Archivo de la categoría: Sociología

Universidad del País Vasco [Ingreso]

Los segundos se agotan momento a momento. El pasado parece tan lejano y sin embargo el café que tome hace unos minutos todavía lo siento en el paladar. Y en el aire. Todo se volvió efímero. Junto a mi todos los cuadernos y los libros para el ingreso a la universidad. Siento que perdí nuevamente mi libertad. ¿Sera mi castigo por no poseer libertad financiera? Si tan solo encontrara la brecha a este sistema que me oprime cada día mas. No será porque no lo intente. Mi espalda está destrozada por descargar bolsas de harina de cincuenta kilos, lo mismo que mi cervical. A veces quisiera agarrar ese reloj y gritarle que se detenga, que deje de girar. Pero él está ahí. Fijo en la pared. Constante en su movimiento. Hoy una vez más me cuestiono el porqué de todo. Vuelvo a chocarme con las integrales y las derivadas. Una vez más en mi vida. Con que sentido me pregunto. Si hace un par de años sabia todas las formulas, aplicada a la gran mayoría de los casos que se le suelen dar a un estudiante. Si hoy, tras cinco años de vida, donde además de ingresar a la carrera de medicina, y de cursar dos años, tuve el placer de cursar asignaturas mucho más difíciles que unas simples formulas sin sentido aparente. ¿No es acaso una pérdida de tiempo? No me parece necesario para una prueba de acceso a una carrera de sociología. En vez de ello deberían preguntar qué opinión se tiene sobre la situación de tal o cual país. Sinceramente creo que esta prueba de acceso a la universidad del País Vasco me dejara afuera. No porque no pueda prepararme sino porque prefiero invertir mi tiempo en seguir profundizando mis conocimientos en cuestiones más relevantes. ¿Acaso un comentario de texto sobre una noticia cualquiera puede ser un filtro para mi ingreso? ¿Un comentario sobre qué asunto? En vez de ello enviare este texto a la universidad, quiero que se me juzgue por mi madurez y no por unas pruebas estándar que a mi entender y a diferencia de lo que dicen son muy poco específicas. En vez de ello podrían sugerir que sin un alumno pretende entrar a sociología lea tres o cuatro libros de índole social y prepare algún trabajo o un determinado análisis. Yo por mi parte prefiero leer a Pier Bourdieu y realizar un análisis sobre la televisión. Sobre el lenguaje que utiliza diariamente, sobre como manipula las conciencias, sobre cuáles son las estructuras que subyacen a los informativos, y como son capaces de generar odio a través de la información que difunden. Basta escuchar un telediario para comprobar a que me refiero. El trato hacia los extranjeros, la discriminación hacia los jóvenes, las violaciones, los robos, los accidentes, todos son presagios negativos y manipuladores. El futbol como deporte de consumo y generador de modas. Los programas de citas, generadores de patrones de conducta, la cosificación de la mujer, la idiotización del ser humano como canon moderno. Creo que un estudiante debería ser filtrado por algo más que las derivadas y las integrales.

El crecimiento humano se mide no solo por los bienes que se posee sino por el valor que este le otorga a la cultura. Por mi parte soy procedente de España, nacido en Bilbao en 1992 pero habite en tierras argentinas hasta los quince años. A mis quince años cambié de horizonte y fui a conocer y adaptarme a otra cultura totalmente diferente, la rumana. Tras un año en aquellas tierras pude aprender el idioma y sus costumbres, comunicar con mis familiares, contarles las diferencias entre Argentina y Rumania y hasta hacer amigos extra familiares. A mi dieciséis partimos hacia España. Otra vez el mismo procedimiento. EL mismo cambio cultural, pero con un punto a mi favor, el idioma. De nuevo la adaptación al cambio, tolerar la discriminación inicial, primero por ser de un país de Europa del Este y luego por las costumbres, las diferencias lingüísticas, la diferencia económica y obviamente la cultural. Con el tiempo pudimos adaptarnos con todo lo que ello implica. Me rodee de amigos españoles, hice propias sus tradiciones, me amolde a sus normas y me empape de su burocracia. A mis veinte años cansado de la rutina y de las pocas posibilidades que me ofrecía en cuanto a libertad de estudios. Porque he de admitir en estas líneas que el sistema español para acceso a la universidad me parece totalmente inservible. A mi entender, desde la comparación con una de las universidades publicas más prestigiosas de Latinoamérica, me refiero a la Universidad de Buenos Aires, el sistema español deja mucho que desear. Desde lo micro (no tengo las herramientas ni los conocimientos para hablar en macro), muchos compañeros terminan estudiando carreras de grado que no deseaban.

Yo por mi parte como sujeto libre a mis veinte años y tras no poder acceder a la carrera de Medicina en estas tierras, intente el ingreso en la Universidad de Buenos Aires, donde el filtro son asignaturas relacionadas con la misma carrera. Hoy me encuentro en España nuevamente tras cinco años en Argentina, donde no solo estudié dos años de medicina, sino que pude comprender un poco más la realidad.

Comprender la importancia de los movimientos sociales, el tratamiento que se les otorga desde el poder mediático, las corrientes sociales, los partidos políticos y su desarrollo. Comprendí también la diferencia entre una economía más proteccionista y una economía más liberal. Y pude comprenderlo al ver en carne propia como afectaba a las pequeñas y medianas empresas. Puede que no pase las pruebas de acceso a vuestra universidad, pero les comento que los conocimientos que poseo van mucho más allá de un comentario de texto a una prueba inglés.

