Telecinco y su violencia.

Aun no comprendo el papel de los telediarios españoles. Si para ellos informar es contar una noticia catastrófica tras otra como si en España se estuviera cayendo el cielo. Catástrofes, muertes, abusos sexuales, incendios, discriminación, robos a ancianos, tráfico de drogas, heridos de accidentes, entre tantas otras noticias. Vamos que el mundo no es todo color negro, ellos son unos vendedores de muerte, porque ellos hacen negocios con el miedo de la gente, con un pueblo acobardado, son los verdaderos culpables de que la sociedad piense como piensa. De solo pensarlo me deprimo, me dan ganas de salir a pegarle al mundo, ¡que se despierten! Cada tanto una noticia sensacionalista, donde se ponen en sentimentalistas, como por ejemplo una tortuga marina a la que curan por tener un plástico en la nariz. Claro que contaminar y arrojar basura al mar está mal, nadie duda de ello, chocolate por la noticia Telecinco, pero en vez de ser tan sensacionalista podrías dar consejos sobre como reciclar, para no contaminar tanto y para ser más ecológicos. Puras patrañas en la televisión, falsa moral al servicio de las grandes multinacionales. Las noticias fantásticas están a la orden del día, claro entre tanta violencia tienen que mantener a la gente pegada a la televisión y eso se logra con noticias fuera de lo común, porque desde ya que lo ordinario es aburrido. Quizás al ciudadano promedio no le interesan temas como la sanidad pública, las jubilaciones y sus leyes relacionadas, el sistema educativo cada vez más excluyente o la falta de pluralidad de voces en cuanto a política se refiere. Como dijo una vez un cantante argentino, conviene que haya gente ignorante así es esclavo barato. Vivimos en la cultura de lo liquido, lo efímero, lo estético por encima de lo espiritual. Porque un tratamiento de belleza y un análisis profundo sobre que se lleva y que se deja de llevar esta temporada en materia de apariencias están en “prime time” en la televisión española. Me da vergüenza ajena el rol de la televisión hoy en día, porque pudiendo hacer tanto por la democracia y la pluralidad de voces -y la cultura de un pueblo-, no actúa más que como lo que es: Una industria. No olvidar nunca queridos lectores míos, que en la industria de la televisión los programas son puro relleno, el verdadero contenido es la publicidad. Por todo ello, los invito a que sean un poco más libres y apaguen tanta violencia.

Con cariño, un amante de la cultura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s