Archivo de la categoría: Personal

Lilo y stech

“por necesidad se respira, como se escribe poesía también por necesidad. Por necesidad de comunicarse, de decirle a los hombres la rueda azul de la esperanza. De testificar lo que pasa en el mundo. De avivar, no sólo en la acepción de dar viveza, animar, encender o acalorar; sino también en la acepción porteña, la de dar a entender al otro que es lo que pasa aquí y ahora”

Anuncios

Diario de Viaje

Frente al río de la ciudad que me vio crecer durante mis años de adolescencia pienso y planeo ¿Como organizare mi próximo viaje? ¿Qué se necesita para viajar además de la voluntad? Hoy estreno nueva pluma. Con ella planeo retratar mis aventuras por esta tierra. Estoy tirado junto al río encerrado en mis sentimientos que buscan escapar y libertarse. Escapando de mis amores o en busca de ellos. Un amor me abandono para viajar y dejo en el costado una daga clavada, que por mucho que intento no puedo liberar. ¿Dónde estás corazón artista? Ven y viajemos juntos, recorreremos el mundo y sabrán cuanto te quiero. Me encontraras perdido como siempre en este mar de incertidumbres, surcando la existencia con penas y alegrías, caminando con mis historias a cuestas, imaginando los besos pendientes, las canciones que jamás te cante, las que jamás cantamos… ¿Dónde te encontrare vieja esperanza?

Márcame el camino que allí estaré. Revolucionemos el mundo con la pluma y la palabra, con la música y el arte. Ven que lo intentaremos. Lo imposible solo tarda un poco más.

Diego de Alvear

¿Cómo expresar con palabras lo que sucede por dentro? Cuadernos y cuadernos de cosas escritas sin sentido. A amores pasados y presentes, a historias, aventuras o simplemente cotidianidades de una existencia de un ser que es consciente de su potencial humano. EL poder de la convicción y una moral socialmente correcta. Formado a partir de los valores de Fidel Castro y Che Guevara. Un tipo común con aspiraciones sencillas. Ya lo dije en algún capítulo de mi libro. El sueño de encontrar un amor viajero, con el cual enamorarse conociendo ciudades, sobreviviendo, viajando. Recuerdo que una vez me enamore viajando, pero en aquella ocasión yo lo hacía con un amigo y aquella señorita paseaba tranquilamente con su abuelita por una callecita del pueblo. Aquel amor platónico se cruzó por mi camino. No recuerdo bien si estaba fumando mi pipa, pero sé que cruce la calle para pedir auxilio y muy gentilmente accedió a prestarlo. Hay ciertos detalles que obviare contar, pero aquel fue un verdadero amor viajero. Ella partía a Francia al día siguiente y era verdad. Como no confesar que las palabras que retuve aquel día quieran escapar una a una de mi ser. Hubiera dado todo el tiempo de mi vida en admirar su belleza. Pero el destino tenía otro plan para nosotros. Ella partió a Francia de intercambio universitario; yo seguí viajando con un amigo por Buenos Aires, conociendo gente y jugando a la pelota paleta. Recuerdo que durante aquel viaje me enamore de ella y es gracias a su inspiración que más tarde viaje por Francia. Como contarle que se lo que es vivir en Europa. Hermosos inviernos donde se puede salir a caminar por los parques y las ciudades con la mayor tranquilidad. En una caminata lenta pero constante. Sin temor a la inseguridad y a todos esos problemas que afectan a la Argentina. Tomar un tren y que llegue a horario o cruzar un paso de peatones sin temer ser asesinado. Europa me enamoro poco a poco, quizás por eso mi existencia se desarrolló en estas tierras por más de ocho meses.
La realidad es que mi cuna disto mucho de ser de oro, un así cumplí en mi vida muchos de los sueños que por la noche me persiguen. Aún tengo muchos más pendientes, aunque claro que aún me queda tiempo de vida.

Ficciones de Invierno

Mi vida se desperdicia segundo a segundo porque mi ser no se encuentra en el lugar que desea. Me gusta denominarlo una especie de efecto colateral al desplazamiento del sujeto. Es decir, ubicarse en un punto determinado del universo donde es retenido por voluntad ajena y del cual no se posee libertad para liberarse. Es un afecto que le oprime a uno el pecho, le cierra la garganta y le obnubila las ideas. En cierta manera es una forma de sentirse preso del ambiente, de esta realidad que se presenta ante nuestros ojos. Estoy tan preso de m mismo que la única libertad que poseo es la de escribir mis sentimientos y plasmarlos en palabras. Estoy en el hemisferio norte en pleno invierno. Después de haber vivido el invierno del hemisferio sur este es el segundo consecutivo. Mi piel dejo de tener ese color bronceado que caracteriza a los habitantes de las tierras tropicales y que es debido a la exposición continuada al sol. Poco a poco me convierto en un papel blanco y sospecho que con el tiempo dejare hasta de existir. Mi ser se transparentará poco a poco hasta permitir el paso de la luz a través de mi materia. Soy la nada en persona. Mi tiempo se escurre entre los dedos como un puñado de arena seca que se toma en una playa lejana al calor del verano. Grano a grano caigo, me pierdo en la gravedad y me desintegro en la multitud que se haya en el suelo. Soy la ira contenida en las venas. Grito con todas mis furias, pero por fuera estoy inmutable. Mi expresión denota indiferencia en su máxima expresión. Mi semblante no se modifica ante el entorno, perdió las energías para realizar cualquier movimiento. Estoy en un limbo existencialista donde nada llama mi atención. La muerte se me representa como un momento más de mi vida. Es el ocaso entre las sierras. La noche oscura en medio de la pampa, sin iluminación artificial podría compararse fácilmente a la nada que se asemeja a morir. Mi cuerpo ya no tiene vida. Habla mi mente y mis dedos reaccionan y convierten estas palabras en caracteres. El ser se expresa. Miro hacia arriba y descubro la luna, fiel compañera de horas sin sentido, donde ocupo el tiempo simplemente existiendo. He muerto definitivamente o podré resucitar. Me pregunto porque a mí. Soy la intriga acumulada hablando por el sujeto. Puede ser que la realidad se confunda con la ficción. Un libro puede recordarnos con mayor lucidez un momento de nuestra existencia mejor que lo haría nuestra propia conciencia. Acaso la escritura es la mejor representación de la realidad. Mil preguntas escapan constantemente hacia mi pasado esperando poder adentrarse en algún recuerdo olvidado y retrotraer al presente información olvidada. Tarea más que difícil. El presente se reconstruye segundo a segundo. Los hechos dejan de ser tal para convertirse en interpretaciones. Si uno rememora un momento de su existencia donde osaba en tomar decisiones con el corazón, como poder distinguir si era de esa manera o simplemente el significado se lo otorgo el tiempo y en aquel pasado se actuó sin premeditación. Soy el rehén de mis propias historias.

Amor en Paris

Vengar con la palabra es una de las cosas que más me gustan en la vida. Para empezar porque cuando uno quiere cumplir sus sueños tiene que derribar alguna que otra barrera. Esta vez estoy en la Gare de Lion en Paris. Lamentablemente no tenía dinero para el taxi por lo que el taxista se enojó y después de algún que otro empujón le tuve que dar mis Parrot Sik en parte de pago. La culpa fue mía. Nunca hay que dormirse en el tren. Porque cualquiera te hace una cama como se diría en Argentina. Sigo pensando en aquella hermosa chica que me encontré al subir al tren en Bordeaux y que volví a ver al bajar del mismo en Paris. Reconozco que al bajar no sabía ni donde estaba. Entre la preocupación de viajar sin billete y las ganas de llegar a no sé dónde se me olvido que viajaba a 320 con el tren de alta velocidad de SNCF que aún no determine si es una empresa estatal o privada. Ame a esa chica. Ame su caminar, su viajar, y su manera de…bueno a decir verdad no sé qué me gustó tanto, una linda rubia con unos ojos preciosos que me tiro onda como se diría en Argentina. Fue instantáneo. ¿Pero qué paso ahí? ¿Cómo fue que conectamos? Para empezar, yo esperaba el tren en Bordeuax y ella se dirigía en sentido contrario. Me detuve. La mire. Me miro. Me di media vuelta y la seguí. La adelante por la derecha y me subí al TGV sin Billete de tren. Quede flechado en Paris. Me enamoré de esa viajera con la cual me sentí tan identificado. Ame a esa muchacha y pase todo el día caminando por Paris en busca de ese andar y esa mirada. Pero lamentablemente no pude dar con ella. Cada lugar estaba apagado sin su presencia. Espero que esta vez la reencuentre así puedo dejar de vivir en mi pasado. Basta de recordar los amores de otras tierras. Le comenté que iría a Marsella a ver a Chico Trujillo y ella me dijo que iría al Norte. ¿Que será del devenir inmediato? ¿Abra posibilidad de que sea cierto? ¿Que nos reencuentre la música? Al bajar en Paris la seguí. Me vio de reojo. Se tocó la nariz señal de que quería que le mienta. Que encuentre una excusa para hablarle. La seguí como nunca lo hago. Mi ego crece y crece hace tiempo y es raro que haga eso. Bajo al subte. Baje tras ella. Le mentí. Le pregunte que donde estábamos. O mejor dicho le dije la verdad. No sabía dónde me encontraba y a decir verdad a este ritmo tampoco lo determine mucho. ¿Fue amor o son cosas mías? ¿La volveré a encontrar?

Escribo porque siento y siento lo que escribo. Le hable me dijo que se iba a tomar el subte. La mire la invite a tomar unos mates. Pero para mí desgracia no tenía agua caliente. De todas formas, no comprendió creo que significaba eso de los mates. Aun no se ni su nombre. Pero nos rozamos los codos. De alguna manera conectamos nuestras pieles con un leve rose. Suficiente para que quede grabado en la memoria. ¿Oh rubia preciosa te encontrare en Marsella a pesar de no tener ni cómo ir? O te tendré que esperar mendigando en Paris. Algunas gotas de tu amor me vendrían bastante bien después de tanto y tanto esperar y viajar a la deriva y sin timón.

Quizás el destino nos de alguna respuesta, al menos de este lado de la pantalla que es desde donde te pienso.

He vuelto a la vida…

Gracias a Chico Trujillo desde aquella hermosa ciudad donde el agua brilla y las morenas son lindas (aunque también hay rubias hermosa) desde allí volví a la vida. Recorrí mas de 600 km en dos días haciendo dedo desde medina de Pomar. Demostré al mundo que se puede viajar sin dinero. El trayecto fue de Median a Trespaderne, de allí a Oña, de allí a Logroño y así llegar a Zaragoza. Luego desde la terminal continuar rumbo a Barcelona donde conocí la ciudad y pude encontrar el bendito lugar donde tocaba la banda que tanto tiempo me acompaño en mis viajes. Por suerte a pesar de no tener dinero alguien me regalo una entrada. Hoy estoy yendo a Marsella para tratar de presentarme nuevamente en la entrada del espectáculo pero esta vez con un ordenador en mis espaldas que me hará la vida un poco mas ligera.

 

Desde este puerto que salia a la vida te pido paciencia coraje y un adiós…

Dedicado a mi amor viajero…

Justificado a la Izquierda…

No puedo pensarte si me falta la libertad para expresarme. Logicamente no sabes cuanto te pienso desde que parti de Argentina. No sabes como te pienso
en cada amanecer, en cada caminata junto a mi soledad, en cada atardecer. Cada segundo el reloj se detine en tu existencia. En el recuerdo de tu sonrisa
que podia calmar todas mi ansias. No miento si digo que alteraste mi existencia de una manera sin igual. Que contarte de mi existencia… Tengo todos los sueños
postergados a la espera de tu presencia. Se que el destino nos dejara unirnos nuevamente en un dialogo enriquecedor donde podamos sumar tus anhelos con los mios
y del comun denominador saquemos la cuenta de los sueños que nos quedan por cumplir codo a codo. Porque somos compañeros y en la calle codo a codo somos mucho mas que dos.
Solo hace falta que vuelva a verte. Aun no se como ni con que excusa volver a hablarte.

aliweboaghe___BTFufrxj0-6___

Las cosas claras [Jorge Roberto Santoro]

Las cosas claras[Manuscrito]…

 

mi voz está en su sitio
el corazón sabe algo más porque me duele

por eso digo:
terrible oficio
es repartir equivocadamente los abrazos
y que el alma viva entre perros hambrientos

uno de mis errores
fue creer que todos éramos hermanos

y ahora
no se le puede cambiar el horizonte a la nostalgia
hay que olvidarse de las viejas sonrisas
y andar con el dolor a cuestas
para que sirva definitivamente

nunca dije
mi lágrima fue grande
sufrí
no me quisieron

cada uno conoce su dolor
y sabe de qué manera hablarle a la desgracia

que venga la vida y me golpee
de nada vale cerrar los ojos

un hombre dormido
es un dolor que descansa

es duro el amor cuando se niega
un día sin embargo recuesta sus abrazos
apoya su misterio en mi cabeza
y me lleva a vivir al primer piso de un incendio

no comparo
simplemente doy mi fruto
y espero

la semilla más humilde
puede brotar el fuego o la hermosura

si estoy acorralado entre dos besos
decido acurrucarme al pie de mi corazón
y sueño

soy triste hasta los zapatos

a la hora del té
mi alegría se sienta y llora conmigo

pero sostengo que un día
aunque el amor sea el hermano implacable de la lluvia
de mi casa a tus ojos
no habrá naufragios

Roberto Jorge Santoro

 

Mi yo de chico.

De chico regalaba bonbones a las chicas que me gustaban. Siempre fui así de patético. Por eso estoy solo. El romanticismo quedo enterrado en París, bajo al torre Eiffel. Yo me escape y ando vagando por el mundo sin saber donde enterraré mis huesos el día de mañana. Mi país de origen es España pero mi corazón esta en Argentina. Aunque parte de el esta con mi familia en Rumanía. ¿Podrían cremarme y repartir todas mis cenizas entre los países que conocí?. O arrójenme al Ganges. Si mejor al Ganges.

A mi arquitecta Favorita…

¿Por qué todos me tratan de la mejor manera posible? Hoy acabo de renunciar a un amor en la ciudad de la Plata. Ahora que lo pienso son dos amores, la guitarra y el amor en la cocina. Al menos como se me presento antes de ayer. Estoy varado en un hotel cuyo nombre aun no conozco, junto a mí el diccionario de rumano. En la mochila un diccionario de español y uno francés, además de un libro de Benedetti. Curioso momento de mi existencia, aun no sé qué me espera en mi futuro inmediato, pero estoy feliz, el ser vuelve a expresarse, en el poder de mi pluma todos los encantos. Estoy sentado en unos sillones muy cómodos, y pensar que anoche dormí dos horas en un YPF (Estaciones de servicio de Argentina) sentado en una silla de madera y escuchando un disco de Jorge Fandermole, curioso como el devenir juega con mi existencia. Soy escritor de mi propia vida, quizás con mi pluma pueda ayudar a salir de la miseria a toda mi familia, es un sueño, pero como dijo Calderón de la Barca, la experiencia nos enseña que el hombre es lo que sueña hasta despertar. Por la nueve de Julio voy con el miedo de no verla nunca más diría mi amigo Pato Fontanet, llueve sobre mojado y arrastro mi motocicleta hasta la embajada, quizás así puedan comprender que soy un ser que está sufriendo de verdad. El motivo es que la moto no enciende porque la alarma quedo bloqueada. Podrían dejar de lado tanta burocracia administrativa y ayudar al reencuentro de dos hermanos separados por ásperas circunstancias de la vida. También me pregunto que pasara con todos los amores que no fueron concretados. ¿Hoy como ayer? ¿Se tratará tal vez del amor platónico entre dos escritores? Aun no comprendo, pero hoy tengo ganas de escribir, quizás soy demasiado joven para hacerlo, pero quien es quien para juzgar a los demás, cada uno vive esta vida como puede, improvisando, a los ponchazos me dijo un amigo. Ahora comprendo el rol del editor, es quien se encarga de pasar estos textos a digital, ya que no me gustaría tener que leer de nuevo mis pensamientos; muchas veces olvido mi pasado, hoy sospecho que las cartas que llegaban a casa no eran de los abuelos o los tíos, sino de mi padre. No recuerdo haber leído esas cartas. Otra cosa curiosa me sucede cuando pienso que estas líneas de mi intimidad pueden ser interesantes para otras personas. La moto está bajo un puesto de diarios ya que llueve a cantaros. De alguna u otra manera estoy atrapado, solo desearía que ese celular cargue más rápido, así puedo enviarle mi carta a Cami, cuya belleza y simpleza me atraparon sin igual. Ya estoy viajando pero si oigo su voz clamando por mi presencia soy capaz de derrivar murallas para llegar a su lado. ¿O podre lograr en su esencia tanto amor que me acompañe por mi viaje a la vieja Europa?; al menos por un año. Yo tuve algun que otro año sabatico y no me va tan mal en la vida, al menos en lo que respecta a los crecimientos del alma, el dinero va y viene. En mi caso va mas de lo que viene pero tampoco hago mucho por trabajar.
Hoy estuve pensando que mi moto vale 200.000 pesos y no es por su valor material, es por su historia de valores, de luchas, de aventuras, es porque puede servir de ejemplo, de moticacion a otras personas. A decir verdad aun no le puse precio. Pase tantas aventuras junto a ella que me daría mucha lastima desprenderme de semejante valor. Quizas solo venda su historia, es decir sus papeles. Hoy me refugie en el hotel, a decir verdad, no solo por cargar el celular sino porque estoy cansado que mis papeles se mojen cada vez que llueve. Mi vida son mis escritos, y para mi desgracia los voy dejando por el camino, como hubiera hecho Macedonio Fernández, espero no terminar tan loco como él. Creo que ese pensamiento ya se reiteró un par de veces en mi memoria. Me estoy preocupando.
Encontré el lugar donde las lágrimas se escurren por un vidrio vertical. Hoy no le entregue la carta a Camí, creo que se lo voy a preguntar, puedo herir muchos sentimientos. Hay que tener precauciones con el vaivén de la pluma, puedo decir tantas cosas en tan poco espacio, es realmente increíble el poder de la escritura. Por eso los escritores son perseguidos, aún sigo con mis aventuras de adolescente, de conquistas, de juegos, de experiencias y disfruto al contarlas para que el mundo vea como es y podamos mejorarlo. Sufrí no me quisieron. Ya he muerto y he vuelto a nacer del polvo. Por suerte no fumo más y es tan sencillo como dejarlo y dejarlo, no hay vueltas, no hay mañana ni primeros de eneros ni los famosos New Year Resolutions que pregonaba mi profesor de inglés. Hoy lo evoco en mi recuerdo porque accedí a la Facultad de Derecho (UBA) haciéndome pasar por rumano que hablaba inglés. Cosa que es cierta pero cuando hable como argentino en la entrada de un evento PRIVADO(no me dejaron entrar), y aclaro que es privado con mayúsculas porque así lo remarcaron los tres tipos rígidos que se encontraban en la puerta. Carentes de sentimientos, de compasión o de aprendizaje, el evento enseñaba que se yo sobre finanzas internacionales, pero aun así ellos preferían seguir ahí sentados como plantas, con un sueldo estable y seguro que hasta con un colchón cómodo. No me dejaron pasar a aprender valla a saber que conceptos. Pusieron freno a mi curiosidad. Escribo estas líneas desde la ofuscación.
Todos se muestras tal cual son cuando se trata sobre las historias de su vida; siento ganas de salir corriendo a la plata a golpear su puerta (la de Cami), pero ayer me ignoro completamente. La busque con la mirada todo el día, pero no soy un ser muy paciente. Creo que volare sin mi moto a aquellas tierras lejanas.
Hoy sueño. La moto puede estar rastreada por un GPS y mi localización estar determinada en todo momento (Hecho que sucede no con la moto sino con el celular). ¿Porque la alarma se activó justo frente a un hotel lujoso y bastante caro? Hoy pienso en esos rumanos que no salen de la embajada; que solo caminan cincuenta metros hasta el café y luego regresan a su cueva, el verdadero ser viajero y conocedor recorren habla, siente, se enamora, se desenamora, sufre, llora, anhela y vive entre la población que la que convive y con la que se mezcla. Ello no implica que olvide sus raíces, sino que las siente tan profundas y pasionales que las esconde en lo más profundo de su ser. Así fue como me mimetice con los argentinos hasta el punto de ser uno más entre todos ellos.
El gran problema de toda mi historia es que ella jamás apareció y muero mientras la espero. Aun no comprendo si realmente estamos los dos enamorados o simplemente son ocurrencias de mi mente; la realidad es que ella no golpea a mi puerta y yo sufro en silencio hasta el punto de querer abandonar a mi país ¿Dónde estás? ¿Hasta cuándo he de esperarte y sufrir en silencio? Ya no recuerdo el tono de tu voz, aunque a decir verdad poco hemos hablado. Tal vez con la distancia todo se vuelva más claro, Partiré al exilio, a sufrir en silencio, con paisajes blancos y entre gente que a duras penas comprendo. En mi sufrimiento regale mi guitarra y mi moto, nada tiene sentido si no estás a mi lado. Por no tener no tengo ni trabajo, y a decir verdad poco me interesa buscarlo. ¿Tener dinero para qué?; si el dinero no da la felicidad. Me soñé junto a vos y lo sabes. La pregunta es porque razón el destino tiende a alejarnos. Aún recuerdo tu cara cuando golpee a tu puerta, me parece desubicado fue la respuesta; Aun sigo sin comprender bien que quisiste decir, pero gracias a vos descubrí la poesía. como dijo Bécquer, poesía eres tú! Te esperare al menos eso hago desde hace meses, sufriendo tu silencio, pero comprendiendo que fui yo quien lo estropeo, quien cedió a la tentación de la carne y no lucho hasta el final por su sueño. Hoy te pido perdón aunque de nada sirve, lo hecho, hecho esta. Cuando habrás sufrido por mi culpa!!! Perdón amor, aunque me entierren solo y sin amigos.

 

Sobre como viví tres días en el Aeropuerto de Eseiza.

