Archivo de la categoría: Sociología

Universidad del País Vasco [Ingreso]

Los segundos se agotan momento a momento. El pasado parece tan lejano y sin embargo el café que tome hace unos minutos todavía lo siento en el paladar. Y en el aire. Todo se volvió efímero. Junto a mi todos los cuadernos y los libros para el ingreso a la universidad. Siento que perdí nuevamente mi libertad. ¿Sera mi castigo por no poseer libertad financiera? Si tan solo encontrara la brecha a este sistema que me oprime cada día mas. No será porque no lo intente. Mi espalda está destrozada por descargar bolsas de harina de cincuenta kilos, lo mismo que mi cervical. A veces quisiera agarrar ese reloj y gritarle que se detenga, que deje de girar. Pero él está ahí. Fijo en la pared. Constante en su movimiento. Hoy una vez más me cuestiono el porqué de todo. Vuelvo a chocarme con las integrales y las derivadas. Una vez más en mi vida. Con que sentido me pregunto. Si hace un par de años sabia todas las formulas, aplicada a la gran mayoría de los casos que se le suelen dar a un estudiante. Si hoy, tras cinco años de vida, donde además de ingresar a la carrera de medicina, y de cursar dos años, tuve el placer de cursar asignaturas mucho más difíciles que unas simples formulas sin sentido aparente. ¿No es acaso una pérdida de tiempo? No me parece necesario para una prueba de acceso a una carrera de sociología. En vez de ello deberían preguntar qué opinión se tiene sobre la situación de tal o cual país. Sinceramente creo que esta prueba de acceso a la universidad del País Vasco me dejara afuera. No porque no pueda prepararme sino porque prefiero invertir mi tiempo en seguir profundizando mis conocimientos en cuestiones más relevantes. ¿Acaso un comentario de texto sobre una noticia cualquiera puede ser un filtro para mi ingreso? ¿Un comentario sobre qué asunto? En vez de ello enviare este texto a la universidad, quiero que se me juzgue por mi madurez y no por unas pruebas estándar que a mi entender y a diferencia de lo que dicen son muy poco específicas. En vez de ello podrían sugerir que sin un alumno pretende entrar a sociología lea tres o cuatro libros de índole social y prepare algún trabajo o un determinado análisis. Yo por mi parte prefiero leer a Pier Bourdieu y realizar un análisis sobre la televisión. Sobre el lenguaje que utiliza diariamente, sobre como manipula las conciencias, sobre cuáles son las estructuras que subyacen a los informativos, y como son capaces de generar odio a través de la información que difunden. Basta escuchar un telediario para comprobar a que me refiero. El trato hacia los extranjeros, la discriminación hacia los jóvenes, las violaciones, los robos, los accidentes, todos son presagios negativos y manipuladores. El futbol como deporte de consumo y generador de modas. Los programas de citas, generadores de patrones de conducta, la cosificación de la mujer, la idiotización del ser humano como canon moderno. Creo que un estudiante debería ser filtrado por algo más que las derivadas y las integrales.

El crecimiento humano se mide no solo por los bienes que se posee sino por el valor que este le otorga a la cultura. Por mi parte soy procedente de España, nacido en Bilbao en 1992 pero habite en tierras argentinas hasta los quince años. A mis quince años cambié de horizonte y fui a conocer y adaptarme a otra cultura totalmente diferente, la rumana. Tras un año en aquellas tierras pude aprender el idioma y sus costumbres, comunicar con mis familiares, contarles las diferencias entre Argentina y Rumania y hasta hacer amigos extra familiares. A mi dieciséis partimos hacia España. Otra vez el mismo procedimiento. EL mismo cambio cultural, pero con un punto a mi favor, el idioma. De nuevo la adaptación al cambio, tolerar la discriminación inicial, primero por ser de un país de Europa del Este y luego por las costumbres, las diferencias lingüísticas, la diferencia económica y obviamente la cultural. Con el tiempo pudimos adaptarnos con todo lo que ello implica. Me rodee de amigos españoles, hice propias sus tradiciones, me amolde a sus normas y me empape de su burocracia. A mis veinte años cansado de la rutina y de las pocas posibilidades que me ofrecía en cuanto a libertad de estudios. Porque he de admitir en estas líneas que el sistema español para acceso a la universidad me parece totalmente inservible. A mi entender, desde la comparación con una de las universidades publicas más prestigiosas de Latinoamérica, me refiero a la Universidad de Buenos Aires, el sistema español deja mucho que desear. Desde lo micro (no tengo las herramientas ni los conocimientos para hablar en macro), muchos compañeros terminan estudiando carreras de grado que no deseaban.

