Felicitación a mi Madre.

20161004_063334.jpg
Ama-n-ser para mi Madre…

 

¿Qué es ese tiempo que tan religiosamente adulan los seres humanos? ¿Existe el tiempo por fuera de nosotros? ¿Se puede viajar en el tiempo? Muchas veces en mi vida me interrogo con este tipo de preguntas que, lejos de tener respuestas cada vez me abren nuevos interrogantes. Claro está que cuando uno viajo tanto en su vida los horizontes se desdibujan, cambian constantemente. Como viajar en el tiempo es algo que cualquiera que haya tomado un vuelo aéreo y haya viajado a través de algunos meridianos se podrá dar cuenta. Es sencillo o al menos eso parece. Acomodamos el reloj y se acabó la cosa. De hecho, con las actualizaciones automáticas de nuestro teléfono ni siquiera tenemos que pensar en ello. ¿Pero que es viajar a otra zona horaria? Esa hermosa sensación que se tiene cuando se pierde la noción de día y noche, cuando se piensa que es mediodía tan solo por las comidas que ofrece en el avión. Amo ese efecto que producen los viajes trasatlánticos. A veces me gusta pensar que tan solo somos materia que gira en torno al mismo eje y en torno al sol. Así, con un entorno completamente negro, rodeado de absolutamente nada. Aún en nuestro inconsciente organizamos nuestro día en función de cómo sale el sol o como se pone, nadie piensa que el sol está