IMG_20171126_121642.jpgIMG_20171126_105330.jpg

Aun me quedan tres días y un par de horas para tomar el vuelo y ya me encuentro en el aeropuerto de Eseiza. Falta mucho todavía, pero yo me encuentro próximo a mi partida. Una vez más soy escritor de mi propia vida. Tengo veinticinco años y una larga historia a mis espaldas. En este momento de mi vida abandono la tierra de mi corazón para reencontrarme con mi familia. A decir verdad, no solo abandono mi tierra, también algún que otro amor. Podrán tacharme de cobarde o quizás de aventurero la realidad es que se hace camino al andar; una vez escuche de la voz de un cantautor uruguayo (Daniel Viglietti), los amores que contengo son tantos, tantos y tantos que por ellos canto. Estoy en el mismo aeropuerto en el que meses atrás partió mi madre, pero ella lo hizo hacia España y yo regreso a Rumania. ¿Por qué Rumania? A decir verdad, aun no lo sé; quizás con afán de conocer un poco más el país que forjo parte de mi identidad. Después de todo soy un rumano nacido en España y criado en Argentina. Tengo el corazón tan dividido que no creo que ninguna chica sea capaz de recomponérmelo. En estos cinco años que permanecí estudiando en Argentina recopile una gran cantidad de historias, mini aventuras o simplemente sucesos que como diría mi amigo Don Ata, el rodar no será ciencia, pero tampoco es pecado. Conocí gente tan diferente que resultaría interesante realizar un evento y aglutinarlos a todos en el mismo salón. Los crecimientos del alma son tantos, tantos y tantos que por ellos canto. Muy a pesar mío, uno no puede abandonar un país sin romper algunos corazones; y claro está que no me refiero solo a corazones femeninos y ojo que quiero pretender dar a entender que también existe el amor entre los hombres, aunque sin sexo, al menos en mi caso. No sé si estas memorias serán útiles en algún momento de mi existencia, solo sé que escribo porque siento y siento lo que escribo.

 

Ahora que trato de analizarlo con detalle creo que el verme retratado en un libro me atrapo en esta suerte de poesía. Miro a la gente pasar y cada ser es un mundo, cada cual con sus penas y sus alegrías y yo aquí sentado, sufriendo un desamor. Tratante de olvidar y tanto es así que partiré al gélido invierno de Europa, y a decir verdad no sé si estoy preparado. Alguna vez me soñé piloto de avión, pero creo que cada vez estoy más alejado de ese sueño; Hay algo constante en mi ser, que me gusta escribir; creo y en esto pongo todo el énfasis que en la poesía esta la solución para muchos de nuestros problemas. A decir verdad, en la pluma esta la solución para casi todos los problemas; otra cosa es que después se pueda llevar a la práctica. Ejemplo número uno: ¿Dónde están los asientos cómodos en el aeropuerto internacional de Eseiza?; Ejemplo número dos: ¿Dónde están los enchufes para los pasajeros viajeros?; realmente una vergüenza; hay miles de iluminarias y escasean los enchufes, cuando todos saben que lo primero que busca un viajante es comunicarse. Aun no determine a que hora me iré a dormir hoy, ni siquiera que voy a comer.

IMG_20171126_091948.jpg
Estoy pensando que hace cinco años no veo a mi hermana y eso me mantiene intranquilo; mucho más que mis necesidades fisiológicas. De hecho, cuando suceden cosas tan fantásticas poco importa que haya regalado mi guitarra que tanto me ha costado comprar o que haya vendido mi moto por el precio de dos meses de seguro. Todo tiene un ciclo en esta vida y es momento de el salto de madurez. Momento de asentar la cabeza y ponerme a pensar en mi futuro. Aunque todos sabemos que somos seres finitos y que pensar en seguridades y en compromisos no es más que vías de escape para evitar eso que nadie quiere nombrar que es la muerte y el olvido; la nada. Alguna vez leí y no recuerdo bien donde que el aporte creativo es la única salida a la muerte y el olvido.

Puede ser, que ese sea el motivo de mi existencia permanecer de algún modo en esta vida y que mejor que tratando de mejorarla mediante la pluma. Creo que algún día debería publicar todos estos pensamientos. Quizás sirvan para dar coraje o servir de ejemplo a algunas personas. O quizás sea juzgado por el mundo porque no respeto las costumbres y los usos de estas sociedades en la que nos movemos. Pero como dijo Calderón de la Barca, que además de una calle en Buenos Aires era un escritor del barroco español, quien supo despertar en mi la pasión por la poesía. Decía según recuerdo que la experiencia nos enseña que el hombre es lo que sueña hasta despertar. ese pensamiento sencillo me ha dado las mayores satisfacciones en mi vida. Se me ha hecho presente bajo un cielo estrellado en el medio de las sierras, frente a un fogón, con mis libros, junto a mi guitarra, a mi carpa, y mi moto… también se me ha hecho presente cuando golpe la puerta de un amor y este la abrió; los detalles los dejare para más adelante, pero a pesar de abrir  jamás pudimos entablar una conversación como dos adultos mayores; quizás no estábamos preparados pero jamás se me olvidara su cara y su respuesta “me parece desubicado” analizándolo con distancia puede significar varias cosas; fuera de ubicación cosa que podría ser cierta ya que dentro de aquel departamento se encontraba su hermana y su prima, o realmente era un desubicado por pretender pensar que ella había escrito un libro en el que me llamaba cobarde por no haberme animado jamás a golpear su puerta. ¿Podré irme a la tumba con esa duda o el destino me dará una segunda posibilidad de reencontrarme con ella? Después de todo la historia entre los dos esta hay presente, y ni el tiempo podrá borrarla. En fin, decía que la frase de Calderón de la Barca se me hizo presente en varias ocasiones y en todas ellas lo que reinaba en mi ser era la incertidumbre de no saber que sucedería conmigo al día siguiente. Se me hizo presente recientemente cuando dormí en la playa de Mar del Plata y tras una noche algo fresca y ventosa pude ver amanecer en el mar, algo que hacía años venía soñando y que gracias a mi espíritu aventurero logré hacer, claro que con sacrificio. Recorrí 800 km en dos días, varios cientos de ellos en horas de la noche y sin el abrigo necesario, podría decirse que hasta poniendo en juego mi vida. Después de todo creo que fue un acto más prudente liberarme de mi motocicleta, que tenía nombre según recuerdo y era María en honor a un amor del pasado. Con ella recorrí en ocho meses unos 16500 km, sin ningún accidente, conduciendo de la forma más prudente y aventurera posible. Conocí parte de mi Argentina, recorrí Alpacorral, Rio Cuarto, Villa Chachay, Albahacas, San Luis, Buenos Aires y otras tantas localidades que ahora no vienen a mi memoria. Le demostré a mi querida madre que pese a sus prejuicios podía actuar como un adulto responsable al volante. Ojalá pudiera ser así de responsable en el amor. Amar, temer y partir dicen los infinitivos, quizás estoy esperando a ese amor que comparta los mismos sueños que yo, viajar y ser amado y sobre todo demostrarle al mundo que los únicos limites los pone uno mismo. Quizás ese amor ya se cruzó por mi camino o quizás aun no y en el futuro este llegando, a paso lento, pero viene…

Amanecí en el aeropuerto; escribo esto mientras espero que mi celular cargue al menos para poder comunicarme con mi familia. Fue una noche rara, creo que dormí una o dos horas completas; cuando me levante había una brasileña toda despatarrada al lado mío. Afuera hace un frío polar cosa que me alegra, como para ir entrando en el clima de Rumania. Creo que me falta abrigo. La clave del éxito reside en ser uno mismo; yo como sujeto pensante solía ser super carismático aun no comprendo porque me volví un ser tan seco. ¿Habrán sido los golpes de la vida? Hoy como ayer sigo disgustado; ¡como puede ser que no haya cargadores individuales en los asientos! Voy por el aeropuerto mendigando electricidad. Lo bueno de llegar tres días antes del vuelo es que uno puede elegir el lugar, aunque a decir verdad con tres días de anticipación deberían dejarnos viajar hasta en la cabina. Nunca visto algo semejante. Suerte que tengo mi pluma y mi imaginación para matar el tiempo sino no que se estaría haciendo. Ahí sí, posiblemente mirando vidrieras o comiendo, o simplemente mirando una pantalla. Buenos esto es bastante parecido. Miro un papel en blanco, la diferencia es que lo que escribo surge de mi aporte creativo.
En el poder de mi pluma todos los encantos.
Aun no sé cómo voy a resolver mi situación; el teléfono no carga y no poseo dinero para comer ni para moverme, salvo los diecisiete pesos de la SUBE. Continúo informando, de todos modos, lo que le pasé a un viajante poco interesa al mundo, hoy según vi en la tapa de algún periódico es la explosión de un submarino, no el reencuentro de dos hermanos que hace cinco años que no se ven. Porque lo que Hollywood nos enseño es que las explosiones y los tiros son lo más interesante en esta vida.

IMG_20171126_102953.jpg

 

Día dos en la terminal aeroportuaria de Eseiza.

Comienza el día sin dinero, pero contento. Creo que arranco a eso de las cinco o seis de la mañana con los primeros rayos del sol. Fue un día largo, sobre todo porque me encontraba sin dinero, con el teléfono roto y sin poder comunicarme con mi madre ni mi hermana. Afortunadamente el destino siempre provee una solución ya facultad de económicas de la (UBA) me brindo acceso gratuito a una PC y a una conexión a internet. Entre los hechos más relevantes de hoy está que llené la valija llena de dulces y caramelos para regalar a mi hermana; descubrí lo que Andrés Calamaro nombra en una canción “detrás de la entrada de Ezeiza están el bife de chorizo y el vino”; así fue que tras preguntar a un taxista donde comer me enviaron a la parrilla de “El turco” donde por poco dinero satisface uno sus ansias de comer. Además, claro que pude esquivar la bazofia y los altos precios de MC Donald. Además, me pasee por el centro de Capital Federal. Protestas y más protestas y como un extraterrestre con mi valija y mi mochila a cuestas. Pensar que en otra época era yo el que levantaba esas banderas. El país va camino al 2001 me dijo un viejo librero, con el cual cada tanto me detenía a conversar, y del cual tomo consejo cuando lo necesito. Es un señor muy sabio que vende libros frente a la Facultad de Medicina. Además, estoy contento, como todo en la política, el éxito reside en la insistencia; me presenté de nuevo en Turkish Airlines y pedí un asiento frente a la salida de emergencia, si me veo capacitado para socorrer a toda una tripulación en caso de que haya una emergencia, bueno o eso creo…así fue. Lo conseguí. Es el 40A justo uno de los que había marcado como favoritos en la lista de los mejores asientos disponibles en él avión. Lo negativo es que es el segundo día sin ducharme; pero a pesar de todo no transpire mucho y el clima frio ayudo a que las hormonas no secretaran nada oloroso. De todas formas, antes de irme a dormir cambiaré mis medias.
Sigo renegando con los cargadores y el aeropuerto. Hoy conocí a una chica mientras cargaba (o intentaba cargar mi celular); muy simpática; se dirigía a Barcelona y era de San Rafael De Mendoza; quedamos en contacto por Facebook; uno nunca sabe las vueltas de la vida. Además, llame a mi amigo Nacho (mi futuro médico de confianza) y le conte parte de mis cambios; siempre es bueno tener un amigo en quien confiar, aunque sea vía telefónica y en la distancia. En un rato partiré a dormir, tengo sueño y aun no sé qué puede ser de mí el día de mañana.

IMG_20171125_230615.jpg

Soy la liebre o soy el galgo a según los tiempos cambian.

Una vez que conocen tu identidad el trato es preferencial. Claro está que un pasaporte rumano llama la atención por tierras argentinas, y mas si se acompaña con alguna que otra frase en ese idioma franco fónico. De lo contrario soy uno más, somos uno más, un número. Todo se reduce a las apariencias. Como te vistes, como hablas, como te manejas en sociedad. Hoy se juzga por su tapa o por su olor. Hoy soy un viajante de primera clase; ayer dormía frente a la embajada de Rumania y los cónsules y la embajadora me hacían una vaquita (o Pomana como se diría en rumano) para darme dinero. El mundo se rige en apariencias; bueno al menos le demostré a las chicas de Asistt Card, esa empresa que vende seguros a costa del pánico que genera en los viajantes, que el carisma puede lograr mucho más y que las apariencias son tan solo una parte de la realidad.
Aun me quedan muchas horas en el aeropuerto ministro Pistarini y según yo discurro tendré que higienizarme en el baño, ya que no hay baño con ducha. Tendré que sacrificar mi dignidad para no pasar vergüenza en el avión. Bueno a decir verdad me da igual lo que piensen los demás; yo soy escritor de mi propia vida. By the way, las chicas de la nombrada compañía de seguros son muy simpáticas, en especial llamo mi atención una de ellas, que a pesar de no recordar su nombre conservo su bellísima imagen ligada al café que me ofreció. Lamentablemente en esta vida todo se reduce al sexo y si uno lo único que quiere es pasar el rato, matar el tiempo como se dice, lo pueden tachar a uno de gay o vaya a saber que… ¿De todas formas, quien es quien para juzgar? Yo espero un amor y a decir verdad tengo todo el tiempo del mundo y mientras espero sueño que vivo o voy viviendo que sueño. A los fines prácticos da igual.

 

 

 

 

 

 

Enlaces de Interés:

Aeropuerto Ezeiza
Turkish Airlines

Colabora con el Blog:

Click Aquí para comprar mi libro de Poesías

Sígueme en Instagram: @Aliweboaghe @Aliweimage @aliweinkwell o en Twitter @Mihai_doc o en youtube: Mihaidoctube o en Facebook: Mihai Robert Boaghe o en la vida real.

 

 

Saludos Lectores…

 

Yo no soy la libertad pero si el que la provoca [Facundo Cabral]

Estaba apoyado en la vidriera que daba a la calle Del Carmen. No recordaba con exactitud que esperaba, pero si recordó cómo se sentía. La sombra de los altos arboles se marcaba en la calle con el sol de la mañana. Una leve brisa primaveral anunciaba el calor de la tarde. Los autos pasaban a ritmo tranquilo. Llenaba el pecho de aire y exhalaba con total tranquilidad, porque sabía que era ahí donde quería estar. Cuantas veces se le había presentado esa sensación. La de encontrarse a gusto en un lugar, de sentirse libre sin importar el mañana. Recordó que tenía unos veinte años y estaba en un país lejano, trabajando por unas monedas en un trabajo sumamente inútil. Cosa que el tiempo le demostró. Era de sus primeros trabajos y de todo lo vivido siempre algo había aprendido, y aquella vez aprendió a agachar la cabeza y obedecer. Aquel trabajo le enseño valores como todos los trabajos realizados, pero poco a poco la curiosidad y su rebeldía fueron forjando una identidad que marcaría para siempre la esencia de su ser. Realizo que cuando uno va por la vida siendo libre ama lo que hace porque lo hace en libertad. Amo la vida y la libertad, amo la verdad, y amo ser fiel a sus sentimientos, aunque ellos signifiquen lanzarse hacia lo desconocido. Caminaba por la existencia enamorándose de sueños no de personas. Eran tiempos dolorosos donde las agujas del reloj permanecían fijas y el tiempo tirano que siempre se le iba de la mano, aquellas veces no se escapaba más. Firmeza al contemplar el sufrimiento en silencio. Pero ese sabor a libertad que emanaba de su ser en cada respiración le enseñaron el camino. Era joven e inocente, pero aprendió a luchar con la vida de igual a igual.

 

“Soy un ocaso entre las sierras.
Un amanecer frente al mar.
Soy un cielo estrellado
verde prado
o un acantilado,
donde al filo me encuentro,
mientras te sueño en silencio.”

 

Del libro Poesía al Ser:

 

Escribiré mi presente…

Abro el ordenador, que muy a pesar mío se decidió por estropear, romperse o la concha de su madre como se diría en Argentina que ahora no quiere andar bien. Bueno, en resumen, me acomodo frente a él y tengo mil cosas por hacer. Quién lo diría un desempleado que no le alcanza el tiempo para realizar todas las tareas que tiene pendientes. Si una vez confesé que me parecía que era el protagonista de una novela y todos se rieron de mí, y ahora yo dejo en palabras mis experiencias de vida para demostrar a todos aquellos que me rodean que el ser se expresa claramente con palabras ¿o no es así? Si quiero decir te amo lo puedo plasmar fácilmente en letras que bien organizadas tienen una hermosa fonética. También puede ser utilizada para sacar lo peor de uno y si no me creen busquen la entrada “aléjense porque estoy odiando”. Un mal día lo tiene cualquiera, decía Atahualpa Yupanqui con la poesía que lo caracterizaba a el que “la sangre tiene razones que hacen engordar las venas y que pena sobre pena hace que uno pegue el grito” y aquí estoy yo gritando a los vientos con una poesía que navega a través de estos bits que representan la Word Wide Web. Quizás lleguen al odio certero y me de una mano para lograr mis metras existenciales. Porque al fin y al cabo esta existencia es corta no, lo siguiente. Bueno uno podría imaginarse mundos detrás de los mundos o existencias detrás de existencias, pero a mi humildemente me gusta disfrutar mas de esta vida que al menos parece mas tangencialmente real. Allá lo dejo a Platón y su mundo de las ideas, que le sean de provecho. Yo mientras tanto escribo.

Natura

Los animales nos seguían como a Zaratustra. Dos almas purificadas luchando en caminos opuestos, pero siempre a favor de sus sueños. Ladrillo a ladrillo se levantaron las paredes que dieron lugar al pueblo. El paso del tiempo fue haciendo crujir las paredes y el constante devenir de la sociedad fue alejando a los habitantes de aquellas tierras para encontrar mayor comodidad o quizás tan solo por el afán de socializar en una sociedad donde la rutina mata poco a poco. Aquel pueblo se levantaba poco a poco, pero en un sueño pasado. Seguir leyendo Natura

Historias…

Me gustaba escribir mis pensamientos porque en ellos reflejaba la esencia de mi ser. Así fue que tras tantos intentos frustrados de acercarme a su corazón me digne por sincerarme a través de la pluma. Le envié las primeras fotos de aquellas poesías sin recibir ninguna respuesta de su parte. De todas formas, continúe mi existencia sabiendo que era tan solo un amor platónico. Tantas horas arrojadas al vacío me causaban cierta tristeza, pero comprendí que así es la vida, no siempre se obtiene lo que se desea. Aun no sé porque lo hacía, ni tampoco sé que ganaba ella husmeando en cada intimidad mía. Pero el tiempo pasaba y la ansiedad se hacía cada vez más intensa dentro de mí. Yo como joven enamorado de aquel amor platónico no dudaba en partir hacia el pueblo cada fin de semana que se presentaba la oportunidad. Me conformaba con verla unos segundos cada fin de semana, unos leves cruces de palabras, porque a decir verdad jamás entablamos un dialogo que valga la pena recordar. Quizás la vergüenza mutua por aquella salida rechazada por parte de ella o la amistad con su hermano que complicaba aún más los encuentros.

A mi arquitecta de La Plata

Acá de nuevo en un banco escribiendo desde afuera. Las primeras entradas que salgo al sol a poner en palabras estos sentimientos que llevo dentro. Junto a mí a unos cien metros una joven lee frente a la estatua de la memoria. Me pregunto qué recuerdos pasaran por su cabeza. Que imagina aquella joven cuyo pelo brilla al sol. Siempre la imaginación al poder o el poder en la imaginación. Necesito volver a sentirme libre, volver a tomar todas las palabras que encierran aquellos libros leídos y que leo en mi constante devenir y hacer con ellos publicas mis ideas. Para demostrarme y demostrar al mundo que el hombre es lo que sueña hasta despertar. Cuantos recuerdos pasan a través de mí. Cuantas historias para contar y tan poco tiempo para transfórmalas en palabras y regalárselas al mundo. Escribo con palabras deshabitadas. “El tiempo que va pasando como la vida no vuelve más” decía una linda zamba argentina. Zamba de mi esperanza. Jovencita que junto a un cantero te encontré en aquella tarde calidad donde como hoy me encontraba escribiéndote o escribiéndome cálidas palabras para enamorarte en soledad. Para que nos enamoremos con los regalos que da la intimidad. ¿Cómo confesarte que me convertiste en Santo?. Te sueño día y noche esperando reencontrarte y reencontrarme. Lo curioso de esta existencia es que mi deseo arde en querer verte, pero mi corazón indómito y sediento que batallando violento esta con mi razón te extraña hasta las entrañas. Fuiste la arquitecta de mis sueños. Se que peco contra mi intimidad al hacer públicos mis sentimientos, pero este es el Mihai que llegara a la tumba. Un Mihai que se libere con la escritura y que ayude a otros a liberarse. Creo que dejare de escribir poesía por un rato para pasarme a las oraciones hilvanadas, que bien cantadas demuestran bien el sentir. ¿Porque no puedo dar con mi media naranja, será que cuesta tanto poder gritar a los vientos las verdades que el alma confiesa? Hoy no estoy en una pieza, estoy disfrutando de la arquitectura y desfrutando de tu belleza celestial. Magina hechicera de corazones vagabundos. Construiste con tus pasiones el sueño de mis emociones que a pesar de luchar con mi razón están en seria desventaja. Hoy mi viaje es desde un banco. Alguna vez me soñé escritor y cada tanto me gusta cumplir mis sueños. Así expreso tormentos y pasiones, sentires y olvidos, cariños perdidos o futuros conquistados. Te envié una carta a la facultad de arquitectura el día que partí hacia Bucarest, no sé si te habrá llegado, el contacto que arribaba justo al país se dirigía a tu misma ciudad. No sé si ya la habrás leído o si jamás te llego. Esas son las chispas de la vida. Desde este lado del mundo monologueo y sueño con tu esencia mientras muero en hipótesis sin fundamento. Hoy te regalo más palabras, aunque solo sean gritadas al aire. Tal vez un viento certero las empuje hasta tu oído y comprendas un poco mi sentir. Ahora me comprendo un poco más. Te comento que publique un libro de Poesía en una editorial de mi ciudad actual con el objetivo de poder obtener algún ingreso y porque no que la gente me conozca un poco mejor a través de mis palabras un recurso cada vez más lejano y olvidado para los tiempos que corren. También lo publique en Amazon, con el objetivo de poder hacerlo accesible a todo el mundo, bueno o al menos al mundo que me conoce o me quiere conocer. Este es el objetivo del blog y aunque no recibo ingreso por él y solo gastos ha ocasionado creo y tengo la esperanza de que mis aventuras y desventuras sirvan para inspirar a otros a encontrar su camino. Porque como dijo Machado caminante no hay camino, se hace camino al andar. Soy un repetidor constante de ideas, que en este mundo hay muchas y muy mal distribuidas. Te comento que también genere una radio para poder difundir contenido cultural. Para mi desgracia una serie de factores adversos se interpusieron y no logre mi acometido. Te comentare que principalmente son razones económicas. Seguiré caminando por esta bella ciudad y te escribiré en la próxima parada.

Tu arquitecto favorito.

