Archivo de la categoría: Arte

Junto al fuego numero II

Junto al fuego numero dos me detengo a pensarte. Brotan las llamas incandescentes de mi alma y me doy cuenta que el camino no es lo mismo si no estas a mi lado. La esperanza de reencontrarte es lo único que me mantiene con vida. Tu sonrisa salvadora fue lo único que alegro mi mañanas, mis tardes y mis noches. Solo en ti deposite mis ilusiones. Los días se suceden unos a otros y en la fría distancia te sigo buscando. ¿que fue lo que me atrajo tanto de tu personalidad, porque sos diferente a todas las demás? porque no paro de pensarte?

[Jorge Roberto Santoro] Las cosas claras…

mi voz está en su sitio
el corazón sabe algo más porque me duele

por eso digo:
terrible oficio
es repartir equivocadamente los abrazos
y que el alma viva entre perros hambrientos

uno de mis errores
fue creer que todos éramos hermanos

y ahora
no se le puede cambiar el horizonte a la nostalgia
hay que olvidarse de las viejas sonrisas
y andar con el dolor a cuestas
para que sirva definitivamente

nunca dije
mi lágrima fue grande
sufrí
no me quisieron

cada uno conoce su dolor
y sabe de qué manera hablarle a la desgracia

que venga la vida y me golpee
de nada vale cerrar los ojos

un hombre dormido
es un dolor que descansa

es duro el amor cuando se niega
un día sin embargo recuesta sus abrazos
apoya su misterio en mi cabeza
y me lleva a vivir al primer piso de un incendio

no comparo
simplemente doy mi fruto
y espero

la semilla más humilde
puede brotar el fuego o la hermosura

si estoy acorralado entre dos besos
decido acurrucarme al pie de mi corazón
y sueño

soy triste hasta los zapatos

a la hora del té
mi alegría se sienta y llora conmigo

pero sostengo que un día
aunque el amor sea el hermano implacable de la lluvia
de mi casa a tus ojos
no habrá naufragios

Anuncios

Me gustaba escribir mis pensamientos porque en ellos reflejaba la esencia de mi ser

Me gustaba escribir mis pensamientos porque en ellos reflejaba la esencia de mi ser. Así fue que tras tantos intentos frustrados de acercarme a su corazón me digne por sincerarme a través de la pluma. Le envié las primeras fotos de aquellas poesías sin recibir ninguna respuesta de su parte. De todas formas, continúe mi existencia sabiendo que era tan solo un amor platónico. Tantas horas arrojadas al vacío me causaban cierta tristeza, pero comprendí que así es la vida, no siempre se obtiene lo que se desea. Aun no sé porque lo hacía, ni tampoco sé que ganaba ella husmeando en cada intimidad mía. Pero el tiempo pasaba y la ansiedad se hacía cada vez más intensa dentro de mí. Yo como joven enamorado de aquel amor platónico no dudaba en partir hacia el pueblo cada fin de semana que se presentaba la oportunidad. Me conformaba con verla unos segundos cada tanto, unos leves cruces de palabras, porque a decir verdad jamás entablamos un dialogo que valga la pena recordar. Quizás la vergüenza mutua por aquella salida rechazada por parte de ella o la amistad con su hermano que complicaba aún más los encuentros.

