Archivo de la etiqueta: Medina De Pomar

Calle paraguay 002

De pronto me paré asustado. Acababa de ocurrírseme que si tenía carta de mi Rubia no podía ser jamás aquella que yo me recitaba, porque ésa era una invención mía. Y desde entonces procuré desviar mi pensamiento de las palabras que me habría gustado que me escribiera, temeroso de que esas frases, que eran cabalmente las más deseadas, las más queridas de todas, se vieran excluidas del campo de las realizaciones posibles, por haberlas enunciado yo. Y si, con verosímil coincidencia, esa carta que yo había compuesto hubiera sido la que mi Rubia me escribiera, al reconocer mi propia obra, no habría tenido la impresión de recibir una cosa que no salía de mí, real, nueva, una dicha exterior a mi espíritu, independiente de mi voluntad, don verdadero del amor.

Ficciones de Invierno

Mi vida se desperdicia segundo a segundo porque mi ser no se encuentra en el lugar que desea. Me gusta denominarlo una especie de efecto colateral al desplazamiento del sujeto. Es decir, ubicarse en un punto determinado del universo donde es retenido por voluntad ajena y del cual no se posee libertad para liberarse. Es un afecto que le oprime a uno el pecho, le cierra la garganta y le obnubila las ideas. En cierta manera es una forma de sentirse preso del ambiente, de esta realidad que se presenta ante nuestros ojos. Estoy tan preso de m mismo que la única libertad que poseo es la de escribir mis sentimientos y plasmarlos en palabras. Estoy en el hemisferio norte en pleno invierno. Después de haber vivido el invierno del hemisferio sur este es el segundo consecutivo. Mi piel dejo de tener ese color bronceado que caracteriza a los habitantes de las tierras tropicales y que es debido a la exposición continuada al sol. Poco a poco me convierto en un papel blanco y sospecho que con el tiempo dejare hasta de existir. Mi ser se transparentará poco a poco hasta permitir el paso de la luz a través de mi materia. Soy la nada en persona. Mi tiempo se escurre entre los dedos como un puñado de arena seca que se toma en una playa lejana al calor del verano. Grano a grano caigo, me pierdo en la gravedad y me desintegro en la multitud que se haya en el suelo. Soy la ira contenida en las venas. Grito con todas mis furias, pero por fuera estoy inmutable. Mi expresión denota indiferencia en su máxima expresión. Mi semblante no se modifica ante el entorno, perdió las energías para realizar cualquier movimiento. Estoy en un limbo existencialista donde nada llama mi atención. La muerte se me representa como un momento más de mi vida. Es el ocaso entre las sierras. La noche oscura en medio de la pampa, sin iluminación artificial podría compararse fácilmente a la nada que se asemeja a morir. Mi cuerpo ya no tiene vida. Habla mi mente y mis dedos reaccionan y convierten estas palabras en caracteres. El ser se expresa. Miro hacia arriba y descubro la luna, fiel compañera de horas sin sentido, donde ocupo el tiempo simplemente existiendo. He muerto definitivamente o podré resucitar. Me pregunto porque a mí. Soy la intriga acumulada hablando por el sujeto. Puede ser que la realidad se confunda con la ficción. Un libro puede recordarnos con mayor lucidez un momento de nuestra existencia mejor que lo haría nuestra propia conciencia. Acaso la escritura es la mejor representación de la realidad. Mil preguntas escapan constantemente hacia mi pasado esperando poder adentrarse en algún recuerdo olvidado y retrotraer al presente información olvidada. Tarea más que difícil. El presente se reconstruye segundo a segundo. Los hechos dejan de ser tal para convertirse en interpretaciones. Si uno rememora un momento de su existencia donde osaba en tomar decisiones con el corazón, como poder distinguir si era de esa manera o simplemente el significado se lo otorgo el tiempo y en aquel pasado se actuó sin premeditación. Soy el rehén de mis propias historias.

Remix 04_08_2018 (Con link de Descarga)

 

Enlace de Descarga

 

Seguir leyendo Remix 04_08_2018 (Con link de Descarga)

La union de Jovenes Comunistas…

Afiliate al Partido Comunista de Medina de Pomar.