Pensá…

A ver si me entendés querido, te digo que lo que uno hace en esta vida lo paga en esta vida. Las cosas son así boludo. Que le vas a hacer, vos quédate tranca, después de todo la culpa fue de ella. Yo te dije que no tenía sentido todas esas cosas que te decía. Que baja a comprar el pan que anda a comprar la carne, que las verduras que el Fernet. Te tenía como a un esclavo. Y vos con cara de pollito empapado siempre ibas contento. Como si no te quedara otra opción. Ahora no te arrepientas. Ella se lo busco. Pensá que el tiempo borra todas las heridas. Buenos al menos las de ella. Pensá que somatizaste toda esa angustia reprimida y ese odio y lo vomitaste un día. Es que ya te lo decía tu psicólogo. Hernán tenés que tener un poco más de actitud en la relación. Y vos no le hacías caso. Yo creo que fue eso. Mucho tiempo dominado boludo. Pero que le vas a hacer sos el pasivo, la voluntad controlada, el débil como se dice. De todas formas, no podés cambiar.

Feliz cumpleaños a mi.

IMG-20160513-WA0000

Si Si Si son tan solo palabras, pero que tal si jugamos a un juego donde yo hablo y ustedes escuchan, o leen para el caso es lo mismo. A mis veinte años tome un avión solo y me fui a vivir a un país lejos de mi familia. Porque a decir verdad uno solo puede saber lo que es cuando se encuentras lejos de aquellos que influyen su voluntad. Y asi fue que en aquel tiempo fue cuando realmente comprobé que es lo que me apasionaba. Para ello inverti cinco preciosos años de mi vida, pero de los cuales no me arrepiento de nada, de hecho, no se si vuelvo a partir en breve. Tengo veinticinco años y sé que quiero en mi vida, y lo se porque para ello largue todo a la mierda y hice lo que me dio en gana. Se que me gusta viajar, me gusta conocer gente nueva, leer mucho, tocar la hermosa guitarra, cantar en fogones junto a amigos o desconocidos, me gustan las manifestaciones políticas, me gustan las facultades, lamentablemente no fui muy constante en mis estudios, pero siempre me mantuve leyendo algo. Me gusta jugar a la paleta, andar en moto fumar una buena pipa o poruqe no decirlo un buen cigarrillo de marihuana. Descubri todo ello porque poseía lo mas preciado que tiene el hombre y no es el dinero sino su libertad. Como dice una banda amiga vivir bajo un pulgar no te deja ir tras algo profundo. Aprendan de los errores, equivóquense, anímense a los graneds retos, háblenle a esa chica o chico que les gusta, manden a la mierda al vecino que no soportan o al falso amigo, digan adiós a las obligaciones y ola a los nuevos objetivos en su vida, porque al fin y al cabo esta vida es un camino de ida y no hay tiempo para lamentaciones. Publiquese el dia de mi cumpleaños. Saludos a mis lectores.

Feliz cumpleaños…

Porque una simple llamada telefónica no me permitiría expresarme cómodamente te dedico esta palabras para felicitarte por tu cumpleaños. Hermana querida, a pesar de la distancia sabes que podes contar conmigo para lo que sea, y si el tiempo nos ha separado así ha tenido que ser. Hoy enciendo mi cigarro en honor al dolor que me causa la distancia. Sabes que solo me di cuenta de lo mucho que te aprecio cuando te tuve lejos. Mi corazón y mi vida están en Argentina, y el tiempo me devolverá alli pero nos veremos con frecuencia de eso estoy seguro. Solo tengo que encontrar el método de lograr que esta vida perra me de dinero, mucho dinero. Nacimos en cuna pobre pero eso nunca tiene que ser una limitación que separe a una familia. Te deseo lo mejor en tu día, poco a poco iras creciendo como lo hago yo. Te deseo los mejores augurios para esta existencia y si hubo tiempos en los que peleábamos era porque no nos dábamos cuenta de lo importante que es estar rodeado de los seres queridos. Lamentablemente descubrí que solo puedo ser yo en libertad y eso es haciendo y deshaciendo a mi gusto. Tampoco te diré que te escribí esta dedicatoria, espero que si algún día lees mi blog entre tantas cosas que publico encuentres esta dedicatoria personal. Que la vida te de las mejores experiencias y que aprendas en ella lo que te hace feliz, como intento hacerlo yo a cada paso que doy. Un abrazo con las alas del corazón hermana, ya nos volveremos a ver.

Fragmento del libro ¿Que harías por amor?

…Era el cumpleaños del abuelo de las hermanas y él era el invitado que desentonaba en aquella ceremonia. Quizás el hecho de ser amigo del nieto y de encontrarse sin familiares en aquel país lejano haya logrado cierta compasión por parte de aquella familia y ese haya sido el motivo por el cual formaba parte de aquella fiesta familiar. Una noche cálida de verano que lo encontraba haciendo el asado junto a su amigo, hacer es una manera dulce de decir que simplemente estaba allí con su amigo hablando de diversos temas como lo hacían siempre. Porque la realidad es que en aquella amistad tenían lugar las mejores conversaciones, desde los asuntos políticos actuales, libros que se habían leído o se encontraban leyendo, películas, deportes, música, cualquier tema era buen tema dentro de aquella amistad y se desarrollaba con la más natural comodidad y fluidez. Contrariamente a lo que indica el famoso dicho, a buen entendedor pocas palabras, en aquella amistad había entendimiento y había palabras. El asunto es que lejos de sentirse como sapo de otro pozo el invitado disfrutaba de aquella compañía, se sentía como en casa. Para él, que se encontraba distante de su núcleo familiar sanguíneo aquello significaba un ambiente familiar ameno del cual poder aprender usos y costumbres y porque no socializar. Aunque como aventurero que fue y que sigue siendo, siempre creyó que el hombre no debía estar determinado a una existencia sumamente sedentaria, sino que tenía que hacer y deshacer a su gusto, desplazarse por el mundo con la misma naturalidad con la que uno va a hacer los mandados o al médico. Por aquel motivo, en el cual depositaba toda su convicción, había emigrado a su temprana edad de Europa buscando culturas más cálidas. Mal no le iba. Se encontraba de celebración en celebración, siempre rodeado de buenas amistades, de gente alegre, sociable, feliz, exactamente como él. En aquel momento junto a su amigo ayudándole en las pequeñas labores en las cuales podía tomar parte, como lo eran poner un leño al fuego, acomodar la parrilla o simplemente preparar el siguiente trago para que él y su amigo entre charla y charla al calor del fuego no se deshidrataran. Era el primer cumpleaños del abuelo postizo que presenciaba y sentía curiosidad por conocer a los restantes familiares que, a decir verdad, salían uno a uno hacia el patio trasero donde se encontraba la parrilla y la pileta. Poco a poco fue saludando a los familiares que iban llegando y en breves presentaciones y entre diálogos típicos que son generados para romper el hielo, fue conociendo a los integrantes de la familia. Aquella vez algo distinto ocurrió. Tras terminar de cocinar el asado y disponerlo en bandejas para servirlo a la familia debía tomar lugar en la mesa que estaba dispuesta en forma de herradura. El invitado entro junto a su amigo y comprobó una curiosa situación que le provoco un leve ataque de pánico. Observo que cada familiar había tomado su lugar en aquella mesa, y que solo restaban dos lugares para ocupar, el de él y el de su amigo. Miro a su amigo y este le dijo, con total naturalidad, que se sentara dónde quisiera. Todos esperarían que en una reunión familiar donde el invitado no conoce a toda la familia, este en todo momento apadrinado por el compañero, en este caso algo curioso había pasado. Los dos lugares disponibles para sentarse se encontraban delante de ambas jóvenes. Creo que no les introduje en esta historia aquellas dos hermanas. Me tomare el tiempo necesario para aclarar un par de asuntos pendientes. Este invitado no resulto simplemente eso, sino que como suele suceder en tantas y tantas historias de amigos y hermanas, este invitado se había enamorado de una de ellas, la menor. Por vergüenza o por miedo al que dirán de su mejor amigo, evito tomar cartas en el asunto, hasta que un día no aguanto mas y la invito a salir a través de Internet. Obviamente la respuesta fue negativa, quedando nuestro personaje herido ante tal situación, por ver como aquel amor se evaporaba en puras fantasías. Nuestro personaje comprendió prontamente que se trataba de un amor platónico decidió no insistir en el asunto. Pronto comprendió que, a pesar de todo, aquella joven bella no formaba parte de los planes iniciales y se aseguró de que su conciencia no pensara más en ella y se centraría tan solo en aquella amistad tan enriquecedora y gratificante. El tiempo fue pasando y aquel joven tuvo sus noviazgos con lo cual aquella historia con la hermana de su mejor amigo quedo tan solo en un gracioso recuerdo objeto eso sí, de constantes cargadas por parte de amigos y conocidos. Cierto día, como es lógico que ocurra en casa de los amigos, poco a poco fue conociendo a la otra hermana, la mayor. Está claro que con visitas esporádicas y con la timidez que representan aquellos encuentros, no podía conocer en profundidad a la otra hermana, pero si sus gustos y costumbres. Fue así que el joven poco a poco se fue interesando en los gustos particulares de la otra joven y bella muchacha. Claro que esta vez no tropezaría de nuevo con la misma piedra y evitaría caer en invitaciones que son factibles de rechazar, como lo son las invitaciones a través de Internet. A pesar de ello aquel joven se animó a invitarla a salir logrando así un nuevo rechazo, parece ser que es verdad que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Una vez más este joven osado era rechazado por la hermana de su mejor amigo. No una, sino dos veces. A pesar de toda la amistad perduraba, y en aquella noche en la que se encontraba frente a una encrucijada. Las sillas no estaban dispuestas de manera azarosa, sino que cada una de ellas se encontraba frente a una de las jóvenes, obligando así al invitado a que obtura por uno de los lugares. Cada lugar a ocupar se encontraba en un extremo de aquella mesa con forma de herradura. Como si la suerte lo pusiera a prueba. Pensó un instante y con la rapidez natural de un mago escapista logro resolver aquella situación más que complicada. Tomo la silla de uno de los lugares, y la coloco junto a la otra. Demostrando así que se encontraba allí por la amistad con su amigo, y dejando de lado aquellos pequeños deslices del pasado.

 

No publicar falta editar.

20161221_063059
El castillo de mi Doncella.

Ella y él.

Las conversaciones se sucedían unas a otras en un constante devenir. Comprendía que el reloj se detenía cada vez que se encontraban juntos, y por desgracia a pesar de que para los dos funcionaba de la misma manera, no lo hacía igual para la realidad. Aquella vez caminaron hacia el río a la par. Habían acordado encontrarse azarosamente en algún tramo del camino que une el río con su facultad. Así fue a las cinco de la tarde el comenzó a caminar en sentido opuesto al río y ella en dirección contraria. Se encontraron en medio del camino. Ella levanto la mirada y con una dulce sonrisa, se acercó a saludarlo. Su corazón latía eufórico y temía que el momento lo dejara sin palabras. Afortunadamente los miedos cesaron con el primer saludo, que, para una primera cita, fue lo bastante ameno y natural. Él no podía dejar de admirar aquella fina belleza, esos ojos expresivos que constantemente pedían más ojos, aquellas dos trenzas perfectamente formadas y la elegancia del andar. Ella por su parte tampoco podía dejar de creer que aquel joven alto y apuesto, al que había visto de manera azarosa por distintos lugares de la ciudad, se encontrara junto a ella en aquella tarde cálida de verano. Era sin duda un acontecimiento sin igual. Dos seres que se habían deseado durante meses se encontraban por fin cara a cara. Él le reprochó haberla buscado por cielo y tierra y que tras haberla encontrado – en aquella- su facultad, ella estuviera muy ocupada con sus tareas de organización política. Por su parte ella alego el hecho de que sus métodos investigativos para dar con el paradero de él fueron arduos, y que terminaron dando sus frutos. Confeso que jamás hubiera imaginado el nombre y que nadie de su entorno conocía a ese joven militante de la facultad de ciencias médicas que se había hecho presente en las épocas de elecciones estudiantiles. Con el correr de los días y los meses, pudo conseguir el nombre invitarlo a salir. Claro que todo ello no importaba porque ya se encontraban caminando hacia el río, ambos felices por tener esa oportunidad. El mundo pasaba junto a ellos, pero eso poco importaba. La conexión era tan intensa que ciertas veces había que cambiar inmediatamente de tema de conversación para no demostrar que poco importaba el tópico, en la medida que fuera entre ellos dos. Los aviones despegaban con una frecuencia relativamente constante como para lograr que ambos miraran al cielo asiduamente. Poco importaba, a decir verdad, porque para ellos el cielo era la tierra. Llegaron al río y las olas rompían contra la contención. El mar se encontraba calmo y las gaviotas sobrevolaban la costa planeando al son del viento. Comenzaron a hablar de su historia, de sus padres, sus familiares, las relaciones entre ellos, la facultad, la política universitaria, el arte, las ciencias, la sucesión de temas era constante y jamás se llegaba a un desenlace, como si aquella primera cita fuera algo más que tan solo eso, una primera cita. Como si ese fuera el primer día de una vida en compañía. Miraba sus expresiones y se preguntaba porque hasta el día de la fecha no había conocido a nadie con tantas y tantas maneras de expresarse. Estaba claro que aquella estudiante de artes dramáticas comprendía muy bien las distintas emociones y además tenía la capacidad de poder trasmitirlas. Era la belleza personificada, era el talento, la expresión humana hecha carne. Sabía que se encontraba levemente disminuido frente a tal poder. Él, que creía conocer los sentimientos del hombre, sus emociones más remotas y ocultas, comprendió que todo aquello que se presentaba ante él le resultaba desconocido. Observo sereno todo aquello esperando aprender en cada gesto, en cada mirada que ella le regalara. Ella por su parte comprendió que su mundo era una burbuja, el teatro y el ambiente universitario en el que se movía era un micro ambiente donde tan solo se relacionaba con gente de su mismo entorno. El representaba para ella la puerta abierta hacia el mundo, la posibilidad de ampliar sus conocimientos de otras realidades, de otros universos que tan solo había conocido en cuentos. Eran dos almas caminando al unísono, una simbiosis para ambos productiva. El no paraba de hablar y ella no dejaba de preguntar; eso cuando él tomaba la iniciativa. Por otro lado, cuando ella cuestionaba algo sobre su manera de expresarse el consultaba como podía mejorar y entonces ella con total normalidad le mostraba no una, sino varias maneras de expresar lo mismo. Era sin duda productivo para ambos, ella joven revolucionaria, abrió un universo de posibilidades imaginado en la mente estructurada de él, que a decir verdad, hasta ese momento de su vida no había visto tantas aristas distintas a una misma realidad. Llegaron a aquel lugar frente al rio, que como todo espacio público de la gran ciudad se ve enrejado por cuestiones de seguridad, o como les gustaba decir a ellos, para que los pobres indigentes no osaran hacer de los espacios públicos su hogar. Políticas de la gestión derechista de aquella ciudad. Saltaron la reja con cuidado de no ser observados por nadie. Llegaron frente al rio y prepararon el equipo de mate. Ella se sorprendió porque a pesar de no llevar mochila, él se las había arreglado para traer el mate, la bombilla, el celular y alguna que otra cosa tan solo en los bolsillos. El recalco que las bombachas camperas tienen esa gran ventaja frente a los Janes convencionales. Ese sería el inicio de la cita que duraría unas doce horas y donde los tópicos se sucedían uno tras otros mientras existía entre ellos la vergüenza del primer encuentro, la tensión previa al primer beso. De todas formas, poco importaba en aquel momento, porque ellos estaban ahí y simplemente eran, dejándose sorprender por lo que el destino les quisiera regalar.

Continuara…

Amor de contramano…

Aquí sigo pensándote en cada canción
en cada momento en cada silaba
me enamore de tu poesía
de tu belleza angelical,
pero más te comprendí
cuando leí nuestra historia en papel
cuando descubrí lo que había significado ese cambio de vida
ese treinta y uno que golpee a tu puerta y tu familia me recibió
ese año nuevo vida nueva me encontraba con el corazón herido
y tú lo sabias, de hecho el cielo lloraba por los dos
hoy maldigo a mi corazón Doncella.
ya no sé qué pensar
Pero ¿recuerdas aquellos primeros poemas?
Te dije que si no era junto a ti partiría al exilio solo con mi soledad.
y aquí estoy. Abandonado a la suerte de pensarte y no verte.
Escribiendo versos que no tienen fin, porque tú no estás aquí.
Ya nada se de tu existencia, ni una señal me has dado.
Tal vez este sea el castigo por no haberme atrevido en el momento exacto
o tal vez el destino nos tiene reservado algo mucho más fantástico
¿Alguna señal podrá salvarme del tormento de mi alma?
Espero que cuando te enteres de que todo lo escrito va por ti puedas entenderme un poco más.
Ahora solo la música está en mi corazón.
¿Cuantos sueños se nos están escapando por no encontrarnos?
¿Cuantos viajes? ¿cuantas charlas culturales? ¿cuantas tardes de sol, de mate, de pileta, noches de asado y de familia? Dime que no lo piensas.
Pero acá sigo monologueando entre unos y ceros.
o entre la pluma y mi papel.
Torturándome con dos inviernos consecutivos.
Sin ningún amigo.
Absolutamente solo
como están los que se muerte, los que sufren y los que quieren,
así estoy por tu impiedad.

Sin duda pasa el tiempo y no te encuentro.

Malvones

-Juguemos un juego:
Adivina cual es mi casa,
Solo así te dejaré entrar.
Aquí está la llave.
-Bueno, déjame ver.
Para mí tu casa es aquella
De la cuadra la más bella
Dos pisos para repartir el amor
Rejas verdes y malvones
Para recibirte con flores
Y una puerta verde
Donde probaré mi suerte.
-Intentemos.
-Veremos, déjame probar…
-Al parecer tuve suerte, vamos subamos.

 

 

 

Preso

Grito con palabras deshabitadas
!La vida me sabe a nada!
Desde que vuelo en silencio
preso de tus recuerdos y de un pasado incierto…
Te evoco en cada madrugada
aunque para el corazón
ya no es lo que ansiaba
perezco ante el paso del tiempo,
sufro, anhelo con profundo tormento.
Estas son tan solo palabras que lleva el viento.
Quizás en un grito certero,
fuerte como suspiro de este alma en pena,
te busque y no te encuentre.

Borrador [1]

Y ustedes ¿por que leen lo que escribo? yo ya conté porque escribo, porque me quede atrapado dentro de mi cuerpo. Soy todo alma y esta es mi pena por jugar con los sentimientos de aquella Doncella. Hoy pago mi castigo. Pero ustedes ¿porque les interesa la vida de este humilde escritor? Al fin y al cabo son uno mas. Bueno con una historia bastante particular pero uno más entre todos ustedes. Siempre que termino un libro me siento un poco mayor que cuando lo inicie. Es como si le leído ya formara parte de mis recuerdos, como si viviera otra vida más ademas de la mía. O no es eso lo que se debería sentir cuando se termina de leer algo. También estoy estudiando para mi ingreso a la universidad y adivinen que, tengo matemáticas. Esas relaciones y esos principios que nunca cambian. Gráficas y rectas, ecuaciones, limites, derivadas, integrales, ¿donde están en la realidad que no las veo? comprendo su importancia y veo que a diferencia de estas palabras que mañana pueden no significar nada para mi, que digo mañana, incluso en el preciso instante en que son escritas ya forman parte de mi pasado. Esas matemáticas son inmutables, imperecederas, son tan perfectas que dan miedo. En otros tiempos dominaba a la perfección las derivadas e integrales, hoy me doy cuenta que mi memoria me fallo, ya no recuerdo a la perfección los procedimientos para la resolución de problemas. Y eso demuestra que no somos dos veces las mismas personas, de eso estoy seguro. No soy el Mihai de ayer y no estoy seguro de que mañana este ser que escribe piense de la misma manera. Así que corregiré las faltas de este post, lo publicare como tantos otros post que comparto y me olvidare que lo escribí. Dicho y hecho….

PD: termine de leer “La Nausea” de Jean Paul Sartre.

¿Porque escribo?

cropped-viajantedelnortinstakeep_d189d.jpg

Porque cuando conté a aquellos que me rodeaban que la chica que me gustaba me había escrito un libro me tacharon de loco. Que esas cosas no son posibles, que son delirios tuyos, que juntarte con tal o cual te hizo mal, que vos tener que hacer esto o aquello. Miren ustedes incrédulos. Miren como el ser se expresa en palabras y hoy más que nunca creo que aquella persona tan especial escribió aquel libro para contar nuestra historia y para hacérmela saber. Por eso estoy en guerra con mi pasado y lo seguiré estando hasta que me muera. No me interesa lo que piensen de mí. No voy a pedir perdón a nadie por obrar como lo hice. El ser humano es libre por naturaleza.  Si obre como lo hice fue porque en ese momento lo creí y lo creo acertado. ¿Dónde se vio el dar órdenes a la libertad? Yo nací sin amos. Si para ustedes abandonar un trabajo y una carrera que me torturaba, ademas de cambiar de tierras, significa que estoy perdido en mi existencia son ustedes los equivocados no yo. ¿Dónde dice que el ser tiene que arraigarse si o si en un determinado lugar? Vaya patrañas. Solo las almas mediocres tienen miedo al cambio y aguantan un pésimo trabajo y una pésima vida. Los espíritus elevados no tenemos miedo a nada, ni siquiera a la muerte. La vida merece ser vivida con coraje. Aquellos que se acostumbran a agachar la cabeza son almas esclavas y sumisas. ¡Viva la libertad! Basta de ser falsos, basta de juzgar a los demás con prejuicios. Basta de moralismos. Estoy cansado de todo eso. Ya no salgo de fiesta. No me interesa el mundo que me rodea. No tengo mi motocicleta. No tengo mi registro. No tengo mi verdadera identidad. Ni mi armónica, ni mi biblioteca, ni mi antigua guitarra que tanto me costó comprar. No tengo mi carpa, ni mis abrigos tan queridos. No tengo mis sueños. Soy un alma encerrada en un cuerpo que hace tiempo murió. Hoy vivo la vida, pero muerto. ¿Qué estimulo podrá despertar mi interés por la vida nuevamente?

Sábado 04:04 04/02/2018 Hora Española.

