Te odio a ti lector.

Aléjense porque estoy odiando. Te odio a voz lector, me odio a mí, odio al prójimo al ateo al agnóstico a todos juntos. Los mataría a cada uno de ustedes si los tuviera adelante. Los odio con el sabor de mi lagrima salada, con el color de un recuerdo que hiere, con el sabor del sueño no cumplido, con el valor de la palabra confesada y jamás escuchada con la fuerza de quien soñó algo y en medio de aquel sueño es arrastrado al calabozo más ruin. Los odio con el enojo que tendría un ave enjaulada, con la furia de un tigre maula dispuesto ante el público para su exhibición. Los detesto con el amor de quien consigue un amor y se lo arrebata la muerte, con el enojo de quien llega a la cima y muere congelado. Los detesto con el amor de quien en pleno climax es arrancado y arrojado a la calle. Que nadie me dirija la palabra porque solo recibirá tierra, para que pueda cavar su propia tumba, o en su defecto me ayude a cavar la mía, que desde hace bastante está en construcción.

 

 

Editado dos horas después: Ya no te odio tanto.

2 comentarios en “Te odio a ti lector.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s