Yo por mi parte como sujeto libre a mis veinte años y tras no poder acceder a la carrera de Medicina en estas tierras, intente el ingreso en la Universidad de Buenos Aires, donde el filtro son asignaturas relacionadas con la misma carrera. Hoy me encuentro en España nuevamente tras cinco años en Argentina, donde no solo estudié dos años de medicina, sino que pude comprender un poco más la realidad.

Comprender la importancia de los movimientos sociales, el tratamiento que se les otorga desde el poder mediático, las corrientes sociales, los partidos políticos y su desarrollo. Comprendí también la diferencia entre una economía más proteccionista y una economía más liberal. Y pude comprenderlo al ver en carne propia como afectaba a las pequeñas y medianas empresas. Puede que no pase las pruebas de acceso a vuestra universidad, pero les comento que los conocimientos que poseo van mucho más allá de un comentario de texto a una prueba inglés.

Por ejemplo, puedo comentar que comprendo la inmigración desde otro punto de vista. Desde el cual, como habitante ocasional de esas tierras (hago referencia a Rumania), a las cuales tuve el placer de volver a visitar este año y pude comprobar como cambio el comercio con la amplia apertura de Rumania a los mercados del mundo. Que sucede a pie de calle no es difícil de comprender, al menos para mí. Cientos de miles de cadenas de hipermercados se han instalado en el país, dejando sin trabajo a pequeñas y medianos comerciantes cuyo sustento diario era su negocio. Las implantaciones sin límites de estas megaempresas internacionales son causantes del empobrecimiento general de la población que tiene que buscar nuevas alternativas para su subsistencia. El boom de las casas de apuestas deportivas, donde ciento de rumanos viven sin trabajar, a costa del dinero de otros cientos que esperan abandonar su condición de empleados con un golpe de suerte. La sociedad de consumo de la cual habla jean Baudrillard se ve claramente en aquel país. La radicación de grandes firmas internacionales dedicadas al servicio que ven en la deslocalización una posibilidad de crecimiento y encuentran en aquellas tierras mano de obra barata. Cientos de miles de jóvenes rumanos caen presos de las multinacionales, con sueldos paupérrimos y jornadas de trabajo extenuantes. Sin duda alguna merece un análisis mucho más detallado y en profundidad.

Por su parte hoy me encuentro en España. Sociedad que me acogió en mis primeros años de adolescencia y a la cual vuelvo hoy tras cinco años en el extranjero. Veo la misma cultura alcohólica, jóvenes que entran al consumo de alcohol desde temprana edad, veo un sistema educativo demasiado exigente que termina actuando como filtro en el acceso a la universidad. Veo también una falta total de discusión política. Y la poca que veo es basada en los medios de comunicación. Veo una copia de una copia de otra copia. Y podría seguir pero tengo que estudiar las benditas derivadas e integrales.

¿Porque escribo?