Noche de nostalgias [2]

La foto la tomo un amigo que viajaba en ese momento en la autopista con su camión. El destino quiso que nos encontráramos en la ruta. Afortunadamente y para alegría de todos mis conocidos puedo presumir que jamas tuve ningún percance grave con la moto. Es decir, compre mi primer vehículo, salí de la agencia sin saber manejarlo (con registro, eso si) y desde entonces hasta que la suerte nos separo pasaron unos 16500 km en unos ocho meses, pero ni un solo accidente. Se podría decir que le saque bastante jugo a la rojita. Mis únicas tres caídas, porque voy a admitir que si las hubo, fueron dignas de contar. En las tres me encontraba estacionado sobre el césped. Observando unas preciosas puestas de sol que me regalaba aquellas latitudes. La patita (así se le llama al soporte) se termino enterrando en el barro por el peso de soportarme sentado sobre la moto y fuimos a parar al piso, no una sino tres veces. Nada grave, digno de risa, aun recuerdo algún bocinazo la primera vez que me caí cerca de una carretera que pasaba por allí. Gratos recuerdos que en noches de nostalgia vienen a mi memoria.

Noche de nostalgias [1]

25011375_2009604849278067_394714344975237120_n

Como te extraño rojita mía… La vida quiso que nos separemos, y así fue. Extraño aquellas tardes en que salíamos juntos a ver atardecer, vos, yo, mi pipa,mi música y algunos sueños. Eramos como dos enamorados. Tanto así que dormías junto a mi, entrabas a mi habitación por la puerta grande. El que no me conozca dirá que estoy loco. ¿Te acordás como abrazabas la guitarra? Dirá la gente que esta loca, ¿que sabrán ellos de aventuras, de sueños y de viajes?. Cuanta gente se conforma con un trabajo de ocho horas y una vida sencilla y sin sobresaltos. Cuando la vida llega al punto que la máxima exaltación es el volumen que varia entre el programa y la publicidad es porque tu existencia dejo hace tiempo de ser vivida – ¿Cuanto duele la rutina? – Hay gente que se muere mucho antes de aprender a vivir. Viva la improvisación,  viva el futuro incierto, viva la incertidumbre de amar lo desconocido y viva ella. Artista y musa de mis aventuras. La revolución siempre será lo primero  y lo comprendí.

 

https://terraqueando.files.wordpress.com/2018/08/los-olimarec3b1os-20-ac3b1os-1982album-completo.mp3%20on%20%20style=color:navy;autostart=true%20loop=true%20%20style=color:darkgreen;width=0%200%20

Como descubrí la poesía.

Amanecer3

Por azar como tantas cosas que se conocen en esta vida. Así fue que la vi por primera vez. En manifestaciones multitudinarias cruzamos las primeras miradas. Entre en su facultad repartiendo mi política, y me conquisto con su maneras. Quede a la espera de una respuesta. El tiempo paso y podría decir que cuando menos lo esperaba se hizo presente. En un segundo cambio mi vida. Y no hubo vuelta atrás. Hoy vive en mi, en casa estrofa en cada verso en cada palabra y en cada letra. Es ella mi condición, y aun recuerdo cual fue el primer poema que me atravesó íntegramente. Este post esta dedicado, en primer lugar a ella, y en segundo a todos aquellos amantes de las buenas rimas.

Con ustedes, el poema que supe recitarle la primera cita:

Con cada vez que te veo
nueva admiración me das,
y cuando te miro más
aun más mirarte deseo.
Ojos hidrópicos creo
que mis ojos deben ser;
pues cuando es muerte el beber,
beben más, y desta suerte,
viendo que el ver me da muerte,
estoy muriendo por ver.
Pero véate yo y muera;
que no sé, rendido ya,
si el verte muerte me da,
el no verte qué me diera.
Fuera, más que muerte fiera,
ira, rabia y dolor fuerte;
fuera muerte; desta suerte
su rigor he ponderado,
pues dar vida a un desdichado
es dar a un dichoso muerte.

Pertenece a “La vida es sueño” del gran Pedro Calderón de la Barca, y a decir verdad es una de mis obras favoritas. Cuando me lo aprendí no sabía el porque. Pero a decir verdad, hay veces que es mejor no entender y simplemente dejarse ser.

Saludos lectores.

Cambio de mentalidad…

IMG_20171220_115654.jpg

En definitiva todos sabemos que somos alguien, independientemente del entorno nos sentimos y pensamos de alguna manera.

Pero…. ¿ es que ese sentir y ese pensar puede variar con el tiempo y el lugar?

Así es que mi cerebro y mis formas son de una manera cuando mi conciencia piensa en Castellano y otra muy diferente cuando esa vocecita pensante habla en Rumano.

Este Post ira añadido a “reflexiones sin sentido”.

En tus ojos…

Quizás les ha pasado…

Haberse enamorado de unos ojos

Yo recuerdo mi pasado y a ella a mi lado…

Fue allá en primavera…en el jardín botánico…

El encuentro… una cita…

O una mateada…

Analizándolo bien…creo que mejor la olvido…

Triste destino…porque partió al exilio…

Como un niño…

Esquivando al amor…

Temiendo al tiempo…

Su regreso fue incierto…

Su partir doloroso…

Nunca mas encontramos esos ojos

Esa mirada…

Se fue al exilio con los besos…

Y volvio cargada de soledad…

Poesía de trasnoche [1]

 

Con versos decadentes en murales descascarados

Escribo grafitis de olvido para besos desparramados

Con ayeres negros imagino blancas fantasías

Con inspiración de poeta ansío respuestas de sordo

Me olvide que me olvidaste loca traicionera

Y lo que ayer fue hoy se nos vuela

Pateo las ilusiones y ya no te estorbo

Pero recuerda que un día

Supiste ser mía

Y yo tuyo.

Soy

Mi pasión es escribir. Ciertas veces con una visión crítica, otras veces mas sentimental. De a ratos un fastidioso nostálgico o un analítico en continuo proceso de profundización. Mi ser se expresa en palabras y son estas las que demuestran el canto del alma. Hay gente que se contenta con estimular sus receptores sensoriales gustativos y con ello satisfacen sus neuronas y su existencia. Considero a estos como seres superficiales. Yo necesito palabras, música de otras almas, en definitiva necesito arte. Y a veces necesito soledad, para pensar en todas ellas. Soy un eterno incomprendido. Pero que le voy a hacer así me hizo la vida.

Mientras bebo solo a la luz de la luna…

20161115_214947

Un vaso de vino entre las flores:
bebo solo sin amigo que me acompañe,
Levanto el vaso e invito a la luna:
con ella y con mi sombra, seremos tres.
Pero la luna no acostumbra beber vino,
y mi perezosa sombra solo sabe seguirme.
Festejemos, con mi amiga luna y con mi sombra esclava,
mientras aun es primavera.
En las canciones que entono vibran rayos lunares;
en la danza que ensayo mi sombra se aferra y deshace.
Los tres juntos, antes de beber, holgábamos;
ahora, ebrios, cada cual va por su lado.

Autor: LI PO

 

Se de ti…

Se que estas por ahí, leyendo cada entrada. Lo que no se y no puedo comprender es porque no quieres dar la cara. Sigo teniendo muchas ganas de decirte lo que creo.
Seguiré escribiendo y expresándome aquí en la distancia. Esperando que un día golpees esa puerta, como alguna vez me anime a hacerlo yo.

Cuento de Pelota Paleta.

cuchame, pero cuchame bien. Les tenemos que ganar a estos dos, estoy cansado de que se hagan los cancheros. Vos juga atrás que yo juego adelante, ¡pero para! no te apures. Espera que te desafíen ellos, y ahí le pedís alguna ventaja más. No seas ansioso que te conozco. Espera el momento. Para mi le tenemos que jugar a la zurda del loco adelante y al pelado libre atrás. ¿Te acordes que salimos a partido este mismo en la otra cancha? Yo me acuerdo boludo como si fuera ayer, teníamos el segundo partido casi ganado, nos faltaban cuatro puntos y te mataste tres seguidas al alambre. La otra me mate yo. Ahí nos igualaron y después pasaron adelante. Una desgracia. Nos perdimos un platal en el segundo partido. Yo me la aposte toda de afuera. Pero bueno esa es otra historia, hoy despreocúpate. Hoy vamos a dar vuelta a la tortilla. Oime, cuando te desafíen duda. Hacete el que no sabes, pensala y mírame un par de veces. Total, vos ya sabes que es para nosotros el partido, pero hacela difícil, que se la crean. Vos sabes que estamos justos de plata y tenemos que tirar hasta fin de mes. Encima tenemos que echarle algo al tanque que veníamos con el olor. Dios, no me quiero imaginar si no ganamos. Nada, nada. Vamos para adelante. Pero para no te vayas una cosa más, cuando empecemos tenemos que tenerla clara, sino nos va a pasar lo del otro día. Vos déjame a mi manejar el partido. Vos la tenes que echar a buena hasta que te canses. O mejor dicho hasta que se canse el pelado. Como si fueras una pared ahí atrás. Tenes que destrozar al zaguero, que deje los pulmones en la cancha. Yo te voy a hacer caso. Si, ya sé que me cuesta boludo. Pero cuchame te dejo todas las tuyas y cuando me quede ahí zas. Defino. Al loco adelante me lo como, con dos pancitos, un tambor o alguna cortada le voy a ganar. Además, se operó hace unos meses la rodilla, todavía está un poco lento. Vos confía en mí que de esta salimos por todo lo alto. Esta noche celebramos a lo grande. Y sino, nada nada, no quiero pensar negativo. Cuchame otra cosita más, vos jugala toda por derecha, que loco va de zurda y se le va a complicar agarrar la pelota. Lo tenemos que destrozar al zaguero. Míralos como hablan seguro están tramando algo. Pero no te preocupes que acá la tenemos bien clara, por algo jugamos siempre juntos en todos lados, nos tenemos que entender bien loco. ¿Cuánto trajiste? Yo tengo los quinientos que había en la mesa al lado de la computadora, decime que agarraste los otros mil de la lata. Sino ya fue le jugamos doscientos el partido cuatrocientos el doblete. Serán unos cien más de cancha y pelota. Si perdemos nos volvemos a pata y con la moto arrastras. Pero ¡naahh te estoy cargando!, hoy la rompemos. Además, mira la tribuna como cuchichea, ya se escuchan las primeras apuestas. Dan dos a uno a mano nuestra. ¡Dos a uno! Menos mal que estos dos están distraídos que sino, por ahí nos piden alguna ventaja a nosotros. Pero vos acordarte la zurda del loco adelante y le pelado libre atrás. Ahora viene la mejor hora, el sol se está poniendo y no refleja tanto en la cancha. Decime que me trajiste los protectores y la gorra. Me los trajiste boludo, ¿no? .No vaya a ser cosa que me peguen devuelta en el ojo, mira que ya la sufrí y no quiero pasarla de nuevo. Yo sin los protectores no juego. ¿Vos estabas aquel día? Buff mejor ni me lo recuerdes. Pero para. No nos vayamos por las ramas. Decile al canchero que nos dé una pelota caliente. Gritale, gritale que no sea rata y que te de una nueva. No esas viejas que pone a calentar encima de la cafetera. Viejo busca.  Esas parecen nuevas y se explotan a los cuatro puntos, y encima te la cobra. Dale que pa’ vivo estamos nosotros acá. Será un pan de Dios el hombre, pero mi plata también vale como para que me la saque así de un plumazo. y más con los tiempos que corren.

¿Y que te dijeron? ¿Que sí? Joya buenísimo dale vamos a la cancha. Pero para una última cosa. ¿Te pusiste la tobillera? Mira que después te va a doler y vas a andar rengueando. Sabes que te necesito a tope para este partido. Ya lo pensé todo, ya hablé con el pelado y van los doscientos por partido, cien vos y cien yo. De afuera se la jugaron toda de nuestro lado. ¡Viste que te dije! Está claro que es nuestro el partido. Solo tenemos que hacer las cosas bien. Pica bastante esta pelota. ¿Te fijaste? Se ve que es nueva. Para antes que arranquemos hay que pedirle resina al canchero. Estos cansado que se me resfale la empuñadura.  Vos escúchame si tenes duda pedile vuelta. Que el pelado es un sinvergüenza y se te va a poner adelante todos los tiros. Pedile que si nos dan la vuelta armo un quilombo bárbaro. Vos sabes que por cien pesos soy capaz de cualquier cosa. Y más sabiendo que si perdemos nos volvemos a pata. Hable con el turco, dice que jugo cinco mil a mano nuestra. Si ganamos tenemos la fiesta asegurada. Hacemos noche acá, nos comemos ese lechón que tan haciendo ahí atrás y nos tomamos un par de vinos, sacamos la guitarra, unas milongas y que nos quiten lo bailado, o lo recitado. Pero que digo, tenemos que tar’ concentrado como jugo de naranja, que, si no, nos vamos del partido. Acodarte a buena todo el día. Y por derecha que el delantero va de zurda. No te vas a matar en el alambre loco. Mira que esta cancha es más bajita y que tiene las luces esas dentro de la cancha. Si la copeteas mucho te vas a matar. Juga tranquilo que el partido es hermoso. Dale compa que esta queda en la memoria.

Relato de esa pasión que representa para mi la Pelota paleta. Para el que quiera ver el deporte aquí un video hecho por mi para variar.

 

[Falta corregir]

Historia de pueblo…

Anda a buscarlo vos dale, que yo te espero acá. Decile que traiga las lombrices que yo mientras voy a buscar el bidón para llevar el agua. Anda dale. No te olvides de traer tu caña también que sino vas a tener que pescar con la línea de mano. Ahh me olvidaba no pases por lo de Nelly que esta media enojada, ya sabes hoy es el cumpleaños del negro y otra vez me voy con los pibes a pasar el rato. Si te ve se me arma la gorda, mejor agarrá por la calle de la salita. Y tene cuidado que anda suelto el perro del cabezón de la esquina. Si otra vez lo dejo suelto, pasa que como ayer llovió, lo suelta. Viste como es. Espera los días feos para darle un poco de libertad al pobre animal, pero con tan mala suerte que ahora no lo puede agarrar. Vos por las dudas anda con cuidado. Si pasas por lo del loco decile que se venga que hay lugar para uno más. Hace como dos días que no lo veo. Debe andar en el patio haciendo huevo. Ahh me olvidaba de contarte, no sabes la que se armó ayer acá a la vuelta. La vieja de al lado y mi madre, toda una telenovela. Y todo por una cascara de mandarina, si vieras como gritaba la vecina. Al final parece que está todo mal y ahora nos tiró la ceniza del asado del domingo justo junto al alambrado. Podes creer que justo al lado de los tomatitos de mi vieja. Mejor ni le digo, que se dé cuenta sola. La que se va a armar. Yo no sé si te conté pero para mí es por lo de Pedro. Después de la operación no volvió a ser el mismo, y la vieja esa tampoco. Dale guampas que esperas salí que se nos hace de noche.

Mmm, otra vez la misma historia, este que va a tardar dos horas hasta que vuelva, y yo acá matando el tiempo hasta que venga. Eyy negro ¿qué haces!? Para! Pasate a tomar unos mates. Veni que ya puse la pava. ¿Qué andas haciendo con esa bici toda hecha pedazos?, mira no me digas nada seguro se la sacaste el ciruja de tu vecino. Vos siempre igual ehh, no cambias más!. ¿A dónde ibas?, seguro que a tomar mates con el turco a la garita, ¿Pa` quiii? Déjalo que ahora tá durmiendo la siesta el pobre. Menos mal porque ahora está más tranquilo viste. En este rato los trenes pasan cada muerte de obispo. El que viene de las flores ¿creo que es el que pasa a las cuatro no? ¿O es el que va a bahía? Ya fue da igual. Fíjate si está el agua o la dejo un cacho más. No te vas a creer, ayer probe esta yerba y no sabes lo que es. Digestiva digestiva. Seguro te gusta. Continuara…

Hoy hace un año…

16487557_10210144876873040_8405939697495502816_o.jpg
Mi amigo, yo y mi camisa viajera.

Facebook me recuerda que hace un año estaba cumpliendo un sueño. Generalmente no hago caso de las estupideces que anuncia, pues considero que todas ellas tienen un trasfondo económico. De hecho no se si saben que Facebook almacena toda su información, hasta los numero de teléfono de amistades que hace tiempo que no ven. Esta en su copia de seguridad, si quieren saber más sobre que sabe la famosa red social de ustedes, pues descarguenla. A lo que iba, hace un año cumplía un sueño, viajaba con un amigo por la República Argentina, más específicamente por Buenos Aires. Hoy rememoro esa aventura en la cual nos convertimos en motoqueros pelotaris, y con la amistad como estandarte salimos a conocer canchas de Pelota Paleta y a hacer nuevas amistades y nuevos desafios. De más esta decir que merece mucho más que estas sencillas lineas, pero rememorarlo tampoco esta nada mal. Prometí hacer un libro con todo lo ocurrido en aquella aventura, y poco a poco le estoy dando forma. Los sueños hay que cumplirlos en vida, de lo contrario sera muy triste llegar a viejo y ver que no nos quedan energías para nada. Desde mi espacio personal un abrazo grande en la distancia a ese amigo aventurero que ahora mismo esta viajando por Chile y la Patagonia Argentina, y por lo que veo sigue cumpliendo su sueño. Mis felicitaciones y admiración, y mis mejores deseos para tus aventuras de motoquero. Yo me soñé publicando un libro y estoy aplicado a la tarea, puede que el destino nos hermane de nuevo en alguna que otra cruzada. Recuerden lectores los sueños se cumplen en vida.

¿Te has parado a pensar en los tuyos?

Esa mentira que representa mudar los paisajes cuando la pena es siempre la misma

 

Imagenes.jpg

Esa mentira que representa mudar los paisajes cuando la pena es siempre la misma. El entorno puede variar interminablemente, pero es dentro nuestro dónde encontramos la verdadera esencia del ser. No me vengan con cuentos del mas allá, promesas de un futuro mejor. La gente vive esta existencia, en este tiempo vital. Lo que pase tras la muerte es igual de incierto para unos como para otros. ¿Porque permitir que haya gente explotada por otra gente? ¿Cuáles son los valores que nos llevan a ansiar siempre más?, a no conformarnos con lo que tenemos. De donde nace ese deseo irrefrenable por poseer objetos materiales. Ojalá mi espíritu fuera tan sencillo que se quedara satisfecho con cosas. Pero no es así, solo el arte puede otorgar cierto alivio a esta alma en pena. Este ser que sufre su existencia, que se dio cuenta que la vida es una, que todos iremos al mismo lugar, y que hagas lo que hagas el pasado es pasado, y no podrás recuperarlo. A veces amo mi soledad, y otras veces, mientras doy vueltas en la cama la detesto hasta el infinito. No poder conciliar el sueño ciertas veces puede ser la peor tortura. Las palabras que no dijimos, el coraje que no tuvimos, la perseverancia que se nos escapa en los momentos claves de la vida. Soy un escritor mediocre, de versos pobres, de relatos cortos y sin sentido, soy un mero reproductor de la cultura. Mezclo todo aquello que me hace ser quien soy y lo devuelvo a mi manera, digerido por mis experiencias, por mi sufrimiento y mis alegrías. Mientas tanto sigo existiendo sin encontrarle un porque a mis acciones, sin saber el porqué de todo lo que me pasa. No soporto la rutina, me lastima por dentro, me mata. El ser siente que perece cada vez que detecta patrones de conducta mecanizados, automáticos, inconscientes. Si esta fuera tu única existencia, ¿estarías contento con todo lo que estás haciendo? ¿O harías muchas otras cosas? ¿Cuáles son los límites de tu voluntad? O, mejor dicho, ¿prefieres un colchón cómodo a cumplir tus sueños? ¿Te aterra lo desconocido? ¿Te satisface más vender tu libertad a cambio de tolerar todos los tormentos de tu alma? Ser y tiempo, tiempo para el ser. Y mi doncella que aún no aparece.

ilo AnaEli

Porque no se querer a medias comparto esta canción, que también es intimidad. La conocí por azar, como se conocen a los amores, sin buscarlos. Ellos aparecen de forma espontánea, como por arte de magia. Así la cruce muchas veces sin saber siquiera su nombre, hasta que tanto buscar la pude agregar al Facebook. Claro está que una chica tan bella y requerida, además de inteligente no me acepto a la primera. Nos seguimos cruzando por la gran Capital Federal, la política tiene esos beneficios. Ella en su partido mezcla de guevarismo y de don Shakespeare, yo en mi mundo turquesa de partido de turno. Porque no cabe duda que la política se cambia como el día y la noche, hoy nos llamamos así y mañana asa. En fin, no viene al caso tanto detalle. Es nuestra historia la que quiero recordar en estas líneas, por qué no es tan difícil de entender, a veces la extraño, seguro que ella también, aunque la distancia nos impida poder siquiera imaginarnos. Cada uno en un lado del océano y yo como mi amigo Paco de lucia –que en paz descanse- estoy entre dos aguas. La cuestión es que me enamore en la universidad de bellas artes de Capital Federal, claro que había una diferencia, ella ya era una artista y yo estaba en proceso de formación, o estoy. El tema es que todos tenemos nuestra faceta donde damos lo mejor de nosotros para que el momento sea fantástico. Y así fue, un día organizamos una cita, si me acepto al Facebook tras varios meses, yo por mi parte ya ni recordaba su nombre, solo su bella sonrisa. La cita fue a común acuerdo, ella me hablo al Facebook, tras aceptar mi solicitud, y me invito a salir. Yo puse las condiciones. Nos encontraríamos de casualidad como todas las anteriores veces, pero con la diferencia que ambos sabríamos el camino. Ella caminaría desde su facultad hacia el rio, yo volvería del rio hacia su facultad, que vale aclarar casualmente es un camino bastante recto. Así fue, salvo algún que otro detalle, ya que ella fue impuntual y yo falte levemente a mi palabra, la espere sentado al costado del camino. En mi alegato diré que no solo me encontraba en el camino a la hora establecido, sino que mi impaciencia me llevo a ir más temprano de lo acordado. Sé que también es otra forma de impuntualidad, hay que estar a la hora acordada y punto. Pero tantos meses de espera y el saber que pronto tendría el momento de hablarle y decirle cuando apreciaba su celestial belleza, me hicieron llegar allí antes de tiempo. En fin, no recuerdo que estaba leyendo en aquel banco, pero la vi pasar, radiante como siempre. Ella volteo su semblante y me pudo apreciar. Fue una conexión natural de esas que se ven en las películas. Afortunadamente me gusta vivir de manera original y por eso me suceden cosas tan maravillosas a mí también. Nos saludamos vergonzosamente, teniendo en cuenta que era la primera cita, y algo me quemaba por dentro. Caminamos a la par hacia el río, hablando de a cómodas cuotas y escuchándonos mutuamente. Los aviones pasaban por encima nuestro ya que el aeropuerto estaba allí, cerca, a lado de nuestro camino. Continuara…

“Yo digo que mis ávidos amores

Son fuertes y viven más que yo

Son gigantes tenues como flores

Que alientan este turbio corazón”

Jorge Fandermole.

