Ficciones II

Te amo hermosa mía, vos me conquistaste con tu poesía, pero tu hermana me conquisto con su belleza. ¿Cómo vivir con este sufrimiento? Si lo blanco es cada vez más negro y en el negro no te encuentro. Muerdo el anzuelo una vez más. Nado en mi mar de inconsistencias y la corriente me arrastra cada vez más lejos. Miro atónito detrás y apenas diviso las luces del puerto errante. Te pienso y no acierto a determinar en este laberinto del cual sigo preso, de este instinto que te añora, las añora, amando con todas sus fuerzas el pasado que me mantiene con vida. Soy recuerdo arrojado al viento, soy el sentimiento de quien no se quedó callado, soy el recuerdo del sueño soñado, la palabra mágica que no se disfraza, la casa de aquel treintaiuno donde mis sueños se juntaron en un solo punto. Locura de vida, razón de vuelta. Solo sé que mientras más te pienso más lejos te siento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s