cropped-viajantedelnortinstakeep_d189d.jpg

Porque cuando conté a aquellos que me rodeaban que la chica que me gustaba me había escrito un libro me tacharon de loco. Que esas cosas no son posibles, que son delirios tuyos, que juntarte con tal o cual te hizo mal, que vos tener que hacer esto o aquello. Miren ustedes incrédulos. Miren como el ser se expresa en palabras y hoy más que nunca creo que aquella persona tan especial escribió aquel libro para contar nuestra historia y para hacérmela saber. Por eso estoy en guerra con mi pasado y lo seguiré estando hasta que me muera. No me interesa lo que piensen de mí. No voy a pedir perdón a nadie por obrar como lo hice. El ser humano es libre por naturaleza.  Si obre como lo hice fue porque en ese momento lo creí y lo creo acertado. ¿Dónde se vio el dar órdenes a la libertad? Yo nací sin amos. Si para ustedes abandonar un trabajo y una carrera que me torturaba, ademas de cambiar de tierras, significa que estoy perdido en mi existencia son ustedes los equivocados no yo. ¿Dónde dice que el ser tiene que arraigarse si o si en un determinado lugar? Vaya patrañas. Solo las almas mediocres tienen miedo al cambio y aguantan un pésimo trabajo y una pésima vida. Los espíritus elevados no tenemos miedo a nada, ni siquiera a la muerte. La vida merece ser vivida con coraje. Aquellos que se acostumbran a agachar la cabeza son almas esclavas y sumisas. ¡Viva la libertad! Basta de ser falsos, basta de juzgar a los demás con prejuicios. Basta de moralismos. Estoy cansado de todo eso. Ya no salgo de fiesta. No me interesa el mundo que me rodea. No tengo mi motocicleta. No tengo mi registro. No tengo mi verdadera identidad. Ni mi armónica, ni mi biblioteca, ni mi antigua guitarra que tanto me costó comprar. No tengo mi carpa, ni mis abrigos tan queridos. No tengo mis sueños. Soy un alma encerrada en un cuerpo que hace tiempo murió. Hoy vivo la vida, pero muerto. ¿Qué estimulo podrá despertar mi interés por la vida nuevamente?

Sábado 04:04 04/02/2018 Hora Española.

Sudamerica

10210145080318126
Diario de Viaje

Se han encargado de separarnos. De que nos importe muy poco la cultura de un país vecino. De que no amemos a aquellos que se encuentran a una frontera de distancia. En vez de ello nos inducen a odiarlos. A discriminarlos. A pensar que el de al lado es enemigo nuestro. Hoy me paro dentro de la frontera Argentina, pero desde Europa. Odio a los bolivianos, odio a los peruanos, a los brasileños, a los chilenos y hacia los paraguayos. Unos pactaron con los ingleses, otros vienen a robarnos el trabajo, los demás o son enemigos del fútbol o los discriminamos por su forma física, su manera de pensar o la miseria que existe en su país. Todos ellos son considerados perjudiciales, dañinos y peligrosos para los individuos argentinos. El de al lado siempre es el canalla, es rufián, es ruin. Sin embargo nos invitan o nos seducen a que adulemos la cultura Estadounidense, que amemos el turismo hacia Europa o hacia horizontes lejanos. Nos invitan a creer que el mundo es así desde siempre. O mejor aun, no nos invitan a pensar en nada; Usted solo consuma lo que nosotros le damos. Uno simplemente asimila la información que esta en los medios, en el inconsciente colectivo, en el sentido común. La digiere y luego la vomita. ¿Cuanto tardara el pueblo argentino en comprender que el de al lado es hermano? Que la unión es crecimiento. Que la cultura es aprender del otro. Mientras los pueblos Sudamericanos no se despierten de la opresión a la cual están sometidos, serán dominados siempre por intereses foráneos. Escribo desde el exilio. Desde la distancia es más fácil conectar con las diferentes culturas. Con la distancia el análisis se hace mas sencillo. Me seguiré formando.

Telecinco y su violencia.