Soy…

cropped-viajantedelnortinstakeep_d189d.jpg

Soy tan porfiado que…

-Si alguien me dice que no puedo vivir sin trabajar, paso seis meses de vacaciones
-Si alguien me dice que es una locura ser escritor y que no tiene sentido, yo abro un blog y escribo
-Si alguien me dice que es imposible hacer un viaje de aventura con una moto, en invierno, solo, y renunciando a un trabajo, yo lo hago
-Si alguien se atreve a decirme que no se tocar la guitarra, me siento frente a un cuaderno y en dos meses saco una pieza clásica de una dificultad más que respetable
-Si alguien me dice que tengo que casarme, le demuestro que soy feliz solo
-Si alguien me dice que de nada sirve la poesía, yo le respondo que en la vida todas las cosas tienen el valor que uno le da
-Si alguien me cuestiona mis sueños, yo le respondo cumpliendolos…

-Si alguien me dice que no puedo publicar un libro, yo le demostrare que el hombre es lo que sueña hasta despertar.

Y asi voy por la vida, porfiando…

Felicitación a mi Madre.

20161004_063334.jpg
Ama-n-ser para mi Madre…

 

¿Qué es ese tiempo que tan religiosamente adulan los seres humanos? ¿Existe el tiempo por fuera de nosotros? ¿Se puede viajar en el tiempo? Muchas veces en mi vida me interrogo con este tipo de preguntas que, lejos de tener respuestas cada vez me abren nuevos interrogantes. Claro está que cuando uno viajo tanto en su vida los horizontes se desdibujan, cambian constantemente. Como viajar en el tiempo es algo que cualquiera que haya tomado un vuelo aéreo y haya viajado a través de algunos meridianos se podrá dar cuenta. Es sencillo o al menos eso parece. Acomodamos el reloj y se acabó la cosa. De hecho, con las actualizaciones automáticas de nuestro teléfono ni siquiera tenemos que pensar en ello. ¿Pero que es viajar a otra zona horaria? Esa hermosa sensación que se tiene cuando se pierde la noción de día y noche, cuando se piensa que es mediodía tan solo por las comidas que ofrece en el avión. Amo ese efecto que producen los viajes trasatlánticos. A veces me gusta pensar que tan solo somos materia que gira en torno al mismo eje y en torno al sol. Así, con un entorno completamente negro, rodeado de absolutamente nada. Aún en nuestro inconsciente organizamos nuestro día en función de cómo sale el sol o como se pone, nadie piensa que el sol está allí, fijo y que somos nosotros los que nos desplazamos armoniosamente por las orbitas elípticas (y en nuestro eje polar). Tampoco tendría sentido vivir pensando esas cosas, pero están ahí, en algún lugar de nuestra mente. Es el tiempo biológico el que importa, el que pasa hagas lo que hagas, el que nunca será dos veces el mismo; si nostalgias tu infancia tengo malas noticias, seguirás con el mismo sentimiento vital de que nunca volverás a aquella época de ingenuidad, a tener aquella energía que parecía inacabable. Disfruta las energías de tu presente pues para desgracia de todos nosotros va en continuo detrimento. Pero esta es la vida, hoy estamos aquí y mañana volveremos a ser polvo de estrellas. Por todo ello disfruta el momento, no digo que tires la casa por la ventana, pero cosas tan banales como las modas podrías restarles importancia y ser feliz con lo que tienes, al fin y al cabo, somos sujetos pensantes que no deberíamos juzgarnos por las apariencias. Por todo ello feliz cumpleaños a mi Madre que aún no comprende que tenga un hijo con un hobby tan raro –actualmente-como es la escritura.

Más ojos [2]

 

Me gustaba su mirada porque siempre pedía más ojos. Su expresión era clara marca de que sabía lo que hacía, su constante interacción en la facultad de artes dramáticas con otros alumnos dejaba ver que la interacción solo puede tener efectos positivos en el ser humano. Sus expresiones faciales me demostraban que sabía muy poco acerca de emociones humanas, o quizás que comprendía vagamente como se expresaban cada una de ellas en un rostro femenino. Tanta anatomía fría, tantos orbiculares, tantos depresores y cigomáticos me habían hecho olvidar que solo tienen sentido cuando se usan para expresar emociones, y si vienen de la mano de una joven, bella, y carismática niña de artes dramáticas mucho mejor.  Su actitud frente a la vida fue lo que me enamoro, descuidada frente a convenciones sociales, solía saltar los molinetes del subte sin la mayor preocupación, incluso cuando la gente la observaba, fingir una sonrisa al colectivero para comprar con una bello semblante su ticket de viaje y demostrar así que todas las reglas se pueden romper y que solo depende de la situación. El presente se construía a cada paso con ella, fiel a las líneas del socialismo me enseñó a comprender mejor los principios que hay detrás de esos ideales. La policía y su vida rígida, fría, conservadora, guiada por estructuras duras era lo que más le molestaba, me enseño que el ser es sensible al paso del tiempo, es moldeable, es adaptable, y que lo primero es la libertad. Los policías se encontraban exactamente en el polo opuesto a esa libertad, fiel a la orgánica del sistema, un sistema más que corrupto desde la conducción hasta la base. Claro que para comprenderla  tuve que perderla, o mejor dicho tuvimos que perdernos, porque solo así pude comprender que dos seres se tienen mutuamente pero en libertad. Su recuerdo lejos de lastimarme me alegra la existencia motivo por el cual la rememoro constantemente en mis textos.  Desde aquí mis respetos y agradecimiento por todo lo enseñado.

 

De cómo el ser se puede transportar en el tiempo…

10210671304953413.jpg

Hace un año tenía un trabajo de mil dólares al mes en el Aeropuerto, en el cual no tenía que hacer nada más que ir y cumplir horario, y por si fuera poco era frente al río, de noche y sin que nadie me molestara. Además de que claro, cada día que salía veía un amanecer diferente. Creo que en mi vida no tendré otro trabajo tan genial como ese, al menos en lo que se refiere a buenos estándares laborales. Hoy me puse melancólico y rememoro esas mañanas en las que no terminaba de salir del trabajo y ya desprendía los primeros botones de la camisa, subía a mi moto, con la tranquilidad de quien sabe que están siendo totalmente feliz con su existencia y hacia unos dos kilómetros hasta un lugar donde podría ver amanecer sin que nadie me molestara. La camisa tirada a mí alrededor, la moto ladeada junto a mí, y un buen faso entre los dientes, así el humano siente. He capturado las mejores fotos jamás sacadas por mí. Claro que tanta belleza no podía ser posible si no está acompañada de la música. Y es ella la que me retrotrae a aquellos momentos fantásticos, en aquellas tierras tan liberales y brillosas, donde el sol calienta desde temprano, donde a las seis de la mañana uno puede andar en cuero como se diría por allá. Buenos recuerdos sin duda. Una sociedad sin tantos prejuicios, más liberal, y donde el ser puede evadirse de la vida caótica y consumista que lleva en las grandes ciudades. Ah, ciertas veces también escribía frente al rio, o tocaba la armónica o leía algún que otro libro. Realmente júzguenme de egocéntrico, pero amo mi soledad. Y pensar que hay gente que no puede vivir si no tiene a alguien al lado. En soledad es cuando el ser realmente expresa lo que desea y ansia.

Sin duda alguna una buena parte de mi corazón está por Argentina, esperando que vuelva, pero tiempo al tiempo querido miocardio, dame tiempo de reacomodar mis ideas.

Esta es la música culpable de estas palabras: https://www.youtube.com/watch?v=n7UEr8Oitqo

La chica del Mercadona…

IMG_20171223_005204_205.jpg

Travel is life o de como se crece cuando se viaja, es una realidad que nadie cuestiona. Ahora, ese crecimiento no es nada si no va acompañado de la lectura, de esa constante formación que necesita el cerebro/alma también. Claro está que si además se puede acompañar con música la combinación es más que majestuosa. Hace cinco años que no regresaba a estas tierras, y el tiempo me demuestra en cada conversación que viajar me ha hecho mucho bien. Lejos de pecar de vanidoso, pude escapar de vicios y malos hábitos que me ataban a la mediocridad. Además de que cuando uno está en un país a miles de kilómetros de todos los familiares, se da cuenta que es libre, y que ahí, y solo ahí puede organizar su vida para hacer lo que le plazca. Así aprendí a estudiar lo que quise, a tener amigos buenos y amigos malos, -según criterios de clasificación familiares-, a practicar el deporte que a mí me gusta, a salir cuando quisiera yo, y aislarme en mi burbuja cuando también lo quisiera yo. Sigo sin tener un Euro en el bolsillo, pero puedo demostrar que el verdadero crecimiento está en el conocimiento, en viajar, en desplazar el ser por este mundo que algunos todavía creen plano. No señores, la vida es mucho más que conseguir un trabajo de ocho horas, entre cuatro paredes y  así pasar el resto de tus días hasta que salgas a la jubilación. Puede ser que tenga un gran pecado, y es que no le temo a la muerte, y por eso pienso como pienso, y soy como soy. Aventurero hasta el tuétano, o hasta la medula ósea como se diría en medicina. Quizás por eso me anime a acampar en medio de la sierra, solo, en invierno, con una carpa y sin defensa alguna, entre otras tantas aventuras. La vida es una, las decisiones las tomas aquí y ahora, nadie te tiene que decir que tenés que hacer y cuando tenés que hacerlo. Si a las doce las campanadas sonaran por ti y la parca te viniera a buscar, ¿cuantas cosas te quedarían en el tintero? Porque el momento de hacer es ahora, el ser existe aquí y ahora, o ¿cuantas promesas de año nuevo ya quebraste? Vamos muchachos que la vida son tres días y vamos por el segundo…

Si te enamoraste confesalo, si no te gusta tu trabajo renuncia, si odias a tu gato déjalo que duerma afuera, si no te gusta la comida échale más sal, si te gusto la chica del Mercadona que se entere, y así vamos viviendo, entre palabras, que en el fondo es el canto del alma…

Libertad individual

aliweboaghe+instakeep_e720d.jpg

¿Qué hacer cuando el alma ya no ansia compañera? Cuando el ser se conforma con la más oscura soledad? Ni la modelo más encantadora, ni la más carismática, ni la soprano que reviente copas con la mirada. El alma puso cierre. Y ahora solo se quiere expresar en palabras, demostrar que puede tratar de ser feliz a pesar de todo. Porque un día este alma dejo de naufragar en un mar de dudas y grito a los cuatro vientos que se había enamorado, pero la gente que vive ocupada en sus cosas mundanales no creyó que se trataba de un amor verdadero y en vez de ayudar obraron egoístamente. Por eso este alma descubrió el odio, descubrió también el rencor, y descubrió también que cuando alguien lucha por lo que realmente cree todo el mundo dirá que uno está loco y que esos son sueños y, no te dirán que no tienes talento, pero te lo insinuaran. Así se maneja el mundo mediocre. Por suerte hace tiempo los tímpanos crearon una especie de parpados y evitan muchos comentarios que no llegan siquiera a entrar por un oído y a salir por el otro, simplemente rebotan ahí entre el yunque y el martillo, en el oído interno, pero sin llegar a mover ninguna fibra sensible. Por eso soy feliz porque a pesar de todo siempre hice lo que quise, sin ofender a nadie, sin perjudicar la vida de terceros  (bueno a lo sumo salto alguna que otra imposición del Estado) pero es que el ser humano ansia también su libertad individual.

Universidad de La Plata

La plata UALP.jpg

Soy un hombre de letras de eso no cabe duda, o al menos es lo que pareciera a simple vista. Tengo la facilidad de poder expresarme a través de palabras al igual que los pájaros se expresan con su canto. A veces me siento frente al papel y no sale nada, otras veces tengo tanto para decir que no se por dónde empezar. Ciertas veces la tecla de borrar la pulso con demasiado frecuencia, y otras tantas escribo sin detenerme. Esas últimas veces son las que realmente cuenta, porque el ser se expresa siendo original, sin arrepentirse de lo que inmediatamente sale de él. Hoy recuerdo aventuras como si fueran sueños, y sueños como si fuesen aventuras. Mi moto queda por allá en Mar del Plata, allí se rompió cuando regrese a buscar mis pertenencias a un hotel. Pertenencias que había abandonado y que no sé porque aquella vez me decidí regresar a buscarlas. La realidad es que siempre pensé que hay que andar libre de equipaje por esta vida, total al fin de cuentas, vinimos a este mundo sin ninguna pertenencia y nos iremos de la misma manera. Bueno tal vez nos iremos con muchos objetos materiales, pero nos enterraran con un par de flores como mucho. El resto será para los que vengan atrás –den las gracias a la propiedad privada-, y muy probablemente será generador de disputas entre los familiares. Hay casos y casos esa es la realidad. Pero no es momento de pensar en la muerte, aun me queda mucho camino por recorrer. Hoy pienso en su belleza, cosa exótica que tiene Argentina, pues tras tanto camino, he comprobado que las más bellas mujeres –según yo discurro- son las argentinas. Sin ofender al resto de las mujeres del mundo. Hoy hablo de cánones de belleza, que son diferentes en cada cultura y en cada región del mundo. En lo particular, o sea, en lo que se refiere a mi persona, me atraen físicamente las argentinas, de todas formas, yo soy partidario de que no hay que juzgar a un libro por su tapa. Tarea más que difícil en los tiempos que corren, pero somos así, nos enamoramos del físico y luego conocemos a la persona, y si no, el que esté libre de pecado que arroje la primera piedra. Su nombre es menester que calle, pero diré que es una futura arquitecta de La Plata, que se quedó con un pedazo de mi corazón, podría decir que alguna aurícula, y si tengo que ser más específico diría que la izquierda. Sin entrar en anatomía pura diría que atrofio mis coronarias, me conquisto con sus válvulas mitrales, me dejo circunflejo, algo diastólico. Cosas de la física, me gusta el interior de las mujeres también, a veces imagino su nervio vago inervando su precioso estómago, ese que deglutió unas preciosas hamburguesas, me enamoro con sus pronadores y  supinadores sirviendo en dosis mínimas pero abundantes ese manjar, que para delicia del paladar y gratificación de mis papilas gustativas, no tenían igual. Por ello les compartí mi arte, les toque la guitarra, un pequeño aporte de alguien que hace tiempo dejo de importarle el dinero. Además creo haberle dejado un poema o dos, pero eso en los tiempos que corren tampoco tiene mucha importancia. Un saludo a aquella preciosa mujer de la cual sigo profundamente encantado.

De donde vengo y hacia donde voy…

Historia complicada si las hay. Breve resumen:

-Nacido en Bilbao, España (existí allí desde los 0 años, o sea desde gameta y espermatozoide) hasta los dos años.
-Tres del tres del 94, inicia mi existencia en Argentina, en esos momentos bajo el menemismo que prometía riquezas y bienestar para todo el mundo.
-A mis quince años viaje a Rumania, traslado del ser de una región a otra del mundo.
-Mi etapa adolecente de los 16 a los 20 la viví en España, tierra de grandes diversiones y de buen pasar.
-De los 20 a los 25 en Argentina, donde anduve chocándome con la realidad, trabajando, estudiando, leyendo mucho, noviando, conquistando, y viajando…sobre todo viajando.
-Veinticinco años, hace unos meses, viaje a Rumania, un mes allí.
-Presente, en España, en el norte, otra vez. Quien sabe hasta cuándo.

Todos tenemos una historia, ¿Cuál es la tuya?

En este espacio que me ofrece Internet compartiré la mía.

Aprender…

SAMSUNG CAMERA PICTURES
SAMSUNG CAMERA PICTURES

Que aprendí a lo largo de cinco años de libertad…
Que los amores hay que salir a buscarlos al mundo…no van a venir si te quedas sentado frente a una pantalla.

Que solo se hace lo que uno quiere cuando se es libre.

Que la distancia enseña mucho más que cualquier libro.

Que la vida se vive diferente si en este viaje se va leyendo.

Que la política va y viene mientras la gente sigue sufriendo.

Que los amigos son efímeros, y los amores son para toda la vida.

Que el verdadero crecimiento del ser viene dado por la cultura.

Que el dinero no da la felicidad.

Que los placeres en exceso se convierten en veneno.

Que quien no tiene nada dentro, no puede soltar nada afuera.

Que el ser se expresa en palabras.

Que en la poesía esta la salvación del ser humano.

Que la ignorancia mata al alma y la envenena.

Que la televisión idiotiza las mentes.

Que la lectura nos hace más agiles, y la escritura más precisos.

Que si te propones algo, el primer paso para lograrlo es hacer.

Que siento lo que escribo porque escribo lo que siento.

Y muchas cosas más…

SAMSUNG CAMERA PICTURES
SAMSUNG CAMERA PICTURES

Historias…

¿Dónde están escritos los tiempos de la vida? ¡Que no me he enterado! A día de hoy sigo buscando mi lugar en el mundo, soy un escritor mediocre, de versos pobres, de relatos que a pocos interesan, pero que tiene muchas cosas para contar, porque cuando la vida es exótica, también lo es la historia. Alguna vez me dijo mi profesor de filosofía que no sería fácil, que le camino al conocimiento conlleva dolor. Y así es, es más fácil ignorar que saber, porque el saber acarrea impotencia, por no poder cambiar cosas que juzgamos desde nuestra experiencia y conocimiento como lógicas y básicas. Aquí estoy sin un título universitario y sin un título de bachiller, soy un don nadie, pero con una buena mochila de experiencias y lecturas que más de uno envidiaría. Porque no tendré un papeles que acrediten todos estos conocimientos, pero vengan de a uno a discutir y veremos quién es quién. Desde dormir abajo de un puente, a aventurar con mi motocicleta por la república Argentina, de guitarrero a Don Juan… tengo historias para hacer dulce como se diría por allá. Lo que no tengo es dinero, pero tiempo al tiempo….estoy trabajando en un libro de poesías…que si no puedo venderlo al menos comeré celulosa…

Saludos a mis lectores…

La história me absolvera…

¿Qué es el dinero?;  ¿Es ese bien tangible que nos permite obtener lo que necesitamos a cambio de nuestro tiempo de vida? Claro está que hay otras formas de obtener lo que se quiere, dialogando, enamorando, convenciendo, siendo, expresándose, o robándolo. En este caso voy a tocar un asunto sensible en mi vida, allá por el dos mil doce o dos mil trece no recuerdo bien, se me otorgo una beca para estudiar inglés en Londres. Aproximadamente unos 1700 euros que jamás fueron utilizados para el fin que fueron entregados. En cambio los utilice para perseguir mis sueños. Si juzgan que soy culpable de estafa estoy dispuesto a que me encarcelen y cumpla la condena necesaria, pero en mi alegato, cuando se trata de perseguir los sueños todo esta permitido. ¿Cuál es el precio de perseguir a un amor?; porque 1700 euros me parece a día de hoy más que barato. Así fue que partí de regreso a la tierra que me vio crecer a buscar ese amor que tanto había soñado y que supuse que me seguiría esperando… Tristemente no fue así, el amor corrió detrás del dinero, como mucha gente en esta tierra, que aún cree que lo más importante es el dinero, cuando no se dan cuenta de que la felicidad les pasa por a lado. La felicidad esta en los suyos, la familia, los amigos, la sinceridad. Una vez escuche de la poesía de un poeta español que los placeres en exceso se convierten en veneno. Cuantas personas viven creyendo que pueden satisfacerse tan solo con objetos materiales, con lujos, con comida o bebida. La verdadera felicidad, según yo discurro, es hacer y deshacer a su gusto. Ser feliz con el presente, y no vivir pensando en lo que se quiere tener o no se tiene. El hombre es lo que sueña, y yo hace cinco años partí a Argentina, porque así lo quiso mi alma, así lo sentí, y hoy doy gracias al estado español por ayudarme a crecer como persona, a ser lo que yo quiero, a desarrollarme culturalmente, y a aprender, a base de golpes, que el dinero no da la felicidad, y que a veces volver a buscar algo que no fue, es perder el doble. Pido perdón al ministerio de hacienda por este pequeño hurto, que a decir verdad, cuando se trata de amor todo está permitido, menos no arriesgarse. Por ello sigo creyendo que la historia me absolverá como dijo Fidel castro en su alegato allá por 1953. Hoy estoy donde quiero estar una vez más, para volver a ordenar mis ideas y mis sentimientos y para hacer base en mis recuerdos. El tiempo dirá si estaba o no en lo correcto.

La familia y el amor…

¿Qué es el amor?

¿Perseguir un amor o quedarme con el presente?

La historia parece repetirse-me, pero algo aprendí en cinco años lejos de mi familia, a veces al amor hay que esperarlo, por más que uno cruce un océano para llegar a él, si es amor se concretara, en esta vida o en la otra. Así parece que otra vez en mi vida el destino juega conmigo a las cartas. Pero esta vez no cruzare de nuevo ese océano, esta vez esperare de este lado del charco, con la paciencia de un artesano, recompondré mi alma herida, junto a los míos, en la vieja Europa, de la mano de la cultura. Ya golpee tu puerta, ya comprendí el mensaje. Te esperare Doncella, si así lo deseas, pero de este lado del charco. Te enviare tan solo una carta, como diría mi amigo Daniel Toro y te daré mi tiempo existencial para que me pienses o para que me olvides…

Aquí la letra de Daniel…

Una carta. mi amor solo una carta
que me cuente detalles de tu vida
la gente que conoces, los sueños que te habitan, y me recuerde el llanto de nuestra despedida.

Una carta, que diga que me extrañas
más allá de todos los sentidos
y que a pesar del tiempo que para todos pasa
no hay tiempo entre nosotros, ni olvido ni distancia

Escríbeme, con tinta de violetas
en un papel de amor
olor a ausencia
Escríbeme, poniendo en cada trazo
la fiebre de tu pulso
que se me vuelve abrazo
y es un abrazo tuyo
Una carta, mi amor solo una carta
que me empañe los ojos de alegría
Una carta que diga que me extrañas, que me quieres y que sigues siendo mía, solo mía, siempre mía
Una carta, mi amor.
Escríbeme, con tinta de violetas
en un papel de amor
olor a ausencia
Escríbeme, poniendo en cada trazo
la fiebre de tu pulso
que se me vuelve abrazo
y es un abrazo tuyo
Una carta, mi amor solo una carta
que me empañe los ojos de alegría
Una carta que diga que me extrañas, que me quieres y que sigues siendo mía, solo mía, siempre mía.
Una carta, mi amor.