Por ejemplo, puedo comentar que comprendo la inmigración desde otro punto de vista. Desde el cual, como habitante ocasional de esas tierras (hago referencia a Rumanía), a las cuales tuve el placer de volver a visitar este año y pude comprobar como cambio el comercio con la amplia apertura de Rumanía a los mercados del mundo. Que sucede a pie de calle no es difícil de comprender, al menos para mí. Cientos de miles de cadenas de hipermercados se han instalado en el país, dejando sin trabajo a pequeñas y medianos comerciantes cuyo sustento diario era su negocio. Las implantaciones sin límites de estas mega empresas internacionales son causantes del empobrecimiento general de la población que tiene que buscar nuevas alternativas para su subsistencia. El boom de las casas de apuestas deportivas, donde ciento de rumanos viven sin trabajar, a costa del dinero de otros cientos que esperan abandonar su condición de empleados con un golpe de suerte. La sociedad de consumo de la cual habla Jean Baudrillard se ve claramente en aquel país. La radicación de grandes firmas internacionales dedicadas al servicio que ven en la deslocalización una posibilidad de crecimiento y encuentran en aquellas tierras mano de obra barata. Cientos de miles de jóvenes rumanos caen presos de las multinacionales, con sueldos paupérrimos y jornadas de trabajo extenuantes. Sin duda alguna merece un análisis mucho más detallado y en profundidad.

Por su parte hoy me encuentro en España. Sociedad que me acogió en mis primeros años de adolescencia y a la cual vuelvo hoy tras cinco años en el extranjero. Veo la misma cultura alcohólica, jóvenes que entran al consumo de alcohol desde temprana edad, veo un sistema educativo demasiado exigente que termina actuando como filtro en el acceso a la universidad. Veo también una falta total de discusión política. Y la poca que veo es basada en los medios de comunicación. Veo una copia de una copia de otra copia. Y podría seguir pero tengo que estudiar las benditas derivadas e integrales.

Sudamerica

10210145080318126
Diario de Viaje

Se han encargado de separarnos. De que nos importe muy poco la cultura de un país vecino. De que no amemos a aquellos que se encuentran a una frontera de distancia. En vez de ello nos inducen a odiarlos. A discriminarlos. A pensar que el de al lado es enemigo nuestro. Hoy me paro dentro de la frontera Argentina, pero desde Europa. Odio a los bolivianos, odio a los peruanos, a los brasileños, a los chilenos y hacia los paraguayos. Unos pactaron con los ingleses, otros vienen a robarnos el trabajo, los demás o son enemigos del fútbol o los discriminamos por su forma física, su manera de pensar o la miseria que existe en su país. Todos ellos son considerados perjudiciales, dañinos y peligrosos para los individuos argentinos. El de al lado siempre es el canalla, es rufián, es ruin. Sin embargo nos invitan o nos seducen a que adulemos la cultura Estadounidense, que amemos el turismo hacia Europa o hacia horizontes lejanos. Nos invitan a creer que el mundo es así desde siempre. O mejor aun, no nos invitan a pensar en nada; Usted solo consuma lo que nosotros le damos. Uno simplemente asimila la información que esta en los medios, en el inconsciente colectivo, en el sentido común. La digiere y luego la vomita. ¿Cuanto tardara el pueblo argentino en comprender que el de al lado es hermano? Que la unión es crecimiento. Que la cultura es aprender del otro. Mientras los pueblos Sudamericanos no se despierten de la opresión a la cual están sometidos, serán dominados siempre por intereses foráneos. Escribo desde el exilio. Desde la distancia es más fácil conectar con las diferentes culturas. Con la distancia el análisis se hace mas sencillo. Me seguiré formando.

Telecinco y su violencia.

Aun no comprendo el papel de los telediarios españoles. Si para ellos informar es contar una noticia catastrófica tras otra como si en España se estuviera cayendo el cielo. Catástrofes, muertes, abusos sexuales, incendios, discriminación, robos a ancianos, tráfico de drogas, heridos de accidentes, entre tantas otras noticias. Vamos que el mundo no es todo color negro, ellos son unos vendedores de muerte, porque ellos hacen negocios con el miedo de la gente, con un pueblo acobardado, son los verdaderos culpables de que la sociedad piense como piensa. De solo pensarlo me deprimo, me dan ganas de salir a pegarle al mundo, ¡que se despierten! Cada tanto una noticia sensacionalista, donde se ponen en sentimentalistas, como por ejemplo una tortuga marina a la que curan por tener un plástico en la nariz. Claro que contaminar y arrojar basura al mar está mal, nadie duda de ello, chocolate por la noticia Telecinco, pero en vez de ser tan sensacionalista podrías dar consejos sobre como reciclar, para no contaminar tanto y para ser más ecológicos. Puras patrañas en la televisión, falsa moral al servicio de las grandes multinacionales. Las noticias fantásticas están a la orden del día, claro entre tanta violencia tienen que mantener a la gente pegada a la televisión y eso se logra con noticias fuera de lo común, porque desde ya que lo ordinario es aburrido. Quizás al ciudadano promedio no le interesan temas como la sanidad pública, las jubilaciones y sus leyes relacionadas, el sistema educativo cada vez más excluyente o la falta de pluralidad de voces en cuanto a política se refiere. Como dijo una vez un cantante argentino, conviene que haya gente ignorante así es esclavo barato. Vivimos en la cultura de lo liquido, lo efímero, lo estético por encima de lo espiritual. Porque un tratamiento de belleza y un análisis profundo sobre que se lleva y que se deja de llevar esta temporada en materia de apariencias están en “prime time” en la televisión española. Me da vergüenza ajena el rol de la televisión hoy en día, porque pudiendo hacer tanto por la democracia y la pluralidad de voces -y la cultura de un pueblo-, no actúa más que como lo que es: Una industria. No olvidar nunca queridos lectores míos, que en la industria de la televisión los programas son puro relleno, el verdadero contenido es la publicidad. Por todo ello, los invito a que sean un poco más libres y apaguen tanta violencia.