Aun no comprendo el papel de los telediarios españoles. Si para ellos informar es contar una noticia catastrófica tras otra como si en España se estuviera cayendo el cielo. Catástrofes, muertes, abusos sexuales, incendios, discriminación, robos a ancianos, tráfico de drogas, heridos de accidentes, entre tantas otras noticias. Vamos que el mundo no es todo color negro, ellos son unos vendedores de muerte, porque ellos hacen negocios con el miedo de la gente, con un pueblo acobardado, son los verdaderos culpables de que la sociedad piense como piensa. De solo pensarlo me deprimo, me dan ganas de salir a pegarle al mundo, ¡que se despierten! Cada tanto una noticia sensacionalista, donde se ponen en sentimentalistas, como por ejemplo una tortuga marina a la que curan por tener un plástico en la nariz. Claro que contaminar y arrojar basura al mar está mal, nadie duda de ello, chocolate por la noticia Telecinco, pero en vez de ser tan sensacionalista podrías dar consejos sobre como reciclar, para no contaminar tanto y para ser más ecológicos. Puras patrañas en la televisión, falsa moral al servicio de las grandes multinacionales. Las noticias fantásticas están a la orden del día, claro entre tanta violencia tienen que mantener a la gente pegada a la televisión y eso se logra con noticias fuera de lo común, porque desde ya que lo ordinario es aburrido. Quizás al ciudadano promedio no le interesan temas como la sanidad pública, las jubilaciones y sus leyes relacionadas, el sistema educativo cada vez más excluyente o la falta de pluralidad de voces en cuanto a política se refiere. Como dijo una vez un cantante argentino, conviene que haya gente ignorante así es esclavo barato. Vivimos en la cultura de lo liquido, lo efímero, lo estético por encima de lo espiritual. Porque un tratamiento de belleza y un análisis profundo sobre que se lleva y que se deja de llevar esta temporada en materia de apariencias están en “prime time” en la televisión española. Me da vergüenza ajena el rol de la televisión hoy en día, porque pudiendo hacer tanto por la democracia y la pluralidad de voces -y la cultura de un pueblo-, no actúa más que como lo que es: Una industria. No olvidar nunca queridos lectores míos, que en la industria de la televisión los programas son puro relleno, el verdadero contenido es la publicidad. Por todo ello, los invito a que sean un poco más libres y apaguen tanta violencia.

Con cariño, un amante de la cultura.

Televisión y lenguaje.

¿Se han parado alguna vez a analizar las noticias?; porque yo si lo he hecho varias veces y saque un par de conclusiones. Para empezar el lenguaje que se maneja diariamente incita constantemente a la violencia: Aviones que caen en picado, inmigrantes que se amotinan y lanzan piedras, accidentes de coches fatales, parejas que matan a sus parejas, femicidios y otros tantos que no vienen a mi memoria ahora mismo. ¿Que pretende la televisión sino generar miedo, pánico y violencia entre los habitantes? Eso sí cuando se trata de corrupción política, el tratamiento es de algún que otro caso de hace 10 años (Caso Gürtel, por ejemplo), ¿será que en el presente no hay más casos de corrupción? O ¿Será que mejor desviar la atención con otros asuntos, para mantener a la población ocupada?… Piensa mal y acertaras, la televisión hace tiempo que no se dedica a generar un público ávido en ideas, y libre pensante. Lo que ella necesita es telespectadores que consuman, que compren, que miren sin criticar. De ser posible la televisión seria solamente programas de tele venta. Jamás debemos olvidar que en la industria de la televisión los programas son puro relleno, el verdadero contenido es la publicidad. Hoy hago referencia a los telediarios de España, pero he comprobado esta situación en países como Rumania y como Argentina. En ambos el análisis es bastante parecido, con sus pequeños matices en cuanto a los asuntos tratados. Podría tratar de analizar también la cosificación de la mujer como producto, es decir ofrecerla al televidente por su físico y no por su inteligencia. La sociedad pasa por alto demasiadas cosas que subjetivamente generan discriminación, violencia, frustración y resignación, etc. El telespectador promedio debería comprender que de todas las posibles inversiones que puede realizar con su tiempo de vida (que no olvidemos que es uno) la televisión desde mi punto de vista es la menos productiva y la más perjudicial para la subjetividad del ser. Desde ya que hace tiempo declare la guerra personal a este medio de entretenimiento-comunicación, que, lejos de ofrecerme un crecimiento personal, va en detrimento de mi cultura. Me sorprendería gratamente el día que haya científicos discutiendo sobre cómo mejorar la realidad de la sociedad –española en este caso-. En vez de ello tenemos programas como mujeres, hombres y viceversa (No sé si seguirá estando), en definitiva, programas que cosifican al hombre y lo convierten en una mercancía vendida al mejor postor. Desde mi espacio personal dedico este post al sociólogo Pierre Bourdieu, quien realizó un análisis acerca de la televisión denominado “La televisión y sus bastidores” que recomiendo leer.