 

Con tu vestido rojo…

Vos ibas hacia el río

Yo esperaba sentado

Atado al sentimiento

¿El encuentro?

Tu sonrisa y mi alegría

Curiosa elegía

Caminamos a la mar

Yo con mi bombacha

Vos con tu vestido rojo

Ojo al piojo, que la cita

solo duro doce horas

Tu belleza y mi poesía

Iban de la mano

Nos hermanamos

¡Pero duro un instante!

Aunque la menguante naciera

Y el oleaje rugiera

Fue tan breve el amor

Fue tan largo el dolor…

A mi abuelo…

Abuelos queridos

No llegue a contarles

De mi infancia

De mis noviazgos

De mis aventuras de jovenzuelo

No llegue a cantarles

Ni a recitarles

Pero llevo vuestra sangre

Llevo vuestros sueños

Y llevo vuestra resistencia,

Que en esencia

Soy conciencia

De que aquí dentro

Os reencuentro.

A mis abuelos maternos.

Buen Año para todos…

Solo aquellos que tienen voluntad pueden cumplir sus sueños. Esto me lo demostró el tiempo y la lectura me dio las herramientas para ser libre. El resto salió de mí, de mi instinto de superación, de querer realizar mis objetivos, sin vivir en el mañana. Hoy me sueño escritor de mi propia vida, tengo muchas cosas para contar, para escribir y para publicar. Pequeñas aventuras de un joven que sufrió mucho pero que al mismo tiempo descubrió en el arte la salvación para su existencia. Soy feliz en mi existencia, pero también sufro por dentro, en silencio, sin que nadie pueda hacer nada para remediarlo. No puedo hacer nada, soy así. Como diría Mario Benedetti, “soy mi huésped nocturno en dosis mínimas y uso la noche para despojarme de la modestia y otras vanidades”. Hoy hace un año estaba viviendo otro sueño, viviendo con una familia que no era mi familia, enamorado o desenamorado, aun no logro adivinarlo. Hoy hace un año era “año nuevo,  vida nueva”, pero literalmente. El ser cambia constantemente, evoluciona, avanza, crece, aunque también sufre y mucho. Creo que todo comenzó cuando fui desarraigado de una cultura y de un amor, aunque quizás esa fue la clave que me ayudo a ser lo que soy. Un ser libre de deudas y de ataduras, al menos en lo que respecta a materiales y voluntades. Tal vez mi historia sean solo palabras, o tal vez sirvan para demostrar que hay muchas formas de vivir, en las cuales, uno siempre es dueño de su propio destino. No seas como los demás, se único y descubrirás la felicidad. Yo soy escritor de mi existencia, lamentablemente no siempre puedo estar donde quisiera, porque nací pobre sin más fortuna que mí mismo, quizás el destino me de algún día la oportunidad de emprender mi propio negocio, y para entonces espero estar alerta para aprovechar la ocasión, que como diría  José Hernández “ la ocasión es como el fierro se ha de machacar caliente”.
Al dente caliente, buen año para todos mis lectores y para los futuros también.

 

Solo un montón de palabras…

Hoy, hace un año, mi vida daba un giro tan grande que me resulta casi imposible organizar las palabras para describir todo lo sucedido. El amor que de alguna manera me tenía atado a su existencia fue remplazado por uno nuevo que, para curiosidad de los lectores volvía a ser bastante parecido al anterior. ¿A qué me refiero? Al amor platónico que uno siente por la hermana de su mejor amigo. Esa historia que me tenía atrapado desde mi temprana adolescencia cuando me vi obligado a abandonar mi país para poder conocer a mi familia, y llevando conmigo mis recuerdos en una valija y mi amor platónico que me acompañaba hasta el aeropuerto en una foto. Ese treinta y ese treintaiuno del año pasado marcaron un antes y un después en mi vida y casi sin saberlo y sin pensarlo me convertí en un ser que persigue sus sueños. Porque muchos podrán decir que no respeto nada, que soy un malagradecido por no apreciar lo que tal o cual hizo por mi vida en algún momento de mi existencia, pero cuando se trata de amores todo está permitido excepto no seguir al corazón. Y esta es mi historia. La historia de un joven que por segunda vez ve ante sus ojos la existencia de un amor platónico, y la posibilidad de volver el tiempo atrás. Esta vez de nuevo mi mejor amigo, de nuevo su hermana, de nuevo su familia, de nuevo la misma pasión por el deporte, por las aventuras, los viajes, la política, la música y sobre todo la cultura. Me anime al cambio de familia, no está de más contar que mi familia vivía o vive en Europa y que yo emigre por mi cuenta a Argentina cuando tenia veinte años buscando reencontrarme con un amor, que para mí desdicha, había corrido tras el dinero y no creyó en esa pureza del amor, que a día de hoy, creo que solo está reservada a las almas más puras. Y así fue, yo jure volver a mis veinte años a la tierra que me vio crecer, a reencontrarme con mis recuerdos, con mi pasado y con mis sueños que esperaban ser cumplidos. Volví a Argentina pero el horizonte ya no era el mismo, ya no existía ese amor del cual había quedado atrapado en el recuerdo durante unos cinco años largos de exilio. Cinco años en los que mantuve el celibato más puro que mi existencia haya jamás podido conocer. Soñándola en las noches frías rumanas, en las cálidas tardes de verano españolas, en mis mejores días y en los días de mayor depresión en los cuales ni siquiera el arte podía llenar ese vacío que había quedado en mi interior al ser desarraigado de aquellas tierras y de aquel amor. Hace un año, más precisamente el treintaiuno de diciembre, el mismo día que ese amor frustrado cumplía años, yo me animaba a jugar la carta mejor guardada. Mi nuevo mejor amigo me invito a pasar año nuevo en su casa con su familia  y yo acepte. Acepte sin preguntas. Acepte sin prejuicios. Acepte sin más premisas que la de existir. Abandone a una familia, que aunque aprecio mucho, debo reconocer que forma parte de mi pasado, y que a pesar de que se haya enojado conmigo, la vida se compone de etapas, y creo que era más que necesario cerrar aquella. Me la jugué, como se dice en Argentina, y un treintaiuno lejos de mi familia, en la otra punta del mundo, junto a una familia que poco sabia de mí, pase las fiestas. Pase de un año a otro, de una vida a otra, cambiando de amores, cambiando de sueños, cambiando de objetivos, pero teniendo una sola certeza, el corazón siempre manda, en cada decisión, y en cada pulso esta la respuesta a los problemas que surgen en nuestro día a día. Yo estaba solo en el mundo, pero la igual que ahora, estaba donde quería estar. Solo había un pequeño problema en toda esta historia de amores y desamores, y es que ese treintaiuno me enamore de la otra hermana de mi mejor amigo. Pero esa es otra historia que contare cuando así lo sienta.

Si les puedo dar un consejo de alguien que sufrió mucho, si están enamorados de la hermana de su mejor amigo, o de cualquier otro ser, confiésenlo. Cara a cara, busquen el método, déjense llevar por los sentimientos, no vaya a ser cosa que como a mí la historia se les repita y terminen solos a miles de kilómetros de ella y lamentándose por todo lo que pudieron haber sido y no fueron. Los amores se declaran o los llevamos con nosotros hasta el corral de los quietos.

Radio…

 

 

Porque en ningun lugar dice que el hombre tiene que ser constante en sus actividades yo probe a tener mi propia radio y difundir mi música por internet. Fue allá por 2012 cuando llegue a Argentina, con ganas de nuevas aventuras, de historias que contar, y de nuevos sueños. Sin dueño y solitario, pero con tantos amigos que a nada le temia. Así que me decidí por tener una radio. Y parece ser que alguna que otra persona me escucho, o nos escucho, eramos dos, desde aquí un saludo a aquel amigo de aventuras de juventud. No te cases querido que la vida es muy corta para perderte tantas nuevas experiencias, firmado, un amigo del extranjero.

Esa foto fue la foto de portada de la pagina de Facebook, que como un recuerdo que volvio a mi mente quedo posteada en mi pagina.

Radio Adió.

Más ojos…

10210145007116296

 

Fue allá por inicios de este año que esta por terminar. Yo tenia un trabajo de esos que no se encuentran todos los días, de hecho creo que en mi vida volveré a tener un trabajo como aquel. Un trabajo donde podía estar a solas con mi soledad, donde podía fumar pipa, tabaco y ademas podía disfrutar del silencio de la noche y de los amaneceres frente al río. Tocar la armónica, escribir, escuchar música, leer, creo que si pudiera volver el tiempo atrás hubiera aceptado otra vez ese trabajo. Y hubiera vuelto a renunciar.  La realidad es que todo tiene un tiempo en esta vida y ese trabajo también lo tubo. Me lo consiguió un amigo, de esos a los cuales el tiempo nos dará la posibilidad de reencontrarnos, pero de momento no nos hemos podido comprender demasiado. Algún día nos encontraremos y podremos estar de charla tranquilos, después de todo el tiene parte de mi ser en su interior y yo parte del suyo. Aprendí mucho, más de lo que el se imagina, aprendí que tengo que luchar por mis sueños aunque ello implique tener que alejarme momentáneamente de su amistad. Pero el sabe y yo se que nos entendimos demasiado bien, y sigo sosteniendo a pesar del paso del tiempo que existe el amor entre los hombres, aunque sin sexo. Hoy estoy en la otra punta del mundo, mientras él lucha contra las desigualdades de un sistema político que se desmorona cada día más, lleno de injusticias y de falsedades, donde aquellos con dinero pueden hacer y deshacer a su gusto, mientras muchos tantos no tienen ni donde pasar la noche. Yo soñé con amores que pongan fin a mi soledad, y por ello me enamore de ella. Jovencita estudiante de teatro, de esos seres que le alegran a uno el alma con tan solo su presencia. Creo que enamoro a más de uno con su simpatía, con sus ojos que siempre piden más ojos, y su manera tan única de existir. Este disco me lo recomendó ella, y a decir verdad sigo enamorado de ella, creo que debe saberlo, más de una entrada en este [mi mundo virtual] fue dedicada a ella. Su nombre es menester que calle, para no herir subjetividades. Pero pienso en ella, como también pienso en los demás amores que andan dando vueltas por allí, entre sentimientos y sentimientos.

 

 

 

 

De vuelta al juego…

10209430311129343

Amores pasados, amores presentes y amores futuros, Sueños pasados, sueños presentes y sueños futuros. Y en el bolsillo una vez mas no tengo un peso, pero no me preocupa, esta vez estoy donde quiero estar y proximamente estare de nuevo por otras tierras que también me vieron crecer. Aunque a decir verdad estaba bastante enojado con la vida por aquellos años de juventud. España se extraña y tambien extraño a mi madre, porque no decirlo. Tanta distancia y tantas vueltas dio ese reloj que es hora de contarnos un poco más sobre nuestras vidas. Porque en ningun lugar dice que el ser vive estático en un lugar por el resto de su vida y eso me enseño mi madre. Algo tengo claro en este mar de dudas que es mi existencia y es que el hombre es lo que sueña hasta despertar y me soñe regresando a casa de mi madre. Seguire informando.

Sueños de raton…

10210144901273650

Unos sueñan con tener su propia casa, con casarse, con tener hijos o comprarse un auto. Yo sueño con volver a tener una guitarra, una compañera de soledades, de horas largas, de fiestas y de aprendizaje. La mía quedo allá por Argentina, tierra que me vio crecer y que me dio mil amores. Otras dos quedaron cuando partí de España allá por el 2012, el tiempo pasa y los recuerdos me lastiman cada día más, y saberte tan lejos y quizás de otra persona enamorada me deja un sabor amargo que ni los mejores vinos pueden opacar. Tengo mil canciones y mil poemas entre mi imaginación y mi delirio pero no tengo seis cuerdas donde poder enrredarlos y mostrarle al mundo lo que alguna vez sentí; porque de eso no cabe duda soy y siento hasta el punto de quebrarme solo más de alguna vez, es que como diría Calderón de la Barca, “no se que delito cometí contra vosotros naciendo – a los Dioses – aunque si nací ya entiendo que delito he cometido, bastante causa ha tenido vuestra justicia y rigor, pues el delito mayor del hombre es haber nacido”

Hoy estoy acompañado por mi familia pero sin mi amor.

Agradecimiento

10210145114758987

¿Como no estar agradecido con aquellos que me ayudaron a crecer como persona?.

Estoy a decir verdad eternamente agradecido, pero la realidad es que uno como ser viviente puede estar en un solo lugar y en un solo tiempo a la vez. ¿Que significa esto?.

Significa que no me olvido de aquellos que me ayudaron alguna vez en este viaje que se hace llamar vida, pero por una cuestión de cantidades se me haría imposible tomarme el tiempo de agradecer personalmente a cada uno de ustedes. Por ello escribo estas palabras, para de alguna manera disculparme y para que comprendan que los quiero a todos por igual y si no estoy en este momento con ustedes es porque mi ser esta siempre donde quiere estar. Eternamente agradecido con todos, Mihai.

Espero que el destino nos permita volvernos a ver.

Casí un año de tu partida…

Aun te recuerdo, volaste a hacer la revolución, volaste a Cuba, buscando un amor o escapando de otro. Yo me quede allí en Argentina, mi amor o mi sueño estaba cerca mío en ese momento, y por más que intentaras conquistarme con tu belleza, mi alma solo ansiaba soledad. Cosas raras de la vida, por más que el tiempo pase te sigo pensando, pero solo te quiero con el corazón. Como a todos los demás seres humanos.

Una triste historia de amor…

Una o varias, la realidad es que mi vida amorosa está en las ruinas. Ya no hay esperanzas para nada, ya no siento ni la motivación para levantarme cada mañana. Soy un hombre sin suerte, no sé porque el destino me juega las cartas de esta manera pero estoy condenado a ser lo que no quiero ser, y amar a las personas que no quiero amar. Espere a un amor cinco años, y cuando volví a buscarlo, ella salió corriendo trás el dinero. Cuando descubrí otro amor, que en su momento supuse que era platónico, apareció ella, con su teatro de insatisfacción, con su sonrisa, sus ojos y sus maneras, y yo, deje de lado varios sueños por estar a su lado. Pero el destino me pisoteo de nuevo y ese amor voló, se fue bien lejos para que sintiera lo que es la verdadera soledad. El dichoso amor platónico no era tan así, y entre idas y vueltas no fui yo solo quien sufrió un desamor. Así es que no solo sufrí, hasta el punto de llorar todo un veinticuatro de diciembre a la noche, sino que además hice sufrir a otra persona. Es así a veces el deseo por la carne nos puede jugar una mala pasada. Hoy estoy preso en palabras, mi ser quedo atrapado en aquella historia escrita y publicada por mi amor platónico, mi doncella, aquella persona a quien le dedique meses de mi vida a través de una pantalla. Porque la realidad es que cara a cara jamás pudimos confesarnos que nos amábamos. Hoy soy yo el exiliado, el que partió al olvido, a un país frío y lejano, en su estación más cruda, y sin ganas de adaptarme, sin ganas de vivir, ni de ver el sol. Solo sé que golpee a su puerta una noche de invierno, y ella me dijo con total naturalidad que era un desubicado. ¿Porque razón del destino no quisiste hablar conmigo si habías publicado un libro?. Porque por más que quieran convencerme que el libro estaba escrito por el susodicho veterinario, me juego la vida mil veces a que fue escrito por ella. Aquella historia es nuestra historia, y aquellos recuerdos son nuestros recuerdos. Hoy estoy en un país extraño con una cultura que no me comprende, no comprende a un despechado, y puedo confesar que si espere cinco años a un amor, es porque realmente me juego el corazón en cada relación. La única que puede comprenderme es mi hermana, pero ella está ocupada con su vida y creo que no tiene tiempo para escuchar mis historias. Tendré que partir otra vez a casa de mi madre, a recomponer un corazón abandonado y sin muchas ilusiones.

Laguna la Picasa

 

SAMSUNG CAMERA PICTURES
SAMSUNG CAMERA PICTURES

Laguna de la Picasa, allá por Diego de Alvear, un pueblito perdido en el interior de Santa Fe y en el cual azarosamente el destino me tenía preparada una gran sorpresa. O tal vez simplemente tenía que suceder así. Hoy lo miro desde otros tiempos y los recuerdos me parecen sueños. El sueño que le compartí a aquella persona no era mi sueño, o no se. La realidad es que como en un cuento de hadas, esa persona partió al día siguiente de aquella localidad, se podría decir que nos conocimos viajando, solo que en sentidos opuestos. Hoy más lejos que nunca sigo prendido a su recuerdo, a su amabilidad, a su ayuda desinteresada, a su sonrisa. Ese pueblo quedara por siempre en mi memoria, al igual que ella, porque además de enamorarme (platonicamente hablando), pasamos junto a mi compañero de aventuras, unos de los días mas intensos de nuestra gira pelotari, donde conocimos gente sencilla, con vidas comunes, pero que sabían como explotar al máximo cada una de las aristas. Paleta, asados, apuestas, amigos ocasionales, colonia de verano, sol y calor. Como una película pero resumida en tres días. Porque el tiempo puede pasar volando, o puede viajar tan despacio que los segundos se hagan eternos, cuando se viaja sin tiempo la vida se vive a cada instante. Y creo que en eso estamos de acuerdo, ¿O no Ana?

Biblioteca Central de Bucurest

El día comenzo de la mejor manera posible, con un despertar natural en un pais frío pero con una calefacción central que le pone el pecho al asunto. Tras hacer un poco de orden en al habitación y luego en la cocina me cambie y partí a la biblioteca. Creo que aun me cuesta cerrar la boca, la biblioteca central de Bucuresti es realmente fabulosa. El trato que recibí de los allí presentes fue mas que coordial, se nota que les gusta su trabajo. Yo por mi parte, que como visitador de bibliotecas, soy bastante analítico, descubrí ciertas cosas que me llamaron la atención. Para empezar la biblioteca tiene el lujo de un hotel cinco extrellas, solo que allí la gente no va a dormir, sino a leer. Sin duda algunas todos sabemos que leer hace bien, y un pais que considera indispensable tener una bilbioteca semejante, es un pais que se gano mi respeto. Para empezar a comentarles la biblioteca se maneja con un sistema de tarjetas magneticas para ingresar, bastante organizado y controlado. Mas hay también un guardaropa y un locker donde poder depositar las pertenencias. Esta dividida en pisos y cada piso tiene su sector aislado de los demás. Tras elegir el lugar donde me sentaría a leer y aprender un poco de rumano descubrí que no hay tantos libros como debería ser, al menos en apariencia. Quizás sea tan solo una primera impresión sin mucho análisis,  Por ello creo que sera necesario otro paseo por allí para seguir explorando y porque no decirlo, seguir aprendiendo mas sobre esta cultura que es la que llevo en la sangre y la que me heredo mi Madre.

Cosas de la vida…

Ser escritor no es una tarea fácil. Para empezar todo el mundo o mejor dicho tus familiares creen que no estás haciendo nada por el mundo. Que estas desperdiciando tu vida, que nadie te paga por hacer eso que amas. Pero la realidad es que ser escritor es mucho más que eso. Implica jugar con la poesía, llevarla de un horizonte a otro o incluso ordenarla para que tus enseñanzas sirvan para trazar valores, criticas o simplemente mejoras de la propia realidad. Hoy escribo que escribo y a mis lectores les cuento que con dos semanas en Rumania soy capaz de tomar un tren y un subte y moverme libremente entre la casa de mi hermana y la casa de mi tío. Puede parecer poco, pero hay que agregar que cambie de sociedad, cambie de costumbres, y sobre todo cambie de idioma. Así soy yo, quizás estas palabras no sirvan para nada o tal vez sirvan para demostrar que el hombre es lo que sueña y yo me soñé regresando a estas tierras por voluntad propia. De chico también anduve por aquí, creo que tenía unos quince años cuando fui arrastrado por mi madre a conocer estas tierras. Mi historia al igual que la de mi familia no es para nada fácil. Pero soy escritor de mi vida y ello implica estudiarse y estudiar constantemente. Yo no estudio cuando los tiempos universitarios así lo demandan, yo estudio cuando mi ser lo necesita, cuando siento ese llamado por el conocimiento. Pero si uno no produce como lo demanda la sociedad, es prejuzgado. Mi producción es literaria. Y a decir verdad no obtengo ningún ingreso por ello pero yo juego con las palabras y con ello que se denomina poesía. Soy un poeta, a mi modo pero a estas alturas de la vida ya considero que lo soy. La experiencia nos enseña que el hombre es lo que sueña hasta despertar. Mi familia quiere que haga dinero con mis conocimientos, que los ponga al servicio de ese papel o ese oro que la gente intercambia para obtener otros objetos u otros servicios. Para mí no son más que papel y piedras.  Mi pasión es la escritura, poder retrasmitir con palabras aquello que mi conciencia trata de expresar.

Nos vemos el lunes a las 10:00 (hora de Buscarest).

Hay cosas en la vida…

10210144908073820.jpg

Hay cosas en la vida que jamás podre retratar de una manera tan fehaciente como con una imagen, pero en mis recuerdos las rememoro constantemente. Son tan nítidas como la misma realidad, son tan bellas que su recuerdo me parece de otras vidas. Tal es así que ciertas veces con solo pensarlas mi día cambia totalmente de sentido, mi existencia se alegra o se entristece en un abrir y cerrar de ojos. Hoy pienso en la soledad de las sierras, la noche oscura, el fuego frente a mi carpa, mi guitarra, y la luna saliendo entre los altos pinos que me rodean y que como estatuas imponentes de la naturaleza se encuentran por todo ese esplendido paisaje. Hablo de Córdoba, hablo de Alpacorral, más precisamente Unión De Los Ríos, un paraíso poco conocido, con habitantes que viven del turismo de temporada. Para mi profunda satisfacción yo fui a conocer esas tierras cuando nadie más estaba allí. Fui en invierno, cuando solo los aventureros tienen el coraje de lanzarse a lo desconocido. Fui con mi compañera de viaje, hablo de mi moto, fui también con mi carpa, fui también con los recuerdos de amores pasados. Fui sin saber que sería de mi vida, pero sabiendo que era la persona más feliz del mundo por hacer realidad un sueño. Mi sueño, mi pequeño y enigmático ser se animaba al cambio, a soltar un trabajo que para muchos seria la realización plena de su vida laboral. Yo lo solté, lo deje ir, porque en la vida el dinero no da la felicidad, el dinero es tan solo un medio para conseguir un fin, claro está que es necesario para comer y sobrevivir en este mundo caótico y apocalíptico. Hoy empiezo de nuevo, mi cuenta tiene cero pesos, o Leus como se denomina en estas tierras. Pero ¿Quién podrá pagar todos mis recuerdos? Todos quieren pertenecer a ese grupo de gente que cumple sus sueños, que se lanza a lo desconocido, que abandona el tedio del día a día de su existencia y viaja, o simplemente hace lo que le gusta. Porque algo aprendí en la vida, y es que la experiencia nos enseña que el hombre es lo que sueña hasta despertar, como diría mi amigo Calderon De La Barca.