A mi arquitecta de La Plata

Acá de nuevo en un banco escribiendo desde afuera. Las primeras entradas que salgo al sol a poner en palabras estos sentimientos que llevo dentro. Junto a mí a unos cien metros una joven lee frente a la estatua de la memoria. Me pregunto qué recuerdos pasaran por su cabeza. Que imagina aquella joven cuyo pelo brilla al sol. Siempre la imaginación al poder o el poder en la imaginación. Necesito volver a sentirme libre, volver a tomar todas las palabras que encierran aquellos libros leídos y que leo en mi constante devenir y hacer con ellos publicas mis ideas. Para demostrarme y demostrar al mundo que el hombre es lo que sueña hasta despertar. Cuantos recuerdos pasan a través de mí. Cuantas historias para contar y tan poco tiempo para transfórmalas en palabras y regalárselas al mundo. Escribo con palabras deshabitadas. “El tiempo que va pasando como la vida no vuelve más” decía una linda zamba argentina. Zamba de mi esperanza. Jovencita que junto a un cantero te encontré en aquella tarde calidad donde como hoy me encontraba escribiéndote o escribiéndome cálidas palabras para enamorarte en soledad. Para que nos enamoremos con los regalos que da la intimidad. ¿Cómo confesarte que me convertiste en Santo?. Te sueño día y noche esperando reencontrarte y reencontrarme. Lo curioso de esta existencia es que mi deseo arde en querer verte, pero mi corazón indómito y sediento que batallando violento esta con mi razón te extraña hasta las entrañas. Fuiste la arquitecta de mis sueños. Se que peco contra mi intimidad al hacer públicos mis sentimientos, pero este es el Mihai que llegara a la tumba. Un Mihai que se libere con la escritura y que ayude a otros a liberarse. Creo que dejare de escribir poesía por un rato para pasarme a las oraciones hilvanadas, que bien cantadas demuestran bien el sentir. ¿Porque no puedo dar con mi media naranja, será que cuesta tanto poder gritar a los vientos las verdades que el alma confiesa? Hoy no estoy en una pieza, estoy disfrutando de la arquitectura y desfrutando de tu belleza celestial. Magina hechicera de corazones vagabundos. Construiste con tus pasiones el sueño de mis emociones que a pesar de luchar con mi razón están en seria desventaja. Hoy mi viaje es desde un banco. Alguna vez me soñé escritor y cada tanto me gusta cumplir mis sueños. Así expreso tormentos y pasiones, sentires y olvidos, cariños perdidos o futuros conquistados. Te envié una carta a la facultad de arquitectura el día que partí hacia Bucarest, no sé si te habrá llegado, el contacto que arribaba justo al país se dirigía a tu misma ciudad. No sé si ya la habrás leído o si jamás te llego. Esas son las chispas de la vida. Desde este lado del mundo monologueo y sueño con tu esencia mientras muero en hipótesis sin fundamento. Hoy te regalo más palabras, aunque solo sean gritadas al aire. Tal vez un viento certero las empuje hasta tu oído y comprendas un poco mi sentir. Ahora me comprendo un poco más. Te comento que publique un libro de Poesía en una editorial de mi ciudad actual con el objetivo de poder obtener algún ingreso y porque no que la gente me conozca un poco mejor a través de mis palabras un recurso cada vez más lejano y olvidado para los tiempos que corren. También lo publique en Amazon, con el objetivo de poder hacerlo accesible a todo el mundo, bueno o al menos al mundo que me conoce o me quiere conocer. Este es el objetivo del blog y aunque no recibo ingreso por él y solo gastos ha ocasionado creo y tengo la esperanza de que mis aventuras y desventuras sirvan para inspirar a otros a encontrar su camino. Porque como dijo Machado caminante no hay camino, se hace camino al andar. Soy un repetidor constante de ideas, que en este mundo hay muchas y muy mal distribuidas. Te comento que también genere una radio para poder difundir contenido cultural. Para mi desgracia una serie de factores adversos se interpusieron y no logre mi acometido. Te comentare que principalmente son razones económicas. Seguiré caminando por esta bella ciudad y te escribiré en la próxima parada.

Tu arquitecto favorito.

Guitarrero

Cierto día nuestro personaje se encontraba de paso con su motocicleta y su guitarra por una ciudad repleta de estudiantes. Logro hacerse de algunos amigos y lo invitaron a cenar a la casa de uno de ellos. Jamás había tocado la guitarra para tantas personas desconocidas por lo que al principio estaba un poco nervioso, pero en cuando cogió el instrumento supo que se encontraba haciendo lo que más deseaba en este universo y supo que era feliz por poder disfrutar de su arte y poder compartirlo con los demás. Aquella velada quedara plasmada en su memoria, pues allí supo demostrar que, a pesar de no tener vivienda, ni dinero ni historia, tenía una bondad que como una luz salía de su pecho e irradiaba el ambiente. Era él. Era libre de voluntades ajenas, era aventurero y soñador. Pero también era solitario y melancólico. Aquella noche como tantas otras supo dejar un pequeño pedazo de su corazón en aquella vivienda donde la calidez humana hermanaba hasta los cristales.

