Archivo de la categoría: Alma

Amor en Paris

Vengar con la palabra es una de las cosas que más me gustan en la vida. Para empezar porque cuando uno quiere cumplir sus sueños tiene que derribar alguna que otra barrera. Esta vez estoy en la Gare de Lion en Paris. Lamentablemente no tenía dinero para el taxi por lo que el taxista se enojó y después de algún que otro empujón le tuve que dar mis Parrot Sik en parte de pago. La culpa fue mía. Nunca hay que dormirse en el tren. Porque cualquiera te hace una cama como se diría en Argentina. Sigo pensando en aquella hermosa chica que me encontré al subir al tren en Bordeaux y que volví a ver al bajar del mismo en Paris. Reconozco que al bajar no sabía ni donde estaba. Entre la preocupación de viajar sin billete y las ganas de llegar a no sé dónde se me olvido que viajaba a 320 con el tren de alta velocidad de SNCF que aún no determine si es una empresa estatal o privada. Ame a esa chica. Ame su caminar, su viajar, y su manera de…bueno a decir verdad no sé qué me gustó tanto, una linda rubia con unos ojos preciosos que me tiro onda como se diría en Argentina. Fue instantáneo. ¿Pero qué paso ahí? ¿Cómo fue que conectamos? Para empezar, yo esperaba el tren en Bordeuax y ella se dirigía en sentido contrario. Me detuve. La mire. Me miro. Me di media vuelta y la seguí. La adelante por la derecha y me subí al TGV sin Billete de tren. Quede flechado en Paris. Me enamoré de esa viajera con la cual me sentí tan identificado. Ame a esa muchacha y pase todo el día caminando por Paris en busca de ese andar y esa mirada. Pero lamentablemente no pude dar con ella. Cada lugar estaba apagado sin su presencia. Espero que esta vez la reencuentre así puedo dejar de vivir en mi pasado. Basta de recordar los amores de otras tierras. Le comenté que iría a Marsella a ver a Chico Trujillo y ella me dijo que iría al Norte. ¿Que será del devenir inmediato? ¿Abra posibilidad de que sea cierto? ¿Que nos reencuentre la música? Al bajar en Paris la seguí. Me vio de reojo. Se tocó la nariz señal de que quería que le mienta. Que encuentre una excusa para hablarle. La seguí como nunca lo hago. Mi ego crece y crece hace tiempo y es raro que haga eso. Bajo al subte. Baje tras ella. Le mentí. Le pregunte que donde estábamos. O mejor dicho le dije la verdad. No sabía dónde me encontraba y a decir verdad a este ritmo tampoco lo determine mucho. ¿Fue amor o son cosas mías? ¿La volveré a encontrar?

Escribo porque siento y siento lo que escribo. Le hable me dijo que se iba a tomar el subte. La mire la invite a tomar unos mates. Pero para mí desgracia no tenía agua caliente. De todas formas, no comprendió creo que significaba eso de los mates. Aun no se ni su nombre. Pero nos rozamos los codos. De alguna manera conectamos nuestras pieles con un leve rose. Suficiente para que quede grabado en la memoria. ¿Oh rubia preciosa te encontrare en Marsella a pesar de no tener ni cómo ir? O te tendré que esperar mendigando en Paris. Algunas gotas de tu amor me vendrían bastante bien después de tanto y tanto esperar y viajar a la deriva y sin timón.

Quizás el destino nos de alguna respuesta, al menos de este lado de la pantalla que es desde donde te pienso.

He vuelto a la vida…

Gracias a Chico Trujillo desde aquella hermosa ciudad donde el agua brilla y las morenas son lindas (aunque también hay rubias hermosa) desde allí volví a la vida. Recorrí mas de 600 km en dos días haciendo dedo desde medina de Pomar. Demostré al mundo que se puede viajar sin dinero. El trayecto fue de Median a Trespaderne, de allí a Oña, de allí a Logroño y así llegar a Zaragoza. Luego desde la terminal continuar rumbo a Barcelona donde conocí la ciudad y pude encontrar el bendito lugar donde tocaba la banda que tanto tiempo me acompaño en mis viajes. Por suerte a pesar de no tener dinero alguien me regalo una entrada. Hoy estoy yendo a Marsella para tratar de presentarme nuevamente en la entrada del espectáculo pero esta vez con un ordenador en mis espaldas que me hará la vida un poco mas ligera.