 

Muy tristemente o quizás tenía que ser así, para realizar el viaje tire un Samsung S6 Edge al Río De La Plata, no porque el teléfono no sea bueno, todo lo contrario, descubrí que con un celular así y una buena conexión a internet uno puede hacer maravillas, me ánimo a decir que hoy en día son hasta más prácticos que una Laptop. Lo tire al río porque él me ataba a mi pasado, a mis recuerdos que no me dejaban ser libre. Querido S6 seguro que debes estar nadando junto a la libreta de poemas que le escribí a un amor que me abandono, sí por casualidad lees esto que sepas que te extraño. No me arrepiento de nada, solo traigo a colación este asunto porque tengo mil imágenes de esa hermosa aventura, pero todas están en un lugar bastante protegido e inaccesible, mi cabeza. De todas formas las palabras los traerán en la medida de lo posible y los tratare de plasmar en papel (o en este mundo de unos y ceros)

Saludos a mis lectores.

Juguemos un juego…

-Juguemos un juego:

Adivina cual es mi casa,

Solo así te dejaré entrar.

Aquí está la llave.

-Bueno, déjame ver.

Para mí tu casa es aquella

De la cuadra la más bella

Dos pisos para repartir el amor

Rejas verdes y malvones

Para recibirte con flores

Y una puerta verde

Donde probaré mi suerte.

-Intentemos.

-Veremos, déjame probar…

-Al parecer tuve suerte, vamos subamos.

Noche del 27- 05 – 2017

Partí de lo de Charly. Llegue a Alpacorral, los pagos de Sofía la chica del camping de Rio Cuarto. Ella me dijo que pregunte por su familia, y así lo hice aunque solo por curiosidad. Luego seguí camino hacia la exposición del Poeta local. Llegue justo a tiempo, salude a todos los presentes. Admito que a alguno casi lo saludo dos veces, a veces soy medio despistado. Entre a la cocina del museo a calentar agua y como costumbre en este viaje yo desarrollo mis actividades mientras la gente indaga sobre mi origen, procedencia, ocupación y demases.

-¿Cómo dijiste que te llamabas?

-Mihai

-Ahh como gorbacho

-Si si como ese mismo, (desde que tengo memoria mi nombre en este país se relaciona automaticamente con ese apellido. Asi funciona la cabeza  de los Argentinos.)

¿Y que te trae por acá?

(Acá debo hacer un paréntesis, tengo un porque del viaje, un claro porque, pero no me abro a contárselo a todo el mundo. Solo a aquellos que me comprendan). Por ese motivo acepte la invitación a cenar, tras la exposición con Poeta, el fotógrafo, el ingeniero y la arquitecta. Con todos me vi identificado de alguna manera. El ingeniero me resulto al principio muy observador y enigmático, y creí que se trataba de un músico de renombre en la zona. Hablo muy poco en esa noche y sus intervenciones no despertaron mi atención. El fotógrafo en cambio interrumpía constantemente, sus acotaciones solían ser en gran porcentaje frases hechas o chistes. Generalmente infantiles, pero no soy quien para juzgar el humor de nadie, a decir verdad le daba una chispa al encuentro.

La arquitecta, con sus preguntas y consejos, guiaron la exposición sobre la Doncella y nuestra historia. El poeta, personaje misterioso si los hay, constantemente recitaba alguna estrofa. Las historias de amor brotan por doquier cuando es el tema a tratar. Como aquella vez que invito por teléfono a salir a una mujer y esta se negó. Como tampoco se da por vencido le escribió un poema y se lo paso por debajo de la puerta. Algo parecido a lo que me ocurrió a mí. Pero eso será tratado más adelante. Duro un año con ella, no pregunte que paso luego, no me gustan los finales truncados. A los intelectuales les caí bien, y ellos a mí también. Hasta les recite algunos versos ajenos y un poema propio. Aquel sobre el ser que se cuestiona la existencia, y dice algo así:

 

“Que el hombre a olvidado al ser

eso no hay ni que dudarlo.

Es mas facil ignorarlo

pues solo angustias nos depara.

¿Que es el ser y la nada

que hay detras de la existencia?

Preguntas sin respuesta para una vida prestada.”

 

Ni hablar que la jornada continuó tras la cena. Descorcharon un licor francés. El ingeniero se encargó de buscar el precio. Para mi carecía verdaderamente de sentido su valor, lo importante era que estaba a gusto en ese lugar, aunque mi corazón estaba por otras tierras. De hecho si me cambiaban el vaso de licor por agua no lo hubiera notado. Solo deseaba que ella estuviera allí a mi lado. De todas formas hice mi estreno en público, cante mi primera canción. Gran hazaña para Mihai. Ahora escribo esto en una carpa situada en un valle, rodeado de pinos, con un cuarto menguante precioso en el cielo. El fuego de la hoguera calienta toda la carpa, las brasas irradian calor mientras se escuchan sus crepitaciones. Hoy junte bastante leña, de todas formas explore los alrededores y hay madera como para hacer dulce. En la boca y mientras escribo, la pipa, con un tabaco inglés. El panorama de la carpa es desolador, parece que fui desvalijado: El cuaderno, la libreta, la guitarra, y los libros desparramados. Si el fuego hablara diría que me falta organización. Apareció una chica misteriosa en la exposición del museo, curioso es que en mi historia la primera vez que invite a salir a la Doncella fue exactamente a un museo. Soy un tipo raro. Obvio que fue vía Facebook. Aun hoy me recrimino mi cobardía, pero bueno rectificar es de sabios. Creo que esta más que claro que era necesario ser un poco más creativo con ella, hacer uso de Don que llaman imaginación. El fuego se mantiene de maravilla, el cielo está totalmente despejado y estrellado, solo me falta la Doncella aquí a mi lado. El hombre es lo que sueña escuche alguna vez. Ahora que acomodo el fuego pienso en la importancia que tuvo para los hombres, el fuego, en los fríos inviernos. Si puedo pasar esta libreta a limpio habrá buenos recuerdos que revivir, suponiendo que viajar no se convierta en mi vida.

 

Día del 28- 05-2017

 

El día amaneció fresco, como de costumbre. Al abrir la carpa note la escarcha y como el fuego se había consumado. Solo quedaron cenizas y algún que otro tronco a medio quemar. Salí de la carpa con la pereza característica de quien quiere huir del frio. Acomode un poco el caos de los alrededores, prepare leña y me decidí ir a por suministros. En el camino me cruce a pablo el poeta, me invito a su casa a tomar mates… [Cuadernos extraviados]

 

 

 

Lamentablemente los cuadernos o se mojaron o se extraviaron, a mucha gente no le interesa o le molesta que sea escritor de mi propia vida.

Noche Tres (Rio Cuarto)

¿Cómo resumir la noche en pocas palabras?

Pase la noche en el patio de una casa cultural llamada el hormiguero. Arme un fogón y nos sentamos alrededor. Mis tres acompañantes personajes peculiares por donde se los mire, eran integrantes de un conjunto musical. La música por tanto fue la invitada de honor esa noche. Sofía fue quien rompió el hielo con un par de temas y su voz me transportaba a otro espacio. Isaias hizo lo suyo con mi armónica, realmente fabuloso. Heber por su parte toco varios rocanroles entre ellos uno de los Gardelitos. Que decir de esos tres compañeros ocasionales, realmente tenían una manera original de vivir la vida, lejos de los modos de vida convencionales. De “una” y “culiao” eran las muletillas que más se presentaban en el aire. Tras guitarrear, matear y comer unas galletitas con pate la velada iba llegando a su fin, yo partí a mi carpa y ellos a su morada. El despido tubo un sabor amargo, como lo tiene casi siempre. Al otro día partí con rumbo indefinido. A destacar en Rio Cuarto, dos policías jóvenes que se desplazaban en bicicleta que me asesoraron con la mejor onda, de igual a igual. Su acento aún me sigue pareciendo divertido.

24-5-2017

Me encuentro en un monte de eucaliptus donde cantan las cotorras; apoyado en un tronco.

EL mismo podría haber sido un frondoso árbol, quien sabe si por obra del hombre o de la naturaleza hoy me sirve de apoyo. Junto a mí un fuego, el pasto alrededor está seco y no quiero causar un incendio. Mis pies recuperaron en calor y el color. Las medias y las zapatillas se están secando al calor de llama. Pienso y escribo para aclarar mis ideas. El cielo se encuentra gris como cubierto por un eterno manto de neblina; jamás vi algo parecido. La moto se cayó, primera vez y espero que última. La alarma chillo. Primera vez que suena y no corro desesperado pensando que algún amigo de lo ajeno se la está llevando. Es la tranquilidad de la naturaleza. La ruta ocho está inundada; los campos no dan abasto para reabsorber las lluvias. Destruimos el suelo para beneficio de unos pocos. Esos mismos pocos que te sobrepasan prepotentes con sus cuatro por cuatro, sin siquiera respetan la distancia mínima de seguridad. Esos pocos que también con cinismo critican al gobierno de turno si las medidas tomadas no los favorecen. Hay de ellos si supieran  que están viviendo una realidad prestada. Miro el cartel propagandístico de turno y solo me produce rechazo al ver tanta hipocresía. Pero lo que hoy disfruto es la libertad, dentro de la misma el saber que soy dueño de mi propio destino. Libre al fin. En mi locura sueño con la Doncella y toda nuestra historia pasada y presente.

En estas líneas voy a agradecer al pibe tigre que me enseño el valor de la libertad. También agradecer por abastecerme de lo necesario para el viaje, aunque lo más importante y que el dinero no puede comprar son sus enseñanzas. Extraño mi cámara de fotos, pero en cambio tengo mi pluma para poder describir lo que siento y estos bellos paisajes. La guitarra con sus seis cuerdas enredadas me llamo a que la toque y le acaricie el alma. El sol está asomando como su fuera una luna, la niebla comienza a disiparse y el cielo a aclarar. Hoy puede ser un gran día aprovecharlo o que pase de largo depende en parte de ti.

Noche segunda 23/5/2017

Peaje de Venado Tuerto. Mi imaginación no quiere relacionar el nombre de este pago con la imagen que representa. Hoy descubrí que la palabra es el arma más importante que tiene el ser humano a la hora de comunicar. También descubrí que la gente reacciona diferente cuando uno se presenta como un viajero despechado o un viajero enamorado. Muy diferente.

En cada dialogo deduzco que el sentimiento de libertad está siempre presente aunque muchas veces está controlado. Hoy pensé en mis amores pasados, los concretados y los que no. De todos algo hay aprendido me dijo una vez una ex. Yo me enamoro de las personas, si de los hombres también, aunque no haya sexo. La educación y los gustos son mi barrera. De momento el amor con sexo solo es para las mujeres. También me enamoro de objetos, no en el sentido posesivo, sino más bien en el plano espiritual; Un cielo estrellado sin contaminación lumínica, un mar embravecido en plena noche con su espuma blanca, una simple rosa con roció, un amanecer frente al rio, un atardecer en el mar, la guitarra de Paco de Lucia, la armonía de Atahualpa Yupanki, un buen cigarro armado, dos notas bien ligadas, una mariposa que se posa y muchos etceteras más. Me pregunto de ¿Dónde viene tanta sensibilidad? Si yo era un salvaje! Quizás la respuesta este en la educación.

Jamás sentí tanto desamparo como ayer a la madrugada. Dos perros se acercaron a la carpa gruñendo, temí por mí. Afortunadamente al salir a ver y tras unas caricias se recostaron junto a la carpa y me hicieron compañía hasta que partí. No hay que prejuzgar y menos a los animales.

Mañana llegare a Córdoba, mientras tanto analizo el desastre de mi carpa. Mi codo apoya en la guitarra mientras escribo esto. El rayo de luz oblicuo de la linterna atada en el ápice de la tienda apunta a mi muslo. El humo de la pipa me permite analizar el recorrido de la luz. En la esquina a mi derecha asoma un paquete de facturas que me regalo un panadero de Viña, que en treinticinco años jamás conoció el mar ni tuvo vacaciones. Le recomendé que lo hiciera por él y sus familia, le haría bien. Tomo el consejo. Salvo el crepúsculo y sus análisis sobre audífonos y poesía esta junto a mí. Las cerillas junto al tabaco para pipa sabor whisky y chocolate. El mate afuera de la carpa porque soy propenso a accidentes. Un acolchado me cubre y una campera me tapa los pies. De almohada las zapatillas de paleta sobre el bolso, el mismo bolso que tiene un par de anzuelos sueltos dentro. Aun no hubo que lamentar víctimas.

El reel que me dejo un amigo todo enrrerado, como liberándose de un problema, fue invitado al viaje junto a la paleta pero tan solo como una carga. No tienen protagonismo en esta historia.

Nota mental: ejercitar mas la letra o escribir sin apuro. Creo que se trata más de lo segundo. El esguince como un grillete aún sigue en mi pie.

No pude hacer reír al gendarme. Parece que tiene buena instrucción para ser un alcahuete.

Ante la negativa a permitirme acampar fui a verlo al supervisor. Claro que si podes me dijo. En tu cara amargado.

 

Saludos a la Doncella.

Hoy estoy triste…

IMG_20171206_102955.jpg

Tanto mudar los paisajes he perdido muchos cuadernos donde fui escribiendo aventuras, poesías, anécdotas y pensamientos. Hoy extraño todas esas memorias, pero estoy contento porque a pesar de todo puedo en esta nueva etapa pude actualizar muchos contenidos en esto que las nuevas tecnologías lo denominan Blog o Bloguer o que se yo. Soy un nómada digital, (mientras mi hermana me preste la Laptop), pero de todas formas es mucho mejor que andar escribiendo en cuadernos para después perderlos. Aun no se que aventuras me deparara el destino, pero estoy donde quiero estar y eso es positivo. Mañana sera otro día.

Aventuras de dos jovenes varones…

 

Un día decidimos cumplir un sueño. Y así fue, armamos nuestros bolsos y partimos sin rumbo hacia cualquier lugar. Hoy escribo desde la nostalgia pero también desde el grato recuerdo, aunque voy a reconocer que también escribo desde el enojo, porque estas fotos fueron sacadas por un canal de televisión que nos entrevistó y recopilo una entrevista de nuestra aventura en un vídeo. Para nuestra desgracia el canal y el contacto que con el establecimos jamás quiso compartirme el archivo, vaya a saber por qué razones, espero que no sea envidia por no animarse a cumplir su sueño como nosotros. De todas formas recupere algunas fotos de esa fantástica aventura, en la cual dos pelotaris, mejores amigos, compañeros de juego y de militancia, de lecturas, de tabaco y de pipa. Compañeros así no se encuentran todos los días, lamentablemente un amor nos dividió. Que calle los detalles es menester. Pero aquella aventura de asados, paletas, apuestas, adrenalina, tensión, veranos y calores no se nos podrá olvidar jamás. Los detalles los revivo frecuentemente en mi memoria y me alegran el día. Es que cuando uno cumple un sueño puede dejar esta vida en paz. Pero para mi pesar, jamás me conformo, siempre quiero más y así voy viviendo. Poco a poco iré recopilando recuerdos de aquella fantástica travesía, aquel viaje donde los números sobran, donde las anécdotas parecen de otras vidas y que pensarlas parece de cuento. Soy un pelotari soñador, un aventurero de la vida, que para llegar a donde estoy tuve que sufrir lo que pocos imaginan, pero como todo ser prefiero lo alegre y lo positivo, solo así se puede encontrar el camino para seguir.

Saludos a mi compañero de aventuras, a un hermano del alma.

A mi Honda CG150…

10210671305913437

Hoy te escribo a vos querida compañera de aventuras, a vos que me acompañaste en tantos kilómetros, que en definitiva no son más que horas. Horas donde la mente piensa, y donde tus dos fantásticas ruedas me desplazaron por ese cuero de vaca que es la República Argentina. Horas largas y horas cortas, horas que deseaba llegar porque el frio congelaba mis huesos, y horas donde el sol calentaba poco a poco mi alma. Lluvias y frio, calor y agua, humedad, niebla, roció, creo que solo me falto conocer la nieve junto a vos. El tiempo pasa y no me arrepiento de no haberte vendido, es que no hubiera podido ponerte precio. Hoy seguís siendo mía por más que otras manos te usen, por más que lleves otro ser en tus espaldas. Viajaste cargada y también ligera, me llevaste allí donde los recuerdos herían, y también allí donde las nuevas vivencias me hacían olvidar el dolor del pasado. Hoy estas lejos, a un mundo de distancia. Los mejores paisajes que mis jóvenes ojos hayan podido descubrir los vi de tu mano, mejor dicho de tu manubrio, también las mayores soledades, pero esa es otra historia. Para mis leyentes les contare que en 16,500 km jamás toque el suelo con mi motocicleta, bueno no es del todo cierto, a decir verdad más de una vez caí hacia la izquierda o hacia la derecha cuando admirado por alguna puesta de sol, perdía el equilibrio y rodaba por el suelo, me levantaba y seguía observando el atardecer. Claro que la moto no se encontraba en movimiento. Hay tantas aventuras para contar que podría escribir un libro, pero me limitare a escribir unas palabras cuando te sienta nostálgica moto mía. Saludos desde el otro lado del charco.

Extensión…

13662062_10208218060103825_4451329440429734121_o

Uno de esos días en que el alma anda dolorida por una u otra cuestión me propuse sanarla con una canción. Claro esta que las personas complicadas como yo no eligen una canción cualquiera sino que elegí una complicada. Como la vida misma. No solo eso, me dije que le mostraría a mis amigos que pasaba con mi vida así que hice público mi dolor. Aquí posteo una de las tantas veces que me filme viendo mis progresos. Lamentablemente mi guitarra quedo del otro lado del charco pero esa es otra historia y estoy seguro que el destino me proveera de mi extensión, porque a estas alturas de mi vida no cabe duda que la guitarra es una extension más de mi cuerpo.

Prejuicios / Prejudecăți

10210145059477605

A los veinticinco tienes que tener un título universitario, y sobre todo tienes que estar ya juntado y con un futuro planificado. Que es eso de tener sueños de viajar a esa edad. Ya tienes que pensar en las obligaciones, en las deudas, en el pasado, en lo que te espera. Trabajaras ocho horas diarias, vivirás unas seis o siete en la cama, solo o acompañado, pero tendrás el resto del día para ti. Ponele. Porque ir y venir al trabajo y las demás obligaciones seguro tomaran el resto de tu tiempo disponible y lo tiraran a la basura. Lo más apreciado que tenemos es el tiempo de vida, y mucha gente cree que es el dinero. Tiempo para reír, para llorar, para viajar, para estar con la familia o porque no para estar solo y disfrutar de la soledad. Tendrás tiempo para viajar en las vacaciones, a donde quieras. Ah claro eso si tenes dinero, sino te quedas ahí donde estas, consumiendo eso que la gente común llama salario, y que en este mundo tan poco ambicioso no alcanza para nada. Deudas y más deudas haran que desaparezca antes que llegues ni a olerlo. Pero así es la vida, está llena de prejuicios y de gente que meterá sus narices diciéndote como tenes que vivir, que tienes que hacer y como tienes que hacerlo. Porque ellos no se animaron a luchar por sus sueños y siguen presos de la rutina, sin animarse jamás a dar el salto de coraje o de fe para los más creyentes. Es más cómodo criticar al que si lo hace, al que se anima a vivir su vida y buscar siempre nuevas aventuras. Me produce tristeza ver cómo la gente trata de trasmitir sus prejuicios como si fueran verdades inviolables. El sentido común me tiene un poco bastante cansado, y eso que recién empieza el día. La realidad está en constante cambio y leer hace bien, tal vez por eso no se fomenta tanto la lectura desde el Estado, al fin y al cabo da libertad. Y siempre es mejor tener un pueblo ignorante, así es esclavo barato.

PD: La sopa del tío estaba rica de todas formas.

La douăzeci și cinci de ani trebuie să ai o diplomă universitară și, mai presus de toate, trebuie să fii deja împreună și cu un viitor planificat. Ce înseamnă să ai vise de a călători la acea vârstă? Trebuie să vă gândiți deja la obligațiile, datoriile, trecutul, ceea ce vă așteaptă. Vei lucra opt ore pe zi, vei trăi șase sau șapte în pat, singur sau însoțit, dar vei avea restul zilei pentru tine. Pune-l. Deoarece mergeți la și de la locul de muncă și alte obligații va lua cu siguranță restul de timp disponibil și aruncați-l departe. Cel mai apreciat lucru pe care îl avem este timpul vieții și mulți oameni cred că sunt bani. Este timpul să râzi, să plângi, să călătorești, să fii cu familia sau să nu fii singur și să te bucuri de singurătate. Veți avea timp să călătoriți în vacanță, oriunde doriți. Desigur, dacă aveți bani, dar rămâneți acolo unde vă aflați, consumați ceea ce oamenii obișnuiți numesc salarii și că în această lume atât de puțin ambițios nu ajunge deloc. Datoriile și alte datorii vor face ca aceasta să dispară înainte să ajungeți săl mirositi. Dar aceasta este viața, este plină de prejudecăți și de oameni care își vor pune nasul în a vă spune cum trebuie să trăiți, ce trebuie să faceți și cum trebuie să faceți acest lucru. Pentru că ei nu îndrăzneau să lupte pentru visele lor și să rămână prizonieri de rutină, fără să se încurajeze vreodată să facă saltul curajului sau credinței pentru cei mai credincioși. Este mai convenabil să criticați cel care o face, care este încurajat să-și trăiască viața și să caute mereu noi aventuri. Mă întristează să văd cum oamenii încearcă să transmită prejudecățile lor ca și cum ar fi adevăruri inviolabile. Bunul simț mi-a făcut un pic obosit și tocmai începe ziua. Realitatea se schimbă în mod constant și lectura este bună, poate că de aceea citirea nu este încurajată atât de mult de la stat,  după toate acestea ea dă libertate. Și este întotdeauna mai bine să ai un popor ignorant, deci aşa o sa fie un sclav ieftin.

PS: Supa unchiului a fost oricum bogată.