Pequeñas aventuras de nuestro personaje andariego.

La familia y el amor…

¿Qué es el amor?

¿Perseguir un amor o quedarme con el presente?

La historia parece repetirse-me, pero algo aprendí en cinco años lejos de mi familia, a veces al amor hay que esperarlo, por más que uno cruce un océano para llegar a él, si es amor se concretara, en esta vida o en la otra. Así parece que otra vez en mi vida el destino juega conmigo a las cartas. Pero esta vez no cruzare de nuevo ese océano, esta vez esperare de este lado del charco, con la paciencia de un artesano, recompondré mi alma herida, junto a los míos, en la vieja Europa, de la mano de la cultura. Ya golpee tu puerta, ya comprendí el mensaje. Te esperare Doncella, si así lo deseas, pero de este lado del charco. Te enviare tan solo una carta, como diría mi amigo Daniel Toro y te daré mi tiempo existencial para que me pienses o para que me olvides…

Aquí la letra de Daniel…

Una carta. mi amor solo una carta
que me cuente detalles de tu vida
la gente que conoces, los sueños que te habitan, y me recuerde el llanto de nuestra despedida.

Una carta, que diga que me extrañas
más allá de todos los sentidos
y que a pesar del tiempo que para todos pasa
no hay tiempo entre nosotros, ni olvido ni distancia

Escríbeme, con tinta de violetas
en un papel de amor
olor a ausencia
Escríbeme, poniendo en cada trazo
la fiebre de tu pulso
que se me vuelve abrazo
y es un abrazo tuyo
Una carta, mi amor solo una carta
que me empañe los ojos de alegría
Una carta que diga que me extrañas, que me quieres y que sigues siendo mía, solo mía, siempre mía
Una carta, mi amor.
Escríbeme, con tinta de violetas
en un papel de amor
olor a ausencia
Escríbeme, poniendo en cada trazo
la fiebre de tu pulso
que se me vuelve abrazo
y es un abrazo tuyo
Una carta, mi amor solo una carta
que me empañe los ojos de alegría
Una carta que diga que me extrañas, que me quieres y que sigues siendo mía, solo mía, siempre mía.
Una carta, mi amor.

 

La niña de guatemala…

Quiero, a la sombra de un ala,
contar este cuento en flor:
la niña de Guatemala,
la que se murió de amor.

Eran de lirios los ramos;
y las orlas de reseda
y de jazmín; la enterramos
en una caja de seda…

Ella dio al desmemoriado
una almohadilla de olor;
él volvió, volvió casado;
ella se murió de amor.

Iban cargándola en andas
obispos y embajadores;
detrás iba el pueblo en tandas,
todo cargado de flores…

Ella, por volverlo a ver,
salió a verlo al mirador;
él volvió con su mujer,
ella se murió de amor.

Como de bronce candente,
al beso de despedida,
era su frente -¡la frente
que más he amado en mi vida!…

Se entró de tarde en el río,
la sacó muerta el doctor;
dicen que murió de frío,
yo sé que murió de amor.

Allí, en la bóveda helada,
la pusieron en dos bancos:
besé su mano afilada,
besé sus zapatos blancos.

Callado, al oscurecer,
me llamó el enterrador;
nunca más he vuelto a ver
a la que murió de amor.

 

Poema de José Martí

 

A un amore…

Confesiones de Invierno…

Me echó de su cuarto gritándome:

“No tienes profesión”
Tuve que enfrentarme a mi condición
En invierno no hay sol
Y aunque digan que va ser muy fácil
Es muy duro poder mejorar
Hace frío y me falta un abrigo
Y me pesa el hambre de esperar

Quién me dará algo para fumar
O casa en que vivir?
Sé que entre las calles debes estar

Pero no se partir
Y la radio nos confunde a todos
Sin dinero la pasaré mal
Si se comen mi carne los lobos
No podré robarles la mitad

