Archivo de la etiqueta: bucuresti

Biblioteca Central de Bucurest

El día comenzo de la mejor manera posible, con un despertar natural en un pais frío pero con una calefacción central que le pone el pecho al asunto. Tras hacer un poco de orden en al habitación y luego en la cocina me cambie y partí a la biblioteca. Creo que aun me cuesta cerrar la boca, la biblioteca central de Bucuresti es realmente fabulosa. El trato que recibí de los allí presentes fue mas que coordial, se nota que les gusta su trabajo. Yo por mi parte, que como visitador de bibliotecas, soy bastante analítico, descubrí ciertas cosas que me llamaron la atención. Para empezar la biblioteca tiene el lujo de un hotel cinco extrellas, solo que allí la gente no va a dormir, sino a leer. Sin duda algunas todos sabemos que leer hace bien, y un pais que considera indispensable tener una bilbioteca semejante, es un pais que se gano mi respeto. Para empezar a comentarles la biblioteca se maneja con un sistema de tarjetas magneticas para ingresar, bastante organizado y controlado. Mas hay también un guardaropa y un locker donde poder depositar las pertenencias. Esta dividida en pisos y cada piso tiene su sector aislado de los demás. Tras elegir el lugar donde me sentaría a leer y aprender un poco de rumano descubrí que no hay tantos libros como debería ser, al menos en apariencia. Quizás sea tan solo una primera impresión sin mucho análisis,  Por ello creo que sera necesario otro paseo por allí para seguir explorando y porque no decirlo, seguir aprendiendo mas sobre esta cultura que es la que llevo en la sangre y la que me heredo mi Madre.

Je t’envoie un message…

10210671408075991

Cuak. Pato ñato, pato ñato. Un libro puede significar mucho o puede tirar toda una fantasía a lo más hondo del olvido. Sueño con conocer la lengua rumana, aunque a decir verdad suena mucho mejor la “Limba Romana”. No sé qué tiene esta hermosa fonética que todo lo endulza. Quizás es porque se trata de otra lengua romance, al igual que el francés. Sé que me estoy adaptando a un mundo nuevo, a costumbres diferentes, a nuevos hábitos y a nuevas amistades. Aun soy medio reacio al cambio y soy constante en mis modales. Hoy a pesar de que la policía me dijo que no ría en la foto del DNI demostré un lindo semblante. Luego pregunte, obviamente en rumano, como debía hacer para cambiar mi nombre, a lo cual, automáticamente comenzó a contar su historia acerca de cómo tuvo que cambiar el nombre a una de sus hijas gemelas porque de otro modo, una de ellas no recibía dulces durante el día de su santo.  Aclaro para los no habitués de estas tierras, que muchos nombres están ligados a los santos, y cada uno de ellos posee un día en el calendario, por lo que además de tu cumpleaños, uno tiene otro día para celebrar. O para simplemente para hacer una mudanza. Claro que si uno hace una mudanza en vez de festejar puede caer en un grave error de que su novia se enamore de algún que otro ayudante, en lo que a desplazamientos de objetos se refiere. Por lo que los santos pueden intervenir en la jugada y hacer que la mudanza de vivienda se convierta en cambio de vida, aunque a decir verdad no siempre viene mal un cambio de aires. Aun así creo que solo nos podremos conocer a través de los libros, y Coelho me parece demasiado comercial. Por lo demás pato ñato, pato ñato.

Pase – Ando.

Bueno para empezar voy a escribir unas lineas de mi hermosa travesia por la vieja Europa. Y para entrar en clima voy a contar que mientras escribo esto escucho Entre Dos Aguas de Paco de Lucia. El mismo artista que me acompaño durante tantas noches de soledad en aquel trabajo frente al río. Horas largas, horas en las que a decir verdad fui un amante de la soledad y ese tiempo que uno puede dedicarse a uno mismo, para conocerse y para explorar que quiere y descubrir que es lo que a uno le gusta. Hoy juego el mismo juego, me adapto al cambio, en un pais que alguna vez me vio crecer durante un breve período de mi vida, cuando tenía 15 años y hasta mi partida a España a los 16. El idioma y la cultura me esperan con los brazos abiertos, esta en mi esforzarme por aprender y adaptarme. Para ello, leo constantemente en Rumano, si bien aun no he caminado mucho esta ciudad poco a poco me voy adentrando en ella. Según leí es una especie de mini París, pues no quedara otra que conocerla.