Acá el discurso completo a los Jovenes comunistas…

CONTACTO: mihai_doc@hotmail.com

Escribo que escribo…

Escribo. Escribo que escribo. En el pensamiento me veo escribiendo que escribo además me puedo ver viéndome que escribo. Me recuerdo escribiendo y lo mismo viéndome que escribía. Y me veo recordándome que me veo escribiendo y me recuerdo viéndome que me recuerdo que escribía y escribo viéndome escribiendo que me recordaba que me vi escribiendo que escribía y que escribo que escribía. Y además, me puedo imaginar escribiendo que ya escribí que me imaginaba que me veo escribiendo que escribo.

Salvador Elizondo, El grafógrafo.

 

 

 

Cumple sus sueños quien resiste.

 

¡Piu Avanti!

No te des por vencido, ni aun vencido,
no te sientas esclavo, ni aun esclavo;
trémulo de pavor, piénsate bravo,
y arremete feroz, ya mal herido.

Ten el tesón del clavo enmohecido
que ya viejo y ruin, vuelve a ser clavo;
no la cobarde intrepidez del pavo
que amaina su plumaje al menor ruido.

Procede como Dios que nunca llora;
o como Lucifer, que nunca reza;
o como el robledal, cuya grandeza
necesita del agua y no la implora…

Que muerda y vocifere vengadora,
ya rodando en el polvo, tu cabeza!

Medina de Pomar

Cinco años después vuelvo a caminar la ciudad que me acogió en mi adolescencia. Deshago los caminos que alguna vez supe descubrir. Cada tanto me reencuentro en una encrucijada furtivo y breve con alguna persona que formo parte de mi pasado. Claro esta que hemos cambiado, pero algo siempre permanece. Son micro segundos en los cuales el ser se transporta al momento en que compartimos, a esa versión mas joven de nuestra propia existencia, a ese recuerdo casi perdido que renace por el hecho de reencontrarse con alguien que hace mucho no se ve. Yo no se si seré músico, escritor, sociólogo, o quien sabe que me depare el destino. Pero comprendo que en mi reside la pasión por escribir y relatar con palabras el quehacer diario de esta realidad que se llama vida. Ciertas veces creando fantasías, micro relatos imaginados, otras veces actuando como un termómetro social y verterlo a la poesía. Reconozco que he tratado de realizar análisis sociológicos en base a mis lecturas, pero distan mucho de ser artículos técnicos. Por ello me limito a escribir para aprender, para comentar mis dudas, mis pasiones, mis historias, mis fracaso o mis ilusiones. Escribo porque de alguna forma busco permanecer en esta corta y dura existencia, escribo también porque como diría Gabriel Celaya, la poesía es un arma cargada de futuro. Soy esto que poco a poco aprende a ordenar sus ideas para que esto que sale de mi tenga coherencia y cohesión, pero tengo muy en claro que debo formarme para que mi imaginación crezca, así como también debe crecer mi conocimiento sobre la propia realidad. Mientras tanto queridos lectores pido perdón por fallos que iré cometiendo en este proceso de aprendizaje, pero esto es lo que hay a día de hoy, si puedo dar certezas de algo es de que soy cien por ciento mio.

