Pertenece a mi cuenta de Instagram: @Aliweboaghe

Primer día como mochilero en la ciudad costera de Mar del Plata

El momento merece unas lágrimas de nostalgia en honor al recuerdo. Aquel día mi preciosa Honda Roja Cg 150 se decidió romper, según me dijo el mecánico del taller el puma de Mar del Plata, fue el disco del embrague gastado. La cuestión es que tras 16500 km en ocho meses de aventura por tierras Argentinas la moto me dijo: Basta querido, bajáte ya!. En la foto se puede apreciar que,una vez mas, nunca fui, ni soy, muy materialista en este viaje que se hace llamar vida. Tras perder la moto quedaba en posición de los objetos que se pueden apreciar en la imagen: Una guitarra casa Nuñez que compre cuando trabajaba en el Aeropuerto de Buenos Aires, una carpa para dos personas en la que solo durmió una persona desde que la compre, hasta el día que cansado de penurias la arroje a la banquina de la ruta 2. Junto a la guitarra asoma la caña de pescar pejerreyes, caña que compre junto a mi amigo @nachobraga y como pescadores de cuarta que somos jamas nos regalo un solo pescado. De todas formas los mejores momentos de sinceridad dionisiaca que pueden tener dos amigos se da junto al fuego y frente al río en una noche cálida, o tan fría que los grillos ni se atreven a cantar. El casco marca AGV, recomendado por un amigo aventurero, lo compre a los pocos días de adquirir la motocicleta y aprendí que en lo unico que no se puede escatimar es en seguridad. Por supuesto como decía ringo Bonavena, un boxeador argnetino, la experiencia es un peine que te da la vida cuando te quedas pelado y algo asi me paso a mi. Compre el casco y en vez de cuidarlo con alma y vida se me vivia cayendo. Gran error porque al poco tiempo se rompió el visor y creo haber hecho unos 14000 km luchando a cara pelada con la adversidad. Aire, viento, frió, niebla, aguanieve, bichos, piedras, y una infinidad de objetos han golpeado en mi cara y en los anteojos. Por eso desde aquí aconsejo que cuiden sus cascos. No hay muchos lectores motoqueros pero bueno al menos si tienen un amigo trasmitanle mi mensaje. Mi imprescindible objeto fue la mochila, que fue regalo de un amigo, compañera de kilómetros, nunca falto en ella un par de libros, el equipo de mate, el termo, algún pancito o algo para picar, mis documentos de vida, alguna muda de ropa, un par de zapatillas y mis auriculares Parrot. Aunque parezca publicidad no me desprendí de ellos en ningún momento desde que los compre, realmente a pesar de no ser materialista la música me gusta disfrutarla con buena calidad.  De hecho los estoy utilizando mientras escribo esto. Quería escribir un par de palabras para recordar aquella foto y se me fue de las manos. En fin un pie de pagina mas.

“Corazón sonemos que el tiempo vuela
y el devenir nos espera”

“Poesía al ser”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s