 

Desde este puerto que salia a la vida te pido paciencia coraje y un adiós…

Dedicado a mi amor viajero…

A mi arquitecta de La Plata

Acá de nuevo en un banco escribiendo desde afuera. Las primeras entradas que salgo al sol a poner en palabras estos sentimientos que llevo dentro. Junto a mí a unos cien metros una joven lee frente a la estatua de la memoria. Me pregunto qué recuerdos pasaran por su cabeza. Que imagina aquella joven cuyo pelo brilla al sol. Siempre la imaginación al poder o el poder en la imaginación. Necesito volver a sentirme libre, volver a tomar todas las palabras que encierran aquellos libros leídos y que leo en mi constante devenir y hacer con ellos publicas mis ideas. Para demostrarme y demostrar al mundo que el hombre es lo que sueña hasta despertar. Cuantos recuerdos pasan a través de mí. Cuantas historias para contar y tan poco tiempo para transfórmalas en palabras y regalárselas al mundo. Escribo con palabras deshabitadas. “El tiempo que va pasando como la vida no vuelve más” decía una linda zamba argentina. Zamba de mi esperanza. Jovencita que junto a un cantero te encontré en aquella tarde calidad donde como hoy me encontraba escribiéndote o escribiéndome cálidas palabras para enamorarte en soledad. Para que nos enamoremos con los regalos que da la intimidad. ¿Cómo confesarte que me convertiste en Santo?. Te sueño día y noche esperando reencontrarte y reencontrarme. Lo curioso de esta existencia es que mi deseo arde en querer verte, pero mi corazón indómito y sediento que batallando violento esta con mi razón te extraña hasta las entrañas. Fuiste la arquitecta de mis sueños. Se que peco contra mi intimidad al hacer públicos mis sentimientos, pero este es el Mihai que llegara a la tumba. Un Mihai que se libere con la escritura y que ayude a otros a liberarse. Creo que dejare de escribir poesía por un rato para pasarme a las oraciones hilvanadas, que bien cantadas demuestran bien el sentir. ¿Porque no puedo dar con mi media naranja, será que cuesta tanto poder gritar a los vientos las verdades que el alma confiesa? Hoy no estoy en una pieza, estoy disfrutando de la arquitectura y desfrutando de tu belleza celestial. Magina hechicera de corazones vagabundos. Construiste con tus pasiones el sueño de mis emociones que a pesar de luchar con mi razón están en seria desventaja. Hoy mi viaje es desde un banco. Alguna vez me soñé escritor y cada tanto me gusta cumplir mis sueños. Así expreso tormentos y pasiones, sentires y olvidos, cariños perdidos o futuros conquistados. Te envié una carta a la facultad de arquitectura el día que partí hacia Bucarest, no sé si te habrá llegado, el contacto que arribaba justo al país se dirigía a tu misma ciudad. No sé si ya la habrás leído o si jamás te llego. Esas son las chispas de la vida. Desde este lado del mundo monologueo y sueño con tu esencia mientras muero en hipótesis sin fundamento. Hoy te regalo más palabras, aunque solo sean gritadas al aire. Tal vez un viento certero las empuje hasta tu oído y comprendas un poco mi sentir. Ahora me comprendo un poco más. Te comento que publique un libro de Poesía en una editorial de mi ciudad actual con el objetivo de poder obtener algún ingreso y porque no que la gente me conozca un poco mejor a través de mis palabras un recurso cada vez más lejano y olvidado para los tiempos que corren. También lo publique en Amazon, con el objetivo de poder hacerlo accesible a todo el mundo, bueno o al menos al mundo que me conoce o me quiere conocer. Este es el objetivo del blog y aunque no recibo ingreso por él y solo gastos ha ocasionado creo y tengo la esperanza de que mis aventuras y desventuras sirvan para inspirar a otros a encontrar su camino. Porque como dijo Machado caminante no hay camino, se hace camino al andar. Soy un repetidor constante de ideas, que en este mundo hay muchas y muy mal distribuidas. Te comento que también genere una radio para poder difundir contenido cultural. Para mi desgracia una serie de factores adversos se interpusieron y no logre mi acometido. Te comentare que principalmente son razones económicas. Seguiré caminando por esta bella ciudad y te escribiré en la próxima parada.