Con cariño, un amante de la cultura.

Televisión y lenguaje.

¿Se han parado alguna vez a analizar las noticias?; porque yo si lo he hecho varias veces y saque un par de conclusiones. Para empezar el lenguaje que se maneja diariamente incita constantemente a la violencia: Aviones que caen en picado, inmigrantes que se amotinan y lanzan piedras, accidentes de coches fatales, parejas que matan a sus parejas, femicidios y otros tantos que no vienen a mi memoria ahora mismo. ¿Que pretende la televisión sino generar miedo, pánico y violencia entre los habitantes? Eso sí cuando se trata de corrupción política, el tratamiento es de algún que otro caso de hace 10 años (Caso Gürtel, por ejemplo), ¿será que en el presente no hay más casos de corrupción? O ¿Será que mejor desviar la atención con otros asuntos, para mantener a la población ocupada?… Piensa mal y acertaras, la televisión hace tiempo que no se dedica a generar un público ávido en ideas, y libre pensante. Lo que ella necesita es telespectadores que consuman, que compren, que miren sin criticar. De ser posible la televisión seria solamente programas de tele venta. Jamás debemos olvidar que en la industria de la televisión los programas son puro relleno, el verdadero contenido es la publicidad. Hoy hago referencia a los telediarios de España, pero he comprobado esta situación en países como Rumania y como Argentina. En ambos el análisis es bastante parecido, con sus pequeños matices en cuanto a los asuntos tratados. Podría tratar de analizar también la cosificación de la mujer como producto, es decir ofrecerla al televidente por su físico y no por su inteligencia. La sociedad pasa por alto demasiadas cosas que subjetivamente generan discriminación, violencia, frustración y resignación, etc. El telespectador promedio debería comprender que de todas las posibles inversiones que puede realizar con su tiempo de vida (que no olvidemos que es uno) la televisión desde mi punto de vista es la menos productiva y la más perjudicial para la subjetividad del ser. Desde ya que hace tiempo declare la guerra personal a este medio de entretenimiento-comunicación, que, lejos de ofrecerme un crecimiento personal, va en detrimento de mi cultura. Me sorprendería gratamente el día que haya científicos discutiendo sobre cómo mejorar la realidad de la sociedad –española en este caso-. En vez de ello tenemos programas como mujeres, hombres y viceversa (No sé si seguirá estando), en definitiva, programas que cosifican al hombre y lo convierten en una mercancía vendida al mejor postor. Desde mi espacio personal dedico este post al sociólogo Pierre Bourdieu, quien realizó un análisis acerca de la televisión denominado “La televisión y sus bastidores” que recomiendo leer.

¿Que opiniones te genera esta entrada?.

Medina de Pomar [1]

La política y la gente…

Bueno hoy toca política. Hoy toca hablar de aquí y de allá, porque nadie duda de que la organización vence al tiempo, y que el tiempo es tirano. Ahora  estoy en Medina de Pomar, una bella comarca de las merindades, pero…

¿Dónde están las discusiones sobre política? Pareciera que a la gente se le olvida que más allá de las cañas que se tomaran esta noche, o los pinchos de tortilla que se comerán mañana a la mañana hay algo más importante y es la organización de la población.

¿Qué partido gobierna en Medina de Pomar? ¿Hace cuánto tiempo? ¿Qué porcentaje de la población esta empadronada? ¿Cuántos acuden a votar? ¿Cuáles son las propuestas de cada uno de los partidos políticos?
Organización que no solo afecta a las personas sino también a la propia infraestructura. Preguntas que se me hacen presentes así, sin mucho análisis: ¿Qué ha hecho el municipio por la población en los últimos años?
¿Qué posibilidades educativas ofrece a los egresados de la escuela secundaria?
¿Cuáles son las medidas que llevo a cabo en los últimos años para fomentar el empleo local?
¿Qué ha hecho el municipio para fomentar la cultura?
¿Qué importancia le da el municipio a la cultura? ¿Cuáles son los proyectos para los más jóvenes? ¿Y para los adultos?
¿Cómo ayuda a los emprendedores locales?
¿Se fomenta el deporte?
¿Dónde se organiza la gente para discutir las problemáticas locales?
Si pluralidad de voces significa democracia… ¿Dónde están las distintas sedes de los distintos partidos políticos?
¿Por qué los alquileres son tan elevados? ¿Acaso es una respuesta a la especulación financiera?
¿Cuántos viven sin trabajar a costa de la espalda de los asalariados? ¿No debería el municipio ofrecer planes de pago de viviendas a los habitantes de la localidad? ¿O acaso es mejor que unos pocos se enriquezcan a costa de otros muchos seres que dejan sus pulmones en el día a día, sacrificando la mitad de su salario porque no tienen techo?
¿En cinco años cuantos grados superiores o grados medios se añadieron en la localidad?
¿Cómo se fomenta la vida universitaria desde Medina de Pomar?; Ya que universidad no hay, ¿Abrió alguna pensión en Bilbao o Burgos para ofrecer alguna solución habitacional a los estudiantes universitarios?
¿Hay becas de transporte o descuentos para los alumnos que estudien fuera de Medina de Pomar?
¿Hay concursos literarios?
¿Ofrece Empleos para personas con discapacidades físicas?
¿Si los grandes mayoristas afectan a los pequeños comerciantes, no deberían regularse de forma discriminada su radicación y sus contribuciones impositivas?

