Viajando

 

Noche primera
Los grillos cantan a coro
En exaltación de la cruz
El río ruge en el fondo
y aunque aquí no anda ni el loro
yo voy cargando mi propia luz
Mi alma desesperada
Ansía libertad
Pero teme depravada
A la noche soledad
El río ancho y profundo
Va arrastrando nuestra pena
Oh! marchito corazón
Ya no llores por esa nena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s