Tu arquitecto favorito.

Soy

Mi pasión es escribir. Ciertas veces con una visión crítica, otras veces mas sentimental. De a ratos un fastidioso nostálgico o un analítico en continuo proceso de profundización. Mi ser se expresa en palabras y son estas las que demuestran el canto del alma. Hay gente que se contenta con estimular sus receptores sensoriales gustativos y con ello satisfacen sus neuronas y su existencia. Considero a estos como seres superficiales. Yo necesito palabras, música de otras almas, en definitiva necesito arte. Y a veces necesito soledad, para pensar en todas ellas. Soy un eterno incomprendido. Pero que le voy a hacer así me hizo la vida.

Se de ti…

Se que estas por ahí, leyendo cada entrada. Lo que no se y no puedo comprender es porque no quieres dar la cara. Sigo teniendo muchas ganas de decirte lo que creo.
Seguiré escribiendo y expresándome aquí en la distancia. Esperando que un día golpees esa puerta, como alguna vez me anime a hacerlo yo.

Libertad individual

aliweboaghe+instakeep_e720d.jpg

¿Qué hacer cuando el alma ya no ansia compañera? Cuando el ser se conforma con la más oscura soledad? Ni la modelo más encantadora, ni la más carismática, ni la soprano que reviente copas con la mirada. El alma puso cierre. Y ahora solo se quiere expresar en palabras, demostrar que puede tratar de ser feliz a pesar de todo. Porque un día este alma dejo de naufragar en un mar de dudas y grito a los cuatro vientos que se había enamorado, pero la gente que vive ocupada en sus cosas mundanales no creyó que se trataba de un amor verdadero y en vez de ayudar obraron egoístamente. Por eso este alma descubrió el odio, descubrió también el rencor, y descubrió también que cuando alguien lucha por lo que realmente cree todo el mundo dirá que uno está loco y que esos son sueños y, no te dirán que no tienes talento, pero te lo insinuaran. Así se maneja el mundo mediocre. Por suerte hace tiempo los tímpanos crearon una especie de parpados y evitan muchos comentarios que no llegan siquiera a entrar por un oído y a salir por el otro, simplemente rebotan ahí entre el yunque y el martillo, en el oído interno, pero sin llegar a mover ninguna fibra sensible. Por eso soy feliz porque a pesar de todo siempre hice lo que quise, sin ofender a nadie, sin perjudicar la vida de terceros  (bueno a lo sumo salto alguna que otra imposición del Estado) pero es que el ser humano ansia también su libertad individual.

Sueños de raton…

10210144901273650

Unos sueñan con tener su propia casa, con casarse, con tener hijos o comprarse un auto. Yo sueño con volver a tener una guitarra, una compañera de soledades, de horas largas, de fiestas y de aprendizaje. La mía quedo allá por Argentina, tierra que me vio crecer y que me dio mil amores. Otras dos quedaron cuando partí de España allá por el 2012, el tiempo pasa y los recuerdos me lastiman cada día más, y saberte tan lejos y quizás de otra persona enamorada me deja un sabor amargo que ni los mejores vinos pueden opacar. Tengo mil canciones y mil poemas entre mi imaginación y mi delirio pero no tengo seis cuerdas donde poder enrredarlos y mostrarle al mundo lo que alguna vez sentí; porque de eso no cabe duda soy y siento hasta el punto de quebrarme solo más de alguna vez, es que como diría Calderón de la Barca, “no se que delito cometí contra vosotros naciendo – a los Dioses – aunque si nací ya entiendo que delito he cometido, bastante causa ha tenido vuestra justicia y rigor, pues el delito mayor del hombre es haber nacido”

Hoy estoy acompañado por mi familia pero sin mi amor.

Casí un año de tu partida…

Aun te recuerdo, volaste a hacer la revolución, volaste a Cuba, buscando un amor o escapando de otro. Yo me quede allí en Argentina, mi amor o mi sueño estaba cerca mío en ese momento, y por más que intentaras conquistarme con tu belleza, mi alma solo ansiaba soledad. Cosas raras de la vida, por más que el tiempo pase te sigo pensando, pero solo te quiero con el corazón. Como a todos los demás seres humanos.