendré tu mirada sincera. Te regalare puñados de rosas palabras y verdes atardeceres. Nos encontrara la noche estrellada abrazados y esa luna… oh que puedo decir de ella; Solo espero que esta vez sea creciente. Crearemos nuevos recuerdos que borren los dolores del pasado, cumpliremos sueños y seremos una sola esencia surcando el mundo de lo desconocido.
No es que no tengo ganas de verte. A decir verdad, me derrito con la luz de tu figura. ¿Pero como explicarle al mundo que me enamoro de sueños y no de una figura. Aquella tarde noche del treintaiuno realmente quería estar ahí…
¿O me miento y en realidad quería estar en Cuba? ¿Que deseaba mi corazón realmente en ese momento? No me puedo sincerar. No se a quien ame mas. No se a quien amo mas…A ti, a tu hermana, al amor que voló, al que llego al poco tiempo. Tantas aventuras en tan poco tiempo me convirtieron en Santo. Seguiré viviendo esta corta y efímera existencia de manera solitaria pero pensando siempre en los amores del pasado, que a decir verdad, es por ellos que existo.