Sos y soy

A veces me pregunto porque todo es tan efímero. Porque ese ser que ha estado en tantos lugares diferentes sabe que mañana todos esos recuerdos serán nada. El pueblo aquel, la laguna al atardecer, el mar en un claro amanecer, la primera vez que vi la nieve en aquel país lejano y nuevo. La adolescencia entre montañas, mi regreso a las llanuras. El sol del verano. Las aventuras de jovenzuelo. Todo es efímero y se desvanece en un abrir y cerrar de ojos. Esto que soy ahora mismo, este ser que escribe detrás de una pantalla y ese ser que lee de ese lado de la pantalla. Ambos sabemos que somos fragílmente sensibles a la nada y al paso del tiempo. Pero aun así seguimos existiendo. Sos y soy. Vos ahí leyendo cada canto de mi alma, cada idea que emanó de mi esencia y fue compartida públicamente, para que mis penas y mis alegrías, mis ocurrencias, mis gustos y todo lo que engloba mi mundo cultural se encuentre a disposición de todos. Porque como dijo un poeta rumano hace mucho, los poetas como los soldados no tenemos vida personal. Todo es efímero menos estas palabras… ¿o no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s