[Pendiente de revisión]

Mi CV

10210671453277121

Pocas cosas me molestan más que aquellos seres que postergan sus sueños. De verdad. ¡Vamos, despierta! Seas el que seas ¿Qué hiciste hoy para estar un paso más cerca de cumplir tu sueño? El mío es escribir y lo estoy cumpliendo. Soy escritor de mi propia vida. Mientras tanto voy viviendo claro, no podría lamentablemente vivir gracias a la escritura. ¿O sí?

Bueno voy por la senda, quien sabe si el día de mañana alguna puerta se abra y me dé la posibilidad de ser quien realmente soy. A decir verdad soy un completo soñador. Pero tampoco me va tan mal en mi vida. Quería aprender a tocar la guitarra y lo logre. Quería aprender a tocar la armónica y lo logre. Quería tener tiempo para mí, para mis soledades, para saber quién soy, y que quiero en esta vida y lo logre, bueno al menos no se todo lo que soy pero poco a poco lo voy descubriendo. Hoy me di cuenta que no tengo papeles que acrediten mis estudios. Si, una gran traba si uno aspira a pertenecer al sistema, a respetar las normas que se le exige a la gente normal para conseguir un trabajo. Lamentablemente los libros leídos no otorgan ningún diploma, pero si son conocimiento. Son vivencias, experiencias, ideas, en definitiva son palabras. Mis diplomas son mis libros, mi pasión por las letras, por el saber, por las artes. Los papeles no son más que tinta impresa en una fina y hermosa capa de celulosa, que voy a admitir que cuando además tiene la firma de alguna pluma importante cobran todavía más valor. Pero yo voy por mi senda. Yo leo a las personas que firman esos diplomas, leo sus historias, leo sus vidas y sobre todo leo sus libros. Deje una carrera de Medicina por aquellas tierras del Rio De La Plata. No estaba realmente enamorado de ella, y a decir verdad, podría haberme recibido tan solo con asistir a clase y aprobar los exámenes. Porque a ustedes lectores les cuento que al mundo le falta un tornillo y hoy en día hasta las respuestas de los exámenes se pueden comprar en la fotocopiadora de una facultad. Por eso si van a un médico que sea uno de confianza. Siempre me produjo rechazo aquellos estudiantes que leían/Leen de apuntes. Saltearse capítulos nunca puede ser positivo cuando de lo que se trata es de vidas humanas. Por eso hoy no tengo un título de médico a pesar de que mi madre así lo deseara. No seré un médico mediocre. Pero al menos soy honesto conmigo mismo y con la sociedad. Los libros leídos me aportaron el conocimiento necesario para desarrollarme como sujeto pensante, para madurar y dejar de ser un adolecente. Aunque a decir verdad sigo adoleciendo pero creo que eso está ya arraigado a la esencia de cada humano.

Hoy arme un curriculum para buscar trabajo en la capital de Rumania, Bucureşti y como estudios puse mi inventario de libros leídos en argentina, que en definitiva son horas y horas frente a palabras, frente a ideas, y frente a valores. Hoy no tengo una fortuna en mis bolsillos, pero lo que más admiro en este mundo, después de mi Madre claro, es haber aprovechado el tiempo de la mejor manera posible.

Escribo que escribo o algo así.

 

Alineado a la derecha de un amor

25015709_374777296316715_8826392199710113792_n.jpg

Bueno voy a escribir acerca de ella. A decir verdad poco se de su existencia, solo que me enamore en una cálida noche de verano en su pueblo. Hoy vaga buscando un amor como yo, o tal vez ya lo tiene y simplemente se pasea por el mundo. Su nombre es menester que calle, pero estoy locamente enamorado de su ser. No se que es lo que me atrae y la verdad es que ya no se que hacer para impresionarla. Nuestro contacto con las redes sociales, bueno mi contacto es mirar su Instagram. A decir verdad no me da verguenza. Me enamore viajando, cuempliendo un sueño, y creo haberle compartido uno, uno de eso heredados. Enamorarme perdidamente en Francia. La realidad es que me encuentro momentaneamente con la familia, y no tengo prontos deseos de viajar a Francia. Además claro de que tengo otros sueños tambien por cumplir. Para añadir estoy aprendiendo el rumano y no esta en mis horizontes el francés. De todas formas ella es argentina y nos entenderíamos demasiado bien. Pero ella esta allá y yo acá. La distancia nos separa. Creo que he visto cada una de sus fotos. Y me animo a decir que hasta un par de veces cada una. Hoy estoy solo y la razón es que no pienso ir detras de ningun amor, el que me quiera encontrar que me busque. Soy un argentino rumaniando o algo así.

PD: La foto fue tomada por ella y a pesar de todo no me anime a pedírsela, así que cometo un delito contra la propiedad intelectual al Blogguearla. Pero asi soy yo, la história me absolverá.

[Año nuevo, vida nueva I]

10210671266272446

Hola me llamo Mario, y este día tan especial para todos ustedes voy a pasarlo por aquí si me dan su permiso. Se que puede sonar un poco raro pero así soy yo. Disculpen voy a prepararme un Gancia. ¿Cómo? ¿Si quiero ayudar en la parrilla?, pués claro con mucho gusto. ¿Cómo decías que te llamabas? Disculpa es que no te oí bien. Cuidado con las béstias que aún no le han puesto las inyecciones para que duerman plácidamente esta noche. ¿Llueve o me parece a mi?. Ultimo día del año, mañana dejo de fumar, bueno tal vez no. En definitiva tampoco quería hacerlo. Que lindan estas hoy. Que linda están hoy. Maldito destino ¿Porque juegas así conmigo?. Bueno me alejare para no herir a nadie. Aún así ambas son muy bellas. Un día más en nuestras vidas, ¿O no?. Al menos quedará en la memoria de todos. Un intruso en la cena de fin de año. Disculpen voy a servirme otro poco de vino. Vamos, vamos que en un rato brindamos. Damos. Todos preparen las copas. Casi me parecen recuerdos de otras vidas. ¿Eran de esta vida? ¿Ocurrió hace un año?. Daño. Paño. Caño. Salvaconducto. Me fui. No soporte la presión. Demasiadas preguntas. Demasiado acoso. Oso. Aquí estoy. No es tan lejos, solo a un coraje de distancia. De la montaña a Mahoma hay la misma distancia que de Mahoma a la montaña. De hecho el camino es aprender. ¿Perder?. No. Perder es no intentar. Aunque claro la cama de mama siempre estará más calentita que lo desconocido. Ido. Me fui. ¿Volveré?. Veré.

Alineado a la derecha.

Bueno voy a tener una vida normal. Dejaré de lado todas estas tonterias de ser escritor de mi propia vida y de ahora en mas tendré un empleo de ocho horas y un lugar donde alquilar. Basta de tirar telefonos al río, o de andar indocumentado por la vida. Eso no es de gente normal. La gente normal escucha el despertador por la mañana, hace su cafe y luego va a trabajar. Hay que cortar con estos sueños de conocer el mundo. El hombre nació en un lugar y se tiene que quedar ahí hasta que se muera. Que es esa estupidez de querer hablar otros idiomas. Así es la vida, trabajas, aportas para la jubilación, te jubilás y los últimos años de tu vida los pasas en tu casa, mirando la televisión o leyendo. Siempre y cuando tu salud sea buena y llegues a esos años de júbilo. Claro esta que no todos llegan, de ahí el negocio de las jubilaciones o los aportes como se diría por allá. Conseguí una mujer que te de de comer, te lave la ropa y con la cual tengas uno o dos hijos. El amor viene solo después. Así se pasan estos años de la vida. Prejuicios y mas prejuicios. Porque cuando uno es escritor de su propia vida toma las decisiones que lo hacen a uno feliz, aunque eso sea volar de casa a buscar un amor o volver a ella porque un amor nos rechazo. Así es la vida, nos equivocamos y volvemos a empezar. Empezamos y probablemente nos volvamos a equivocar, pero chamigo, no hay camino, se hace camino al andar. Hoy pienso en Coelho. Vaya a saber por que razón del destino.

Je t’envoie un message…

10210671408075991

Cuak. Pato ñato, pato ñato. Un libro puede significar mucho o puede tirar toda una fantasía a lo más hondo del olvido. Sueño con conocer la lengua rumana, aunque a decir verdad suena mucho mejor la “Limba Romana”. No sé qué tiene esta hermosa fonética que todo lo endulza. Quizás es porque se trata de otra lengua romance, al igual que el francés. Sé que me estoy adaptando a un mundo nuevo, a costumbres diferentes, a nuevos hábitos y a nuevas amistades. Aun soy medio reacio al cambio y soy constante en mis modales. Hoy a pesar de que la policía me dijo que no ría en la foto del DNI demostré un lindo semblante. Luego pregunte, obviamente en rumano, como debía hacer para cambiar mi nombre, a lo cual, automáticamente comenzó a contar su historia acerca de cómo tuvo que cambiar el nombre a una de sus hijas gemelas porque de otro modo, una de ellas no recibía dulces durante el día de su santo.  Aclaro para los no habitués de estas tierras, que muchos nombres están ligados a los santos, y cada uno de ellos posee un día en el calendario, por lo que además de tu cumpleaños, uno tiene otro día para celebrar. O para simplemente para hacer una mudanza. Claro que si uno hace una mudanza en vez de festejar puede caer en un grave error de que su novia se enamore de algún que otro ayudante, en lo que a desplazamientos de objetos se refiere. Por lo que los santos pueden intervenir en la jugada y hacer que la mudanza de vivienda se convierta en cambio de vida, aunque a decir verdad no siempre viene mal un cambio de aires. Aun así creo que solo nos podremos conocer a través de los libros, y Coelho me parece demasiado comercial. Por lo demás pato ñato, pato ñato.

Memoria.

 

Hoy duermo en el mismo lugar donde dormí hace diez años, y probablemente así es la vida siempre se vuelve a los lugares donde se a estado en algún momento del pasado, físicamente o en la memoria. Voy  a reconocer que  es una situación muy particular, porque para empezar el lugar ya no es el lugar de aquel entonces. En la oscuridad de la noche escribo estas palabras mientras mastico el amargo sabor de la soledad. Aún recuerdo cuando con quince años fui desarraigado de mi tierra y de un amor para ser traído junto a la familia, esa familia que no era mi familia aunque así lo digan los apellidos. Ellos no tienen la culpa, la tuvo mi querido padre que abandono una familia en las tierras más remotas del contienen sudamericano. Aun así admiro el gran esfuerzo que hicieron por tratar de adaptarnos a su mundo, a su país. El cariño que les tengo va más allá del cosmos, después de todo tenemos la misma sangre. La nostalgia del pasado jamás me dejo vivir en el presente y mi conciencia siempre quedo atrapada en el recuerdo de aquella vida pasada. Aquella juventud de barrio, de pueblo, de juegos en la calle, entre árboles, con amigos o solo. Por aquel entonces era un jóven sin la madurez como para comprender muchas cosas, pero siempre mantuve el anhelo por regresar a mi tierra, aunque a decir verdad ya no sé muy bien cuál es mi tierra, siempre dije que era un ciudadano del mundo. Aún no determine en qué lugar del globo dejare estos huesos que a decir verdad ya me pesan demasiado. Voy y vengo por el mundo arrastrando mi soledad y nada puedo hacer para evitarlo. Regrese a mi pueblo a visitarlo tras cinco años de ausencia, allí en Argentina, pero no solo eso, regrese a vivir a él tras diez años y les aseguro que uno ve el desarrollo de la vida en carne propia. Los amigos ya no son tan amigos, los grupos cambian, las parejas formadas pueden ser de lo más llamativas, la gente grande se olvida y los jóvenes no nos reconocen. Así es la vida, pasa y pasa y un día dejamos de ser, de pertenecer. El paisaje cambio aunque no tanto, admito que fui tratado de la mejor manera por los habitantes de aquel pueblo, al que regrese en silencio, sin llamar la atención. Aun me pregunto cómo habrá llegado hasta allí el ser que me engendro y al cual no juzgo por su vida al fin y al cabo jamás supe mucho de su existencia. El presente me duele, quizás porque fue rechazado por un amor en Argentina, seguramente la vida es así, uno no puede obtener siempre lo que quiere. Me soñé con ella, me enamore de toda su familia, hasta de su gato de quien sentí una profunda compasión por ver el paso del tiempo en su propia piel. Hoy estoy a un vuelo de distancia, aunque a decir verdad nos separa mucho más que una barrera territorial. Sé que ella también me amo, pero también sé que jamás nos animamos a confesarlo, y es ese dolor el que no me deja ser feliz. Vivo y existo, como, duermo y todo ¿Para qué?. Si tan solo supiera lo feliz que sería si se animara a cruzar el charco, a conocer otro mundo, otra realidad, otros horizontes, pero claro no puedo exigir ni pedir a nadie que se anime a estar lejos de su familia, porque a decir verdad no se lo deseo a nadie, el sufrimiento que se experimenta es tan grande que uno siente que pierde años de vida. Mi querida madre, hoy te comprendo más que ayer. Pero solo pude hacerlo cuando tuve el coraje de partir lejos, y no solo en la distancia, sino en el tiempo. Moverme por esa línea que se llama tiempo, separarme del presente y dejar que tomemos caminos separados. Hoy seguimos distanciados, lamentablemente sigues presa en ese trabajo y será así hasta que termines tu casa, porque en esta vida no todos tienen la suerte de heredar fortunas. Triste es que tu país no te de las posibilidades de trabajar cerca de tu gente,  triste es tener un título universitario y trabajar como una esclava. La vida a veces es demasiado injusta. Yo por mi lado que voy a contar a los lectores, me enamore y fue desterrado, enviado al exilio. Desde allí, la esperé y la esperé, pero ella no. Aun así probé a ser feliz y volví a levantar la cabeza para seguir luchando por mis sueños. Hasta que la descubrí a ella, era la poesía personificada, la misma historia, el mismo mejor amigo, el mismo amor por el deporte, la misma familia, pero de nuevo el destino me jugaría una mala pasada. Pero esa es otra historia que a decir verdad hoy no estoy de ánimos para contar. En tu memoria Moncho, siempre me quedara presente tu mirada.

 

je t’aime…

10210671305713432

Cuantos días en los que la soledad se hacia presente, en los que el arte era la única salída al sufrimiento del alma. Cuantas horas en los que el dinero no llenaba ni mi estomago ni mi corazón. La oscuridad de la noche se hacia presente para demostrarnos que es allí donde uno demuestra lo que realmente es. En la oscuridad solo te buscaba a vos. Y te esperaba, cada día. Como espere a aquel amor cinco años para volver y descubrir que para mi padecer no había sido recíproco. Así es la vida a veces se aprende a los golpes. Hoy estoy lejos de todo lo que me hace mal. Libre de vos pero no de mí. Sigo exclavo en mi ser, veo a través de mis ojos pero no puedo escapar. Y de nuevo en la soledad de la noche me pregunto ¿Donde estarás?. Aún más gélido en mi alma ya que el amanecer de cada día me daba nuevas esperanzas para seguir tratando de ser feliz. Hoy el clima no ayuda y en mi soledad muero cada día, aunque a decir verdad poco me importa ya si es de día o no, o si es miércoles o martes, o si hablo castellano o ingles o francés o rumano. Todo da igual cuando el alma esta ahogada en una sin razón. En fin tan solo palabras que escapan a los vaivenes del teclado que alguna vez fue pluma y mucho antes pensamiento.

Cumplir sueños.

16487565_10210145088358327_5288018690962595580_o

De chico tenia un ídolo, claro que todos tenemos ídolos y generalmente quedan allí en el recuerdo como personajes que nos inspiran a realizar cosas o simplemente a idolatrarlos. Así fue que a los doce o trece años comenze a jugar a la pelota paleta, un deporte argentino que me atrapo en sus redes desde aquella temprana edad y hasta mi partida del pais. El deporte no es muy complejo que digamos, consta de cuatro jugadores de a parejas y se encargar de golpear la pelota contra un fronton por turnos. Mi heroe de aquella temprana edad se llamaba Oscar Ismael Mesina, más conocido como el Manco de Teodelina. Le llamaban manco por un sobrehueso en su mano izquierda, si mal no recuerdo, y tenia una particularidad: a pesar de todo era el mejor en lo que hacia. El asunto es que este personaje logro ganarse su renombre dentro del mundo de la pelota paleta. Un bohemio de la vida, se la ganaba, como se dice coloquialmente, jugando y apostando dinero. De esta manera logro llegar hasta lugares recondos de la república Argentina y donde quiera que se encontrara una cancha este personaje desafiaba por dinero. Su talento era tal que no había quien pudiera con él. En su historial se recuerdan mil epopeyas y para los jugadores de paleta llego a convertirse en un héroe del deporte nacional. Ese era mi ídolo. Claro que era pequeño y por aquel entonces uno no se imagina las vueltas de la vida, la cuestión es que a los quince años partí al exilio y abandone ese querido deporte, además claro, de aquellas hermosas tierras. El sueño quedo latente en algun lugar de mi conciencia, y como la experiencia me enseña que el hombre es lo que sueña, un dia volví a mi tierra. Claro que las cosas habían cambiado y aquel joven soñador ya no tenía como primer plano en su conciencia ser como su ídolo de la infancia, pero como todo amante del deporte volví a jugar a la paleta. Las vueltas de la vida me hicieron conocer a un amigo, que en su repertorio de aventuras (todos tenemos las nuestras), había viajado por el continente con su motocicleta. Joven guevarista y porque no decirlo creo que hasta soñador. Demás esta decir que hicimos buenas migas, expresion que aun no analize mucho pero que me da la sensacion que “hacer migas” implíca compartir muchas comidas y muchos buenos momentos. Así fue que entablamos una amistad de jóvenes lectores aventureros. Un buen día los planetas se alinearon y surgio como por arte de mágia unas vacaciones que desde aquel día denominariamos “La gira pelotari”. El sueño comenzaba a hacerse realidad, y no solo eso, era mucho mejor. Mientras el Manco se gano su renombre de manera solitaria, nosotros lo hicimos como mejores amigos. La aventura nos llevo a conocer canchas que de otra forma no hubieramos imaginado, personas que quedaran en nuestra memorias, además claro de lugares, que en su mayoría, eran pueblos que no superaban los 3000 habitantes y donde recibimos un trato cordial y cálido. En cada pueblo que arrivabamos eramos recibidos con la mayor cortesía e invitados a jugar, para luego ser agasajados en la mayoría de los casos con alguna que otra comida. La realidad es que aquella aventura no podra ser borrada de mi memoria por mucho que pasen los años, demas esta decir que a pesar de no tener el talento del Manco de Teodelina, cuya localidad en Santa Fe, tambien conocimos, nos sentimos o al menos desde mi punto de vista, mas que satisfechos porque hoy desde la distancia de Rumania, miro aquellos recuerdos y me lleno de orgullo al saber que algo que soñe pude hacerlo realidad. Una aventura más para ser contada o escrita como en este caso, y para demostrar que los sueños, sueños son.

Demás esta contar que en aquella aventura con mi mejor amigo conocí a un amor, que para mi desgracia partiría al día siguiente hacia Francia. Ella no lo sabe pero aún tengo su recuerdo presente, sobre todo porque supo ayudar a dos viajeros que en la oscuridad de la noche necesitaban asilo.

Seguire informando…

 

 

Privacidad

10210671414956163

Si uno cree que al meterse en Internet tiene cierta privacidad que se vaya dando por entendido que tal cosa no existe en los tiempos que corren. Pero bueno son las reglas del juego, así sea el desarrollador de la  esta web siempre habrá alguien que te espié. La compañía proveedora de internet, Google, Facebook, Instagram hasta el propio mail. Hay que irse a vivir a Alaska para no ser espiado, de todas formas el ser humano es un ser social por naturaleza y aunque se cambie de sociedad de todas maneras voy a tener que socializar. Saludos a los desarrolladores de esta web.

A un amor.

viajantedelnort+instakeep_e2066.jpg

Okey, creo que tengo el corazón dividido. Una parte se encuentra en Argentina y el otro pedazo dando vueltas por el mundo. Sin sentido pero dando vueltas. La mujer que ame aún no se ha hecho presente en mi vida. Es que ciertas veces el amor puede ser tan fuerte que es necesario tomar distancia para analizarlo. Hoy estoy en la fría Rumania y a decir verdad no estoy tan mal conmigo mismo. Solo se que estoy solo. Y esperarla tiene cada vez menos sentido. Solo, como estan los que se mueren, los que sufren, los que quieren, así estoy por tu impiedad. Puede ser que merezca esto, después de todo te falle, quise quen seamos algo y no pude resistir la tentacion a la carne o al menos algo así creo que paso. Hoy te pienso en silencio mientras mastico el amargo sabor de la soledad. Como te dije alguna vez, si no es contigo partire al exilio, solo o mejor dicho con mis pensamientos. A decir verdad cada palabra de la lengua castellana me recuerdana ti, sera por ello que hablo muy poco en Español. Un argentino por estas partes del mundo es muy admirado, aun no comprendo si por lo hermoso de la tonada o por lo extravagante de que se halle por estas tierras. Aún así, disfruto de estas tierras en soledad, y me pregunto si alguna vez te animarás a escribirme o tal vez a hablarme. Aún recuerdo aquella llamada telefónica en la cual me disponía a hablar con tu madre y de repente atendiste vos. Nervios y mas nervios y no supe comprender que el destino quería que hablemos. Pero de todas formas no estare con nadie más que no venga a buscarme. Soy bastante complicado incluso para estar a tu lado. Te comento de todas formas que la distancia siempre enseña, de ella se aprende lo que realmente tiene valor en esta vida, hasta el punto de regalar una moto o una guitarra por ello. También lo hace a uno más fuerte ya que la soledad, esa que en determinado momento de nuestrad vidas siempre no espera, esta ahí, detras de la pared aguardando por nosotros y a veces hasta desespera. Hoy escribo desde la soledad de la noche, aquí hace días que no sale el sol, y no me disgusta, a decir verdad es el complemento perfecto para mi estado de ánimo. Así se nos pasa la vida mi doncella y entre tic y tac espero y desespero. Hago y deshago y como ayer yo me hice presente para conocer tu cultura y tu familia, aquí te espero, puedo ser tu traductor las 24 horas del día, y puedo ser tu maestro cuando tengas ganas de aprender. El tiempo pasa y la vida se nos va y ciertas veces hay que ser valientes y animarse al cambio. Aquí te espero, entre lujosas sábanas, entre mil objetos que hacen la vida más sencilla pero no por ello más completa. El pasaje es unos dos o tres meses de trabajo. No es tan lejos si uno se pone a pensar. Pero no volveré a buscarte, ya llame a tu puerta y no te animaste a abrir. Una pena corazón tenía un mundo para enseñarte, y nos ahogamos con las palabras.