¿Que opiniones te genera esta entrada?. Estoy encantado de leerte.

Medina de Pomar [1]

La política y la gente…

Bueno hoy toca política. Hoy toca hablar de aquí y de allá, porque nadie duda de que la organización vence al tiempo, y que el tiempo es tirano. Ahora  estoy en Medina de Pomar, una bella comarca de las merindades, pero…

¿Dónde están las discusiones sobre política? Pareciera que a la gente se le olvida que más allá de las cañas que se tomaran esta noche, o los pinchos de tortilla que se comerán mañana a la mañana hay algo más importante y es la organización de la población.

¿Qué partido gobierna en Medina de Pomar? ¿Hace cuánto tiempo? ¿Qué porcentaje de la población esta empadronada? ¿Cuántos acuden a votar? ¿Cuáles son las propuestas de cada uno de los partidos políticos?
Organización que no solo afecta a las personas sino también a la propia infraestructura. Preguntas que se me hacen presentes así, sin mucho análisis: ¿Qué ha hecho el municipio por la población en los últimos años?
¿Qué posibilidades educativas ofrece a los egresados de la escuela secundaria?
¿Cuáles son las medidas que llevo a cabo en los últimos años para fomentar el empleo local?
¿Qué ha hecho el municipio para fomentar la cultura?
¿Qué importancia le da el municipio a la cultura? ¿Cuáles son los proyectos para los más jóvenes? ¿Y para los adultos?
¿Cómo ayuda a los emprendedores locales?
¿Se fomenta el deporte?
¿Dónde se organiza la gente para discutir las problemáticas locales?
Si pluralidad de voces significa democracia… ¿Dónde están las distintas sedes de los distintos partidos políticos?
¿Por qué los alquileres son tan elevados? ¿Acaso es una respuesta a la especulación financiera?
¿Cuántos viven sin trabajar a costa de la espalda de los asalariados? ¿No debería el municipio ofrecer planes de pago de viviendas a los habitantes de la localidad? ¿O acaso es mejor que unos pocos se enriquezcan a costa de otros muchos seres que dejan sus pulmones en el día a día, sacrificando la mitad de su salario porque no tienen techo?
¿En cinco años cuantos grados superiores o grados medios se añadieron en la localidad?
¿Cómo se fomenta la vida universitaria desde Medina de Pomar?; Ya que universidad no hay, ¿Abrió alguna pensión en Bilbao o Burgos para ofrecer alguna solución habitacional a los estudiantes universitarios?
¿Hay becas de transporte o descuentos para los alumnos que estudien fuera de Medina de Pomar?
¿Hay concursos literarios?
¿Ofrece Empleos para personas con discapacidades físicas?
¿Si los grandes mayoristas afectan a los pequeños comerciantes, no deberían regularse de forma discriminada su radicación y sus contribuciones impositivas?

Más allá de estas simples preguntas que azarosamente cruzaron por mi imaginación, tengo muchas más que iré tratando de organizar y de compartir con ustedes, porque tengo la ventaja de querer analizar la realidad para bien, porque el progreso siempre está iluminado con la luz de la razón y de la ciencia.

Aun me queda mucho por interpretar en la sociedad española, en sus costumbres, en sus creencias y sus tradiciones, pero de una cosa estoy seguro, la palabra es el arma más importante que tiene el ser humano.

No cabe duda que tener a una población bien alimentada y distraída con buenos contenidos multimedia son más que suficiente para dominarlos, pero no sucede así con escritores independientes.

Aun no tengo mi título pero soy un sociólogo en continuo proceso de aprendizaje.

Acerca de lo leve y lo líquido…

La interrupción, la incoherencia, la sorpresa
son las condiciones habituales de nuestra vida.
Se han convertido incluso en necesidades
reales para muchas personas, cuyas mentes
sólo se alimentan […] de cambios súbitos y de
estímulos permanentemente renovados […] Ya
no toleramos nada que dure. Ya no sabemos
cómo hacer para lograr que el aburrimiento dé
fruto.
Entonces, todo el tema se reduce a esta
pregunta: ¿la mente humana puede dominar lo
que la mente humana ha creado?

 

Paul Valéry