Diego de Alvear

¿Cómo expresar con palabras lo que sucede por dentro? Cuadernos y cuadernos de cosas escritas sin sentido. A amores pasados y presentes, a historias, aventuras o simplemente cotidianidades de una existencia de un ser que es consciente de su potencial humano. EL poder de la convicción y una moral socialmente correcta. Formado a partir de los valores de Fidel Castro y Che Guevara. Un tipo común con aspiraciones sencillas. Ya lo dije en algún capítulo de mi libro. El sueño de encontrar un amor viajero, con el cual enamorarse conociendo ciudades, sobreviviendo, viajando. Recuerdo que una vez me enamore viajando, pero en aquella ocasión yo lo hacía con un amigo y aquella señorita paseaba tranquilamente con su abuelita por una callecita del pueblo. Aquel amor platónico se cruzó por mi camino. No recuerdo bien si estaba fumando mi pipa, pero sé que cruce la calle para pedir auxilio y muy gentilmente accedió a prestarlo. Hay ciertos detalles que obviare contar, pero aquel fue un verdadero amor viajero. Ella partía a Francia al día siguiente y era verdad. Como no confesar que las palabras que retuve aquel día quieran escapar una a una de mi ser. Hubiera dado todo el tiempo de mi vida en admirar su belleza. Pero el destino tenía otro plan para nosotros. Ella partió a Francia de intercambio universitario; yo seguí viajando con un amigo por Buenos Aires, conociendo gente y jugando a la pelota paleta. Recuerdo que durante aquel viaje me enamore de ella y es gracias a su inspiración que más tarde viaje por Francia. Como contarle que se lo que es vivir en Europa. Hermosos inviernos donde se puede salir a caminar por los parques y las ciudades con la mayor tranquilidad. En una caminata lenta pero constante. Sin temor a la inseguridad y a todos esos problemas que afectan a la Argentina. Tomar un tren y que llegue a horario o cruzar un paso de peatones sin temer ser asesinado. Europa me enamoro poco a poco, quizás por eso mi existencia se desarrolló en estas tierras por más de ocho meses.
La realidad es que mi cuna disto mucho de ser de oro, un así cumplí en mi vida muchos de los sueños que por la noche me persiguen. Aún tengo muchos más pendientes, aunque claro que aún me queda tiempo de vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s