Más allá de estas simples preguntas que azarosamente cruzaron por mi imaginación, tengo muchas más que iré tratando de organizar y de compartir con ustedes, porque tengo la ventaja de querer analizar la realidad para bien, porque el progreso siempre está iluminado con la luz de la razón y de la ciencia.

Aun me queda mucho por interpretar en la sociedad española, en sus costumbres, en sus creencias y sus tradiciones, pero de una cosa estoy seguro, la palabra es el arma más importante que tiene el ser humano.

No cabe duda que tener a una población bien alimentada y distraída con buenos contenidos multimedia son más que suficiente para dominarlos, pero no sucede así con escritores independientes.

Aun no tengo mi título pero soy un sociólogo en continuo proceso de aprendizaje.

Acerca de lo leve y lo líquido…

La interrupción, la incoherencia, la sorpresa
son las condiciones habituales de nuestra vida.
Se han convertido incluso en necesidades
reales para muchas personas, cuyas mentes
sólo se alimentan […] de cambios súbitos y de
estímulos permanentemente renovados […] Ya
no toleramos nada que dure. Ya no sabemos
cómo hacer para lograr que el aburrimiento dé
fruto.
Entonces, todo el tema se reduce a esta
pregunta: ¿la mente humana puede dominar lo
que la mente humana ha creado?

 

Paul Valéry

Sociología e Historia.

 

El estado sabe dónde vivimos, sabe dónde trabajamos, sabe cómo viajamos, y hasta en que transporte y en que horarios lo hacemos. Sabe cómo vacacionamos; si preferimos el extranjero o los destinos nacionales. Ayer fui a la facultad de sociología de Bucarest y a la de Historia, y tengo dos opiniones sencillas de un escritor mediocre. La clase de sociología a la que asistí solo hablaba de números, variables y cálculos con el ordenador, pero poco nombraba las teorías sociológicas de los grandes pensadores como Durkheim, Spencer, Weber, Marx, Giddens, por citar algunos. Ni punto de comparación con la facultad de Buenos Aires, ni hablar de que allí es gratuita y aquí hay que pagarla. Desde mi humilde punto de comparación, la clase no me gusto para nada, no me dio la sensación de que se enseñara a pensar a los estudiantes más bien se les enseñaba a introducir datos en el sistema como entes mecanizados.

Por otro lado, tras asistir como invitado a la clase de sociología, que vale aclarar que en principio me presente como rumano y fui rechazado, para luego utilizar el arma de doble filo; el carisma argentino que todo lo puede. Solo así pude entrar como oyente. Estoy muy desconforme con el sistema educativo rumano. Tal vez así sea más fácil dominar a una sociedad que solo puede tener acceso a la educación si tiene un alto poder adquisitivo. De todas formas no me dio la sensación de que formen sujetos libre pensantes.

Luego me hice presente en la facultad de historia, solo tres alumnos en el hall de la facultad. La librería/biblioteca estaba cerrada y algo que llamo mi atención de manera sorprendente fue ver que había varios estantes rodeando la facultad pero todos ellos vacíos; sin libros. Tras recorrer un poco la facultad pude comprobar una puerta entreabierta y al mirar observe un par de libros tirados en una estantería. Una imagen más que desoladora.

Mi sensación en estas tres semanas en Rumania es que el estado está sobrepasando los límites con respecto a los ciudadanos, como alguna vez escribió George Orwell, en su novela 1984, pero sin tanta intensidad, de momento. Ni hablar que por donde se mueva uno en esta sociedad está vigilado por cientos de cámaras. Esta sociedad cada vez más consumista se está olvidando de sus libertades individuales para formar parte de la masa sin cantera, esa masa fácil de dominar y al servicio de las grandes multinacionales que, utilizando la constante creación de necesidades, cada vez más difíciles de satisfacer, estan dominándonos como mercancías. Un último detalle que llamo mi atención el día de ayer, en el subte o metroul como le dicen acá, observe a un jóven que desde un celular emitía una luz que en el suelo formaba las palabras “DICTADURA IS COMING”. Para nada alentador el pronóstico de este joven, y sinceramente espero ese equivocado. No voy a tocar en este asunto el tema sobre las bases militares estadounidenses en tierras rumanas, ni de como el idioma y la cultura están siendo dejados de lado, desvalorizándose por usar una palabra, en favor de culturas foráneas como la estadounidense. Solo hay que ver la televisión, las publicidades o la mayoría de cosas que nos seducen a que las compremos, para ver como poco a poco se impone el idioma extranjero por sobre el propio. Eso es lo que se llama colonialismo del siglo XXI. Ciudadanos rumanos, tenga amor por su patria y sean un poco más nacionalistas, y sobre todo no se olviden de su cultura.