Dios es empleado en un mostrador
Da para recibir
¿Quién me dará un crédito, mi señor?
Solo se sonreir
Y tal vez esperé demasiado
Quisiera que estuviera aquí
Cerrarán la puerta de éste infierno
Y es posible que me quiera ir

Conseguí licor y me emborraché
En el baño de un bar
Fui a dar a la calle de un puntapié
Y me sentí muy mal
Y si bien yo nunca había bebido
En la cárcel tuve que acabar
La fianza la pagó un amigo
Las heridas son del oficial

Hace cuatro años que estoy aquí
Y no quiero salir
Ya no paso frío y soy feliz
Mi cuarto da al jardín
Y aunque a veces me acuerdo de ella
(Dibujé su cara en la pared)
Solamente muero los domingos
Y los lunes ya me siento bien

Letra de: Sui Generis

[Mi biblioteca]

Libros leídos en España:

-Oscar Wilde, El retrato de Dorian Gray. Editorial
-La Nausea, Jean Paul Sartre (Editorial Época S.A)
-El muro, Jean Paul Sartre (PDF)
-Aldous Huxley, Un mundo feliz (Editorial Milenium)
-Lazarillo de Tormes, Biblioteca Austral.
-Arthur Schopenhauer, Sobre la voluntad de la naturaleza.
-Ian Oswald, El sueño (Editorial Guadarrama).
-Boaghe Mihai, Poesía al Ser (Editorial Independiente).
-Proust Marcel, Por el camino de Swann
La insoportable levedad del Ser – Milan Kurdera (Solo leí hasta la pagina 121)
-El amor las mujeres y la vida – Mario Benedetti.
-Los premiso – Julio Cortazar.
.


Libros leídos en Argentina:

Julio Cortázar; Rayuela; Editorial Alfaguara; Biblioteca Cortázar.
Friedrich Nietzsche; Así hablo Zaratustra; Editorial El Ateneo.
Friedrich Nietzsche; Más allá del Bien y el Mal, La genealogía de la Moral; Biblioteca Grandes pensadores.
António Esteban Agüero; Capitán de pájaros; Editorial Asociasión cultural Piedra Blanca.
Charles Bourdelaire; Los máximos creadores; Editorial Perfil Libros.
Mário Benedetti; Antología Poética; Editorial Nueva Imagen.
William Leavitt; A Modern Method for guitar; Editorial Berhkei Press.
MSF Motocycle Safety foundation; Honda Motor de Argentina S.A
Sudestada; La leyenda de Camilo; Máscaro; A la caza del futuro americano.
Jorge Roberto Santóro; Obra poética Completa 1959-1977. Editorial Razón y Revolución.
Ross Paulina; Histología 6ta Edición, Editorial Medica Panamericana.
Dvorkin Cardinale Lermoli; Best Y Taylor; Bases Fisiológicas de la práctica médica (4ta; Editorial Médica Panamericana).
Diccionario Rumano – Español; Ediciones librería Universitaria Barcelona.
Diccionario Francés – Español; Ediciones librería Universitaria Barcelona.
Sebastian Tiozo; Un médico en el Amazonas (Crónicas). Ed Barrios Rocha.
Juan José Hernández Arregui; La formación de la conciencia Nacional; Ed Continente.
José Hernández; Martín Fierro; Editorial “Apis”.
Constitución de la Nación Argentina.
El Rol del Concejal; Buenos Aires la provincia.
Pedro Bonifacio Palacios; Poesías Completas; Almafuerte.
Calderón de la Barca; La vida es Sueño; Editorial Huemul.
Erich Fromm; El arte de Amar. Editorial Páidos.
Fedor Dostoiesvki; Crimen y castigo; Ed Pagina 12.
Julius Fúsik; Reportaje al pie de la horca. Editorial Cienflores.
Editorial Dunken, publica tu primer libro; Autores Independientes.
Federico Garcia Lorca; Antología Poética; Biblioteca 100×100.
Juan Félix del pozo; Memorias de Abbott; Palabra Grafica y editorial S.A.
Benito Pérez Galdós; Trafalgar; Biblioteca 100×100.
Maquiavelo; El Principie; Colección Nogal Grafico.
Omar Cabezas; La montaña es algo más que una inmensa estepa verde; Editorial Llamarada; A Formar Filas Editorial Guevarista.
Flavia Cosma; Pluma de Ángeles; Editorial Dunken.
Miguel Hernández; Los Máximos Creadores; Editorial Perfil Libros.
Paul Eluard; Los máximos creadores; Editorial Perfil Libros.
José Martí; Ismaelillo Y versos Libres.
Paul Eluard; Los máximos creadores; Editorial Perfil Libros
Jose Marti; Ismaelillo y Versos Libres; Biblioteca 100×100
El estado y la revolución; Lenin; Editorial Sol 90.
Jean J. Rousseau; Sueños de un paseante Solitario; Biblioteca 100×100
Soeren Kierkegard; Diario de un Seductor; Biblioteca 100×100
Luis de Góngora; Antología; Biblioteca 100×100
Guía T, capital y gran Buenos Aires. Editorial Betina.
Sadler, Langman; Embriología medica; Editorial Medica Panamericana.
Miguel Ángel Materazzi; Los Massmedia y la salud mental; Editorial Salerno.
José Hib; Embriología Médica 8ed; Editorial Clareo.
José Hib; Embriología Médica (8ta).
Irma Adriana García Netto (Copiladora); Editorial Eudeba.
Creadores Argentina; La mujer Vasca Año 2015; Editorial Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Daniel D. Santis; La historia del PRT-ERP; Editorial A formar Filas. Editorial Guevarista.
Diccionario Escolar; Editorial Ateneo.
William Shakespeare; El mercader de Venecia.
Horacio Quiroga; Cuentos de amor, de locura y de muerte. Biblioteca 100×100.
Dino Buzzati; El desierto de los tártaros. Ed Alianza.
Adeblert Von Chamisso, La maravillosa historia de Peter Schlemilel (Biblioteca 100×100).
Edgard Alan Poe; Cuentos de horror y misterio; Editorial Claridad.
Lord Chesterfield, Cartas a su hijo. Editorial El Acantilado.
El coronel no tiene quien le escriba; Gabriel García Márquez Ed Sudamericana.
Julio Cortázar; Salvó el crepúsculo; Editorial Alfaguara.
Frank H. Netter Md; Atlas de Anatomía Humana 5Ta Edición. Editorial Elsevier Masson.
Sigmund Freud, Los textos fundamentales del psicoanálisis; Editorial Atalaya.
Alejandro Kurz; Oikumene; Editorial Kasimiro Bigua; Tehuelche producciones.
-George Orwell, 1984; Editorial Desconocida.
-Albert Cámus, El extranjero; Editorial Desconocida.
-Ernesto Sábato, El Túnel; Editorial Desconocida.
-Paco Ignacio Taibo. Biografía Che Guevara; Editorial Desconocido.
-Jack London, Relatos; Editorial y ejemplar desconocido.
-Joaquín V. Gonzales, Fabulas Nativas; Biblioteca 100×100.
-Estanislao Del Campo, Fausto; Editorial desconocida.
-Fidel Castro, La historia me absolverá. Editorial desconocida.
-Erich Fromm, El miedo a la libertad. Editorial Desconocida.
-Hernandez Arregui. La formación de la conciencia nacional.
-Pablo Rosendo González, La Argentina fuera de sí. Editorial Desconocida.
-Thomas de Quincey, Las confesiones de un opiómano inglés. Editorial Desconocida.

Libros leídos en Rumania:

-Codul bunelor maniere, (Editorial Calin 2013)
-Émile Durkheim, Reguli Metodei Sociologice (Sociologie), Editura Polirom.
-Statutul Partidul Comunism, 1965; Editura política.
-Ion Minulescu, Versuri (Editura Minerva).
-Alexandru Paleologu, Ambasador (Editorial Humanitas).
-W. Someset Maugham, Julia (Editura Eminuscu)
–Diccionario Rumano, Editorial Barcelona.

Libros leídos en Londres:

-Modernidad, pluralismo y crisis de sentido,  Peter Berger y Thomas Luckman.

Libros leídos en Francia:

-Guía de conversación en Frances, Editorial Libsa.
-Diccionario Frances, Editorial Barcelona.