Archivo de la etiqueta: De mi viaje por Francia

De mi viaje por Francia

Largo recorrido hermano mío. Desde que descubrí que soy escritor de mi propia existencia las cosas se alinean para que todo salga de la mejor manera posible. Un escritor en los tiempos que corren quien se lo hubiera creído. Acá estoy en Francia viajando solo porque aquel amor no me quiso acompañar. Tan difícil es encontrar a alguien que quiera tener el mismo porvenir que uno. O será que aún no he dado con mi media naranja. Los pies me queman de tanto caminar. Cambio mis zapatillas por mis ojotas y viceversa un par de veces al día. Escribo, leo, toco la guitarra, si tengo plata me doy algún lujo como puede ser una Coca-Cola. Por lo demás mi vida es bastante simple. Ahora estoy siguiendo a la banda de mis amores. Chico Trujillo, música chileno colombiana que me alegra el alma en estos momentos de depresión continua. Trate de tocar en el subte en Marsella. Recaude dos euros en cinco minutos. Haciendo cálculos creo que no está nada mal. Al día siguiente pedí agua caliente en el bar de la estación de trenes de Marsella y compré un Croissant. De Marsella a Lyon donde tuve una curiosa, pero interesante charla con una chica que creo que no comprendió que es lo que andaba buscando. O yo no acerté con sus deseos. Hoy tengo ganas de dormir en hotel. No sé si llegare a tiempo para recargar energías e ir a tocar al subte. Tengo más hambre que piojo de peluca y más sed que un camello en medio del desierto. Veré si al explicar acierto a contar lo que me sucede.

Largo recorrido hermano mío. Desde que descubrí que soy escritor de mi propia existencia las cosas se alinean para que todo salga de la mejor manera posible. Un escritor en los tiempos que corren quien se lo hubiera creído. Acá estoy en Francia viajando solo porque aquel amor no me quiso acompañar. Tan difícil es encontrar a alguien que quiera tener el mismo porvenir que uno. O será que aún no he dado con mi media naranja. Los pies me queman de tanto caminar. Cambio mis zapatillas por mis ojotas y viceversa un par de veces al día. Escribo, leo, toco la guitarra, si tengo plata me doy algún lujo como puede ser una Coca-Cola. Por lo demás mi vida es bastante simple. Ahora estoy siguiendo a la banda de mis amores. Chico Trujillo, música chileno colombiana que me alegra el alma en estos momentos de depresión continua. Trate de tocar en el subte en Marsella. Recaude dos euros en cinco minutos. Haciendo cálculos creo que no está nada mal. Al día siguiente pedí agua caliente en el bar de la estación de trenes de Marsella y compré un Croissant. De Marsella a Lyon donde tuve una curiosa, pero interesante charla con una chica que creo que no comprendió que es lo que andaba buscando. O yo no acerté con sus deseos. Hoy tengo ganas de dormir en hotel. No sé si llegare a tiempo para recargar energías e ir a tocar al subte. Tengo más hambre que piojo de peluca y más sed que un camello en medio del desierto. Veré si al explicar acierto a contar lo que me sucede.

 

IMG_20180719_004657_263.jpg

Anuncios

Marsella

Ayer llegue a Marsella desde Paris. El objetivo era poder llegar a ver a la banda de mis amores y porque no decirlo buscar en el fondo de mis ilusiones a esa rubia que me cruce en la estación de Bordeaux al subir y en Paris al Bajar. Claro está que no siempre las cosas salen como uno las calcula, pero esta vez, aunque por diferente tuvo su lado fantástico. ¿Cómo fue que sucedió? Pues sin saber cómo continuar… sin dinero y sin comida varado en un pueblo de Francia pude subirme a un tren que me acercara a Marsella. La realidad es que viajar sin boleto tiene la única ventaja de mover el ser de este lugar hacia aquel otro, pero por lo demás es todo transferencia de conocimientos entre los que van arriba del tren. Es decir, uno aprende el oficio del guarda, el del empleado de limpieza, el del de seguridad, como el de cualquier otro empleado del tren o las estaciones. Es mucho más enriquecedor para el espíritu viajar de esta manera pues uno no solo contribuye a la mejora colectiva del servicio sino que además aporta otros puntos de vista para situaciones cotidianas que suelen ser analizadas desde una única perspectiva. Ejemplo de ello es que viajando a parís cambie el papel higiénico del baño, además limpie los papeles de mismo…