Archivo de la etiqueta: Poema

Se me ocurre que vas a llegar distinta…

Se me ocurre que vas a llegar distinta
no exactamente más linda
ni más fuerte
ni más dócil
ni más cauta
tan solo que vas a llegar distinta
como si esta temporada de no verme
te hubiera sorprendido a vos también
quizá porque sabes
cómo te pienso y te enumero

después de todo la nostalgia existe
aunque no lloremos en los andenes fantasmales
ni sobre las almohadas de candor
ni bajo el cielo opaco

yo nostalgio
tu nostalgias
y cómo me revienta que él nostalgie

tu rostro es la vanguardia
tal vez llega primero
porque lo pinto en las paredes
con trazos invisibles y seguros

no olvides que tu rostro
me mira como pueblo
sonríe y rabia y canta
como pueblo
y eso te da una lumbre
inapagable
ahora no tengo dudas
vas a llegar distinta y con señales
con nuevas
con hondura
con franqueza

sé que voy a quererte sin preguntas
sé que vas a quererme sin respuestas.

Mario Benedetti

 

Artes dramáticas

Vos ibas hacia el río
Yo esperaba sentado
Atado al sentimiento
¿El encuentro?
Tu sonrisa y mi alegría
Curiosa elegía
Caminamos a la mar
Yo con mi bombacha
Vos con tu vestido rojo
Ojo al piojo, que la cita
Solo duro doce horas
Tu belleza y mi poesía
Iban de la mano
Nos hermanamos
¡Pero duro un instante!
Aunque la menguante naciera
Y el oleaje rugiera
Fue tan breve el amor
Fue tan largo el dolor…

 

Nos vemos el próximo domingo a las 09:44 (hora española).

Al Che…

Lo han cubierto de afiches /de pancartas

de voces en los muros

de agravios retroactivos

de honores a destiempo

lo han transformado en pieza de consumo

en memoria trivial

en ayer sin retorno

en rabia embalsamada

han decidido usarlo como epilogo

como última thule de la inocencia vana

como anejo arquetipo de santo o satanás

y quizás han resuelto que la única forma

de desprenderse de él

o dejarlo al garete

es vaciarlo de lumbre

convertirlo en un héroe

de mármol o de yeso

y por lo tanto inmóvil

o mejor como mito

o silueta o fantasma

del pasado pisado

sin embargo los ojos incerrables del che

miran como si no pudieran no mirar

asombrados tal vez de que el mando no entienda

que treinta años después sigue bregando

dulce y tenaz por la dicha del hombre

20160430_135541
Dedicado a mis compañeros de la Juventud Guevarista.