El eco de tu voz

En otro tiempo el acento no era tan marcado o si existía se escondía por vergüenza a la discriminación. Era un joven más introvertido y con un complejo marcado de inferioridad. Pero el tiempo paso y los kilómetros se sumaron a su espalda. El paso del tiempo no solo curo heridas, sino que también enseño lecciones, algunas más que valiosas, que si uno está atento son muy enriquecedoras para el alma. Aquel joven inmigrante tenía la capacidad de adaptarse rápidamente, tanto así que aprendió un idioma nuevo en tan solo un año, y tras su llegada al nuevo país volvió a retomar ese camino que implica aprender y adaptarse. Recuerda aquel memorioso que, en uno de las salidas, que hacen los adolescentes para celebrar que son seres que existen sin preocupaciones, una joven salvaje local le pidió que le mostrase la tonada foránea indicando así que sentía aprecio por el canto de otras latitudes. El joven disminuido en su esencia por los recuerdos y el pasado que se distanciaba cada día del presente no tuvo ni el interés ni la motivación para demostrar su verdadero ser y aquella historia quedo poco a poco en el olvido. Era una bella habitante de la selva, con finos rasgos autóctonos, tenía, si mal no recuerda aquel joven, un gran carácter y un sentido del humor muy refinado. El tiempo y el constante devenir de la realidad, que jamás vuelve a ser dos veces la misma, los distanciaron. Pero también el tiempo y el espíritu aventurero de él, hicieron que sus destinos se cruzaran una vez más. Así fue que durante un instante sus seres se encontraron, y a pesar de no reconocerse ella sintió en el aire esa tonada extranjera, e identifico el matiz del sonido que alguna vez deseo escuchar. Su encuentro fue tan breve que ninguno tuvo tiempo de comprender que había pasado allí, pero ambos saben que el encuentro de esos dos seres representa un encuentro con su pasado, con aquella juventud perdida, con aquellos momentos en que las mayores preocupaciones eran asuntos superficiales y lo que más interesaba al organismo biológico era la pasión del león que rugía dentro del pecho. Tal vez sean solo palabras o tal vez recordó sentimientos de una adolescencia en la que supo amar como solamente aman los aventureros. Aquí tengo todo el papel, solo me falta la lapicera para seguir escribiendo mi historia.

[Antonio Machado)

 

YO VOY SOÑANDO CAMINOS

Yo voy soñando caminos
de la tarde. ¡Las colinas
doradas, los verdes pinos,
las polvorientas encinas! …
¿Adònde el camino irá?
Yo voy cantando, viajero
a lo largo del sendero…
—La tarde cayendo está—.
«En el corazòn tenía
la espina de una pasiòn;
logré arrancármela un día,
ya no siento el corazòn.»

Y todo el campo un momento
se queda, mudo y sombrío,
meditando. Suena el viento
en los álamos del río.

La tarde más se oscurece;
y el camino que serpea
y débilmente blanquea
se enturbia y desaparece.

Mi cantar vuelve a plañir:
«Aguda espina dorada,
quién te pudiera sentir
en el corazòn clavada.»

Libertad.

20161011_164845.jpg
Graffiti tomado por alguna callecita de Buenos Aires.

 

¿Cuánto cuesta tu tiempo de vida? ¿Cuánto estarías dispuesto a que te paguen por tu trabajo?
Porque si me pongo a hacer calculo mi tiempo de vida vale más que cualquier sueldo mundano; si así de sencillo. ¿Qué hay más importante en esta vida que el tiempo? Cada vez más la gente vive esclava del trabajo, creyendo que es la única opción para sobrevivir en esta realidad. ¡Pobres conciencias, despierten!

Recuerden que la vida es eso que hacen cuando salen del trabajo, ¿o acaso su vida es tan aburrida que cuando salen del trabajo duermen? ¡Vivan que la vida es alegría, felicidad y música! Hay gente que vive tan aburrida que hace horas extra, y peor hay gente que aún no sabe qué hacer con su vida. El tiempo para la familia, el arte, el ocio es lo más importante. No hay dinero que pueda pagar mi libertad. ¿Con cuantas cosas intentaran seducirme? ¿Con que lujos podrán comprar mi tiempo? ¡Si lo que más quiero en esta vida es mi libertad! Pobres seres, sigan acumulando riquezas que cuando el tiempo nos hermane en el corral de los quietos verán, solo allí, quien tuvo una vida más rica. Tal vez no llegue con un estomago prominente, pero llegare lleno de recuerdos y dejare en mi paso miles de vivencias y creaciones. Porque la vida es eso que pasa mientras se está haciendo otros planes (creo que es frase de Woody Allen). Hagan lo que les gusta y recuerden que ser feliz es lo que importa. Cada día veo más jóvenes esclavos de las corporaciones, cada vez menos jóvenes apasionados por la lectura, por la música, por el arte. Cada vez más presos de la rutina, de la vida gris, de las falsas amistades, presos del consumismo, de las modas, de las obligaciones. El verdadero crecimiento personal es cultural. Tener más objetos personales llenara tus alrededores, pero no te llenara el espíritu.