 

Émile Durkheim, in romană…

IMG_20171209_003202_484.jpg

Capitolul I – Regulile metodei sociologice.

Ce este un fapt social?

Faptul social nu se poate defini prin generalitatea sa înăuntrul societăţii. Caractele distinctive ale faptului social:

  1. Exterioritatea în raport cu conştiinţele individuale;
  2. Acţiunea coercitivă pe are o exercită sau este susceptibilă să o exercite asupra acestor conştiinţe. Aplicarea acestei definiţii la practicile constituite şi la curentele sociale. Verificarea acestei definiţii.

Alt mod de a caracteriza faptul social: starea de intependenţă în care el se află în raport cu manifestările sale individuale. Aplicarea acestei caracteristici la practile constituite şi la curentele sociale. Faptul social se generalizează  fiindcă este social, nicidecum el nu este social fiindcă este general. Modul în care această a doua definiţie intră în prima.

Modul în care faptele de morfologie socială intră chiar în această definiţie. Formula generala a faptului social.

Capitolul II – Reguli cu privire la observarea faptelor sociale.

I)Regulă fundamentală: a trata faptele sociale ca lucruri. Faza ideologică pe care o traversează toate ştiinţele şi în cursul căreaia ele elaboreaza noţiuni şi practice, în loc să descrie şi să explice lucruri. De ce această faza trebuia să se prelungească în sociologie şi mai mult decît în celelalte ştiinţe. Fapte împrumutate din sociologia lui Comte, din aceea a dlui Spencer, din starea actuală a moralei şsi a economiei politice, care arata că acest stadiu nu a fost înca depăşit.

Motive de a-l depăşi: 1) Faptele sociale trebuie să fie tratate ca lucruri, deoarece ele sînt data inmediate ale ştiinţei, în timpo ce ideile, a căror dezvoltare se presupune că ar fi faptele sociale, nu sînt date în mod direct; 2) Ele au toate însuşirile lucrului.

Analogii ale acestei reforme cu accea care a transformat recent psihologia. Motive de a spera, pe vitor, într-un progres rapid al sociologiei.

II) Coloare inmediate ale regulii precedente: 1) A înlatura din ştiinţa toate pre-noţiunile. Despre punctul de vedere mistic care se opune aplicării acestei reguli; 2)Modul de a constitui obiectul poyitiv al cercetării: a grupa faptele după caracteristicile lor exterioare comune. Raporturi ale conceptului astfel format cu conceptul comun.

Continuara…

Argentino Rumaniando

10210144905313751

Bueno voy a escribir acerca de ella. A decir verdad poco se de su existencia, solo que me enamore en una cálida tarde de verano en su pueblo. Hoy vaga buscando un amor como yo, o tal vez ya lo tiene y simplemente se pasea por el mundo. Su nombre es menester que calle, pero estoy locamente enamorado de su ser. No se que es lo que me atrae y la verdad es que ya no se que hacer para impresionarla. Nuestro contacto con las redes sociales, bueno mi contacto es mirar su Instagram. A decir verdad no me da verguenza. Me enamore viajando, cuempliendo un sueño, y creo haberle compartido uno, uno de eso heredados. Enamorarme en Francia. La realidad es que me encuentro momentaneamente con la familia, y no tengo prontos deseos de viajar allí. Además claro de que tengo otros sueños tambien por cumplir. Para añadir estoy aprendiendo el rumano y no esta en mis horizontes el francés. De todas formas ella es argentina y nos entenderíamos demasiado bien, no dudo de ello. Pero ella esta allá y yo acá. La distancia nos separa. Creo que he visto cada una de sus fotos. Y me animo a decir que hasta un par de veces cada una. Hoy estoy solo y la razón es que no pienso ir corriendo detrás de ningun amor, el que me quiera encontrar que me busque. Soy un argentino rumaniando o algo así.

 

Sociedades [Sin Editar]

