Tiempo

¿Qué significa saber que una vez perdido ese amor que uno tenía dentro del corazón? Allí en el rincón donde habitan los sueños, las ilusiones, y otras cosas que ahora no recuerdo, como seguir después del olvido si en cada verso que leo te reencuentro como si hubiera sido ayer el ultimo día en que disfrute tu mirada. Hoy te sueño en silencio, te busco en calles azarosas, en pasadizos jamás encontrados. Hoy en cada letra siento el canto de tu alma, aunque su esencia ese a miles de kilómetros, y tu luz, que ya no alumbra más que la sombra del olvido, se desvanece poco a poco. La nostalgia, ese hermoso y arduo camino hacia el pasado, hacia la memoria que nos juega una mala pasada, que nos devuelve al pasado donde el ser era aún más ingenuo y la existencia no pesaba tanto. Allí están los recuerdos, de otros tiempos, de otras juventudes, como sueños dentro de sueños, como esperanzas que se desvanecen. La existencia me pesa más de lo que debería por tratarse de un ser tan joven como yo. Los relojes ya no significan nada para mí, tan solo mecanismos creados por el hombre para tratar de medir eso que no tiene dimensión: el tiempo. El mismo tiempo que no vuelve, que no se puede medir con palabras, que se evapora con el correr de la vida, que nos retrotrae a memorias del pasado, a recuerdos que despiertan sentimientos que podemos plasmar en palabras o simplemente encajonarlos dentro nuestro y hacer de cuenta que no los vimos. El hombre es un ser que siente, vive, y piensa; aunque muchos intenten olvidar y surcar el mundo tan solo pensando en el mañana y en el presente. Calculando, ¿Que significa pensar el presente? ¿Qué es el presente? Ese tiempo que es aquí y ahora, pero que dentro de un instante es pasado. A su vez, ¿De qué se trata el futuro? De un tiempo que aún no es, que pretendemos que sea, que no tenemos certeza que será, pero ponemos toda nuestra fe en que se convierta en lo que nosotros visionamos. Acaso ¿no nos enseñó el servicio meteorológico que podemos conocer el clima de toda una semana?, como si pudiéramos conocer como variará la naturaleza! Vaya patrañas. El momento de existencia es el presente, donde estamos ahora. Mañana podemos estar muertos, incluso en el próximo segundo podemos sufrir un infarto y todo lo que conocemos y podríamos conocer se desvanecerá en el olvido. Tal vez nos recuerden una o dos  generaciones de familiares, pero con el tiempo hasta ellos tendrán mejores preocupaciones que andar recordando a la nada. Tal vez hasta que comeremos hoy sea más importante que recordar a ese ser que se nos fue, que ya no está entre nosotros. Porque si algo hay aprendido es que como diría Jorge Manrique, “que no se engañe nadie, no, pensando que ha de durar lo que espera más que duró lo que vio”.

Así se nos pasa la vida, unos no podemos dejar de pensarla y analizarla, a otros se les esfuma tan rápidamente que no se dieron cuenta de que existieron. La poesía como salvación a la muerte y el olvido, siempre y cuando no venga un dictador y nos envié a la hoguera junto con otros seres que buscamos  quedar plasmados en papeles.

 

6 comentarios en “Tiempo”

      1. Vaya Ali! Tengo que leerme tu libro, si había visto por instagram que lo tenías publicado, enviame el poema si puedes ❤ me hace mucha ilusión que una de mis letras te haya inspirado, un abrazo

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s