Aun no vivo de la escritura, pero sé que alguien me dará la posibilidad de ello, mientras tanto existo.

¡Sean felices!

Recomiendo: https://www.youtube.com/watch?v=HizrkIsNuUQ
Síganme los buenos!

Medina de Pomar [1]

La política y la gente…

Bueno hoy toca política. Hoy toca hablar de aquí y de allá, porque nadie duda de que la organización vence al tiempo, y que el tiempo es tirano. Ahora  estoy en Medina de Pomar, una bella comarca de las merindades, pero…

¿Dónde están las discusiones sobre política? Pareciera que a la gente se le olvida que más allá de las cañas que se tomaran esta noche, o los pinchos de tortilla que se comerán mañana a la mañana hay algo más importante y es la organización de la población.

¿Qué partido gobierna en Medina de Pomar? ¿Hace cuánto tiempo? ¿Qué porcentaje de la población esta empadronada? ¿Cuántos acuden a votar? ¿Cuáles son las propuestas de cada uno de los partidos políticos?
Organización que no solo afecta a las personas sino también a la propia infraestructura. Preguntas que se me hacen presentes así, sin mucho análisis: ¿Qué ha hecho el municipio por la población en los últimos años?
¿Qué posibilidades educativas ofrece a los egresados de la escuela secundaria?
¿Cuáles son las medidas que llevo a cabo en los últimos años para fomentar el empleo local?
¿Qué ha hecho el municipio para fomentar la cultura?
¿Qué importancia le da el municipio a la cultura? ¿Cuáles son los proyectos para los más jóvenes? ¿Y para los adultos?
¿Cómo ayuda a los emprendedores locales?
¿Se fomenta el deporte?
¿Dónde se organiza la gente para discutir las problemáticas locales?
Si pluralidad de voces significa democracia… ¿Dónde están las distintas sedes de los distintos partidos políticos?
¿Por qué los alquileres son tan elevados? ¿Acaso es una respuesta a la especulación financiera?
¿Cuántos viven sin trabajar a costa de la espalda de los asalariados? ¿No debería el municipio ofrecer planes de pago de viviendas a los habitantes de la localidad? ¿O acaso es mejor que unos pocos se enriquezcan a costa de otros muchos seres que dejan sus pulmones en el día a día, sacrificando la mitad de su salario porque no tienen techo?
¿En cinco años cuantos grados superiores o grados medios se añadieron en la localidad?
¿Cómo se fomenta la vida universitaria desde Medina de Pomar?; Ya que universidad no hay, ¿Abrió alguna pensión en Bilbao o Burgos para ofrecer alguna solución habitacional a los estudiantes universitarios?
¿Hay becas de transporte o descuentos para los alumnos que estudien fuera de Medina de Pomar?
¿Hay concursos literarios?
¿Ofrece Empleos para personas con discapacidades físicas?
¿Si los grandes mayoristas afectan a los pequeños comerciantes, no deberían regularse de forma discriminada su radicación y sus contribuciones impositivas?

Más allá de estas simples preguntas que azarosamente cruzaron por mi imaginación, tengo muchas más que iré tratando de organizar y de compartir con ustedes, porque tengo la ventaja de querer analizar la realidad para bien, porque el progreso siempre está iluminado con la luz de la razón y de la ciencia.

Aun me queda mucho por interpretar en la sociedad española, en sus costumbres, en sus creencias y sus tradiciones, pero de una cosa estoy seguro, la palabra es el arma más importante que tiene el ser humano.

No cabe duda que tener a una población bien alimentada y distraída con buenos contenidos multimedia son más que suficiente para dominarlos, pero no sucede así con escritores independientes.

Aun no tengo mi título pero soy un sociólogo en continuo proceso de aprendizaje.