Tres sociedades me han recibido con sus brazos abiertos a lo largo de mi corta pero intensa existencia. Hoy vuelvo a la segunda que conocí, la sociedad post-comunista rumana. Voy a reconocer en estas líneas que en esta ocasión y tras haber vivido veinte años en Rumania y cuatro en España, me siento nuevamente sorprendido por las costumbres y tratos que la gente acostumbra a tener por estas tierras. Creo en lo particular que merecen al menos unas líneas de análisis. Para empezar y como nombre en alguna otra entrada, la sociedad rumana es más distante a la hora de entablar una relación entre dos personas desconocidas. Por un lado voy a reconocer que tiene cierto atractivo ya que la distancia es apreciada cuando lo que busca es que el sujeto mantenga su intimidad. Por otro lado, sin embargo, resulta molesto cuando uno viene de una sociedad tan distinta como la argentina y tiene que resolver alguna que otra duda. De todas formas no es complicado adaptarse. Teniendo en cuenta que tengo una gran ventaja frente a cualquier turista que se haga presente en este país, hablo el idioma rumano. Bueno, no lo hablo a la perfección, pero soy capaz, tras una semana en el país, de poder dialogar con los habitantes de estas tierras. Por ello doy gracias a mi madre que me heredo esta preciosa lengua romance. Voy a contar en estas líneas que la lectura agiliza bastante mi entendimiento y además mi fonética mejora cada día. De todas formas no tarda mucho el habitante promedio en darse cuenta que no soy de por aquí. Primero por la calidez que demuestro al encarar la relación y segundo porque desacostumbrado a los modales con los cuales por estas tierras se rigen, suelo meter la pata en cada conversación. Por ejemplo hay normas para no ser un maleducado por estas tierras. Principalmente normas de cortesía, ya que la sociedad rumana es muy políticos. “Sere-mana” significa, te saludo la mano, o te la beso,  es una palabra que expresa saludo. Otro ejemplo es “Sa-traisca” que vendría a significar algo así como que vivas mucho. De mis favoritos voy a rescatar es “la revedere” que a mi entender se me asemeja a una frase de Terminator en alguna de sus películas “Hasta la vista baby”, claro que un poco más formal, significa algo así  como hasta la próxima, o hasta la siguiente vez que nos veamos. El idioma suena al francés, pero sin tantos “wue´s” y acentos agudos, más bien como diría mi madre, el rumano suena como si uno hablara con un lápiz atravesado en la boca. Por ello es que existen tres tipos de bocales “a” abierta, “a” cerrada y “a” secas. Además está la “i” normal y la “i” con capucha como se diría por acá que suena algo parecido a una “e”. Lo bueno es que la e sigue siendo la “e” y la “o” y la “u” también. Bueno también hay alguna que otra consonante que puede complicar el embrollo, la “t” tiene su hermana gemela que es la “t” y que se logra al cerrar la boca y pronuncia la t exalando. Tambien esta la s y su hermana gemela la “s” que copia el mismo efecto que la “t”.  A pesar de parecer difícil creo que más de uno se sorprendería lo sencillo que es aprender el idioma, ya que la base del mismo es el latín. Salgo con una cortada de campo a lo argentino, ahora mismo escribo desde un tren. Algo que en argentina seria casi utópico. El tren tiene electricidad y calefacción, y en estos momentos me dirijo a la capital Bucuresti. Que ya que esta lo traigo a colación, significa estar alegre, Bucur- alegre esti – estar. El tren cuesta aproximadamente unos cuatro euros y tiene un recorrido de 180 kilometros en tres horas y pico. A pesar de ser invierno aún no ha caído la famosa nieve que caracteriza estas tierras y esta época y el paisaje asemeja otoñal. El tren según tengo entendido es privado, y cuesta más barato que el estatal. Tengo vagos recuerdos pero hace diez años de haber viaje en uno que asemejaba más al TGV (tren de gran vitesse) que a los de argentina.  Bueno no quiero irme por las ramas y voy a contar aquí que aún no viaje en los trenes Españoles, pero me contaron (aunque todos sabemos que ese contar nunca tiene fundamento empírico) que son bastante lujosos. En argentina que decir, la sociedad será un amor, pero los trenes dejan mucho que desear, por eso será que todos van durmiendo o escuchando música o enojados porque tienen que hacer malabares para no viajar incomodos, ahh eso si, allá son casi gratuitos. Aquí a mi derecha dos desconocidos hablan acerca de los precios y las comidas, en rumano obvio, como si con la imaginación hubieran acertado que acabo de escribir que son poco sociables. Los trenes de carga de todas formas parecen bastante fatigados por el paso del tiempo, aunque voy a reconocer que aún no viaje demasiado como para conocer. En argentina podemos encontrar algún que otro tren nuevo, lo que se llama de la “gestión anterior”, o sea trenes que a pesar de ser recién sacados de fábrica dejan mucho que desear en comparación con el tren en el cual me desplazo.

Sociedades

 

