Me parece haber visto un lindo pecesito…

Hay pececitos libres y pececitos atrapados. Como también hay peceras redondas, peceras cuadradas y peceras rectangulares. Sin entrar en detalle hay tantos pececitos como tipos de peceras. Los pececitos giran y giran -cuando la pecera es redonda claro- pero es tan solo una ilusión. Ellos están siempre dando vueltas en el mismo lugar. Tal vez la ilusión del agua los tenga engañados, porque los pececitos giran y giran, pero nunca cambian, ni de posición, ni de mentalidad ni de creencias. Tan solo giran. Girar de todas formas no está mal. Le otorga a uno la sensación de movilidad. Ciertas veces los pececitos reciben comida que cae desde arriba. Esta es proporcionada por sus amos, que, en condición de tales, alimentan a sus pequeños animalitos, a cambio claro, de su libertad. Los pececitos agradecen al cielo que así sea, pues de lo contrario no entenderían como sobrevivir de forma autónoma. Los pececitos van y vienen. Unas veces se sienten observados, otras se creen con libre albedrío. Pero es tan solo una ilusión. El encanto por los adornos que en la pecera poseen (o el ser poseídos por los adornos que poseen) es un efecto muy recurrente en su tipo de situación. Hay pececito pececito, si supieras lo hermosa que es la libertad. Saltarías sin dudarlo a lo desconocido, rodarías por desiertos arenosos y pasarías hambrunas inimaginables. Pero serias feliz, feliz de poder expresarte y ser verdaderamente vos.

Dedicado a un pececito amigo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s