10210145058917591

Tres sociedades me han recibido con sus brazos abiertos a lo largo de mi corta pero intensa existencia. Hoy vuelvo a la segunda que conocí, la sociedad post-comunista rumana. Voy a reconocer en estas líneas que en esta ocasión y tras haber vivido veinte años en Rumania y cuatro en España, me siento nuevamente sorprendido por las costumbres y tratos que la gente acostumbra a tener por estas tierras. Creo en lo particular que merecen al menos unas líneas de análisis. Para empezar y como nombre en alguna otra entrada, la sociedad rumana es más distante a la hora de entablar una relación entre dos personas desconocidas. Por un lado voy a reconocer que tiene cierto atractivo ya que la distancia es apreciada cuando lo que busca el sujeto es mantener su intimidad. Por otro lado, sin embargo, resulta molesto cuando uno viene de una sociedad tan distinta como la argentina y tiene que resolver alguna que otra duda. De todas formas no es complicado adaptarse. Teniendo en cuenta que tengo una gran ventaja frente a cualquier turista que se haga presente en este país, hablo el idioma. Bueno, no lo hablo a la perfección, pero soy capaz, tras una semana en el país, de poder dialogar con los habitantes de estas tierras. Por ello doy gracias a mi madre que me heredo esta preciosa lengua romance. Voy a contar en estas líneas que la lectura agiliza bastante mi entendimiento y mi fonética mejora cada día. De todas formas no tarda mucho el habitante promedio en darse cuenta que no soy de por aquí. Primero por la calidez que demuestro al encarar la relación y segundo porque desacostumbrado a los modales con los cuales por aquí se rigen, suelo meter la pata en cada conversación. Por ejemplo hay normas para no ser un maleducado por estas tierras. Principalemnte normas de cortesía, ya que la sociedad rumana es muy politicosa. Salutmana significa, te saludo la mano, o te la beso,  es una palabra que expresa saludo. Otro ejemplo es “Sa traisca” que vendría a significar algo así como que vivas mucho. De mis favoritos voy a rescatar es “la revedere” que a mi entender se me asemeja a una frase de Terminator en alguna de sus películas “Hasta la vista baby”, claro que un poco más formal, significa algo así  como hasta la próxima, o hasta la siguiente vez que nos veamos. El idioma suena al francés, pero sin tantos “que´s” y acentos agudos, más bien como diría mi madre, el rumano suena como si uno hablara con un lápiz atravesado en la boca. Por ello es que existen tres tipos de bocales “a” abierta, “ă” cerrada y “â” secas. Además está la “i” normal y la “i” con capucha como se diría por acá que suena algo parecido a una “e”. Lo bueno es que la e sigue siendo la “e” y la “o” y la “u” también. Bueno también hay alguna que otra consonante que puede complicar el embrollo, la “t” tiene su hermana gemela que es la “t” y que se logra al cerrar la boca y pronuncia la t exalando. También está la s y su hermana gemela la “ş” que copia el mismo efecto que la “ţ”.  A pesar de parecer difícil creo que más de uno se sorprendería lo sencillo que es aprender la fonética el idioma, ya que la base del mismo es el latín. Salgo con una cortada de campo a lo argentino, ahora mismo escribo desde un tren. Algo que en argentina seria casi utópico. El tren tiene electricidad y calefacción, y en estos momentos me dirijo a la capital Bucuresti. Que ya que esta lo traigo a colación, significa estar alegre, Bucur- alegre esti – estar. El tren cuesta aproximadamente unos cuatro euros y tiene un recorrido de 180 kilometros en tres horas y pico. A pesar de ser invierno aún no ha caído la famosa nieve que caracteriza estas tierras y esta época y el paisaje asemeja otoñal. El tren según tengo entendido es privado, y cuesta más barato que el estatal. Tengo vagos recuerdos pero hace diez años de haber viaje en uno que asemejaba más al TGV (tren de gran vitesse) que a los de argentina.  Bueno no quiero irme por las ramas y voy a contar aquí que aún no viaje en los trenes Españoles, pero me contaron (aunque todos sabemos que ese contar nunca tiene fundamento empírico) que son bastante lujosos. En argentina que decir, la sociedad será un amor, pero los trenes dejan mucho que desear, por eso será que todos van durmiendo o escuchando música o enojados porque tienen que hacer malabares para no viajar incomodos, ahh eso si, allá son casi gratuitos. Aquí a mi derecha dos desconocidos hablan acerca de los precios y las comidas, en rumano obvio, como si con la imaginación hubieran acertado que acabo de escribir que son poco sociables. Los trenes de carga de todas formas parecen bastante fatigados por el paso del tiempo, aunque voy a reconocer que aún no viaje demasiado como para conocer. En argentina podemos encontrar algún que otro tren nuevo, lo que se llama de la “gestión anterior”, o sea trenes que a pesar de ser recién sacados de fábrica dejan mucho que desear en comparación con el tren en el cual me desplazo.

 

Pendiente de revisión.

Comparaciones

Pequeñas diferencias entre dos culturas separadas por unos cuantos miles de kilómetros. Pero a tan solo unas 16 horas de vuelo, lo que tarda un Micro de larga distancia de Mendoza a Capital Federal.

En este post voy a comentar cosas que voy notando en mí día a día y que caracterizan a esta sociedad y gracias a algunos años vividos en Argentina (aproximadamente dieciocho, desde los dos a los quince y de los veinte a los veinticinco) también hare alguna comparación con la situación de allá.

Para empezar el clima no se compara. O sí. Bueno voy a compararlo, aquí (Rumania) las estaciones son bien diferenciadas y el invierno es invierno y le verano es verano. El invierno alcanza hermosas temperaturas bajo cero. Tras tantos años vividos en Argentina uno podría llegar a pensar que sería muy difícil acostumbrarse pero lejos de ser así hay que reconocer que tiene sus ventajas además la mayoría de los ambientes están climatizados. Les comento que los paisajes cambian totalmente con la caída de la nieve y la ciudad toma una tonalidad y unos colores que lejos están de ser imaginados por los habitantes promedio de aquellas tierras. Las construcciones tienen otra arquitectura adaptada a las bajas temperaturas, paredes más gruesas, ventanas aislantes, techos en V y por lo que he notado, salvo los departamentos, la mayoría de las casas tienden a ser de dos pisos. Las rutas se encuentran no en perfecto estado pero si lo bastante aceptable como para poder transitarlas tranquilo, y sobre todo como para poder manejar sin temer esquivar un pozo y provocar un accidente. En ese sentido Argentina no tiene nada que hacer más que organizarse y mostrarles algunas fotos de Europa a los dichosos políticos que salvo asfaltar la Avenida Santa Fe,que debe ser alsfatada unas dos o tres veces por año, o alguna que otra callecita de Buenos Aires, el resto brilla por su ausencia. Ahh si, San Luis tiene muy buenas carreteras, al menos eso se dice entre la población. Cosa curiosa que sucede en este país es que los neumáticos se cambian por estación para verano y para invierno. Y para mi sorpresa los precios no son tan elevados como allá. Vulcam es una empresa de neumáticos radicada en Argentina, lo traigo a colación porque si, aclaro que no me pagan por hacer publicidad, al menos por ahora. Bueno ayer viaje unos cuantos kilómetros y los caminos son bastante mas sinuosos que por aquellas extensiones inmensas. Produce un poco de mareos si uno no está muy acostumbrado pero nada a lo que uno no pueda acostumbrarse. Los campos dejan de ser tan fértiles en esta época del año donde se aproxima la nieve, a diferencia de Argentina donde la rotación de cultivos parece mucho más constante a lo largo del año. Cambiando de tema pero no tanto de asunto, los hipermercados están por todos lados y la variedad de alimentos es increíble. Ahora comprendo porque la gente de Argentina se quejaba de que la mejor mercancía viene para esta parte del mundo. Cada vez que me paseo por las góndolas y me detengo a observar las etiquetas de los productos que más llaman mi atención noto que la procedencia de los países es de lo más diversa, desde Ecuador a Portugal o España o Etc.

Aclaro que me paseo entre las góndolas y que los precios son muy razonables. No es que los precios de argentina sean totalmente elevados pero en determinados productos básicos se nota que con un sueldo promedio la calidad de vida que se alcanza por aquí es más que aceptable. En argentina uno corre atrás de la inflación aunque rara vez puede alcanzarla, antes se podría llegar a la casa del presidente, que dicho sea de paso esta por Olivos.

Otro asunto muy importante por aquí es las apariencias, y eso es algo que me molesta aunque de momento no me afecta demasiado. La gente esconde su verdadero ser tras el tocado como dirían en España. También voy a contar que el precio de la vestimenta (aun de las mejores marcas) es muy económico. Aun así el habitante promedio rumano es bastante consumista y sigue modas, al menos eso es lo que me parece a mí de momento. Desde mi punto de vista el dinero que uno gasta es tiempo de vida que uno intercambio, al menos en este sistema en el que vivimos.

Los trabajos mejores pagos son los IT como se denominan aquí y ello es aquellos que involucren una computadora como herramienta de trabajo. según mi entender algo más que lógico dado que la población tiene un buen acceso y manejo del ordenador y dado que por las condiciones climáticas el ciudadano promedio pasa buena cantidad del año encerrado en su casa, alguna vez leí en un tapete, “There is no place like home”.

Otro ítem para contar es la facilidad para hablar idiomas que tienen los rumanos, facilidad que no viene dada genéticamente sino que por la propia cultura, por la dificultad de traducir todos los idiomas al rumano, y porque resulta más fácil y económico subtitular un contenido audiovisual que contratar actores de doblaje. Además, el Rumano es andariego por excelencia y dada las grandes dificultades económicas que atravesó el país, muchos habitantes deciden irse a trabajar a los países aledaños y así poder progresar económicamente, claro está que con el tiempo vuelven a su territorio, aunque claro está que toda generalización es una falacia y muchos también deciden quedarse en aquellos lugares que les ofrecieron otras posibilidades. Por ello muchos rumanos repatriados hablan español, Inglés, alemán, italiano, francés y demases. Punto más que favorable para aquellas personas que deseen venir a vivir a este particular país ya que más que seguro podrá hacer amigos rumanos que hablen su idioma o encontrar otros habitantes que se desenvuelvan con  la misma lengua. Además Rumania se encuentra en crecimiento económico lo que implica que es un lugar propicio para tratar de buscar nuevos horizontes y nuevas experiencias.

El clima frío tiene sus desventajas aunque nada graves a decir verdad. El rumano promedio, tiende a poner una mayor distancia a la hora de entablar  una relación con otro sujeto. Desde mi punto de vista personal lo atribuyo al clima aunque aún no hay nada comprobado empíricamente.

Por aquellas tierras materas la gente suele ser más calidad y abierta, y uno entabla un dialogo tan solo con alguna mirada de complicidad. De todas formas la predisposición de uno siempre influye.

Algo curioso y que realmente había olvidado después de tantos años en el extranjero es que tanto en Rumania como en España (desconozco los demás países de Europa) los departamentos en alquiler vienen amueblados. Por muy curioso que parezca aquí es de lo más normal, en argentina eso sería impensable. Los precios para alquilar oscilan los 300 Euros a fecha de diciembre del 2017. Como argentino que cambio de aires me encuentro gratamente sorprendido por las novedades que ofrece el Pseudoprimer mundo y creo que de momento seguiré aprendiendo más acerca de esta cultura.

El mayor miedo es el idioma, pero les comento que la mayoría de la gente a tenido acceso en algún momento de su vida a las telenovelas en español (y otros contenidos audiovisuales no necesariamente en español) y les aseguro que se manejan con una gran fluidez. Además claro está que reside en uno aprender un idioma nuevo, pero siempre es positivo para el cerebro mantenerlo activo, y con un poco de esfuerzo diario se logra dominar poco a poco.

Muchas cosas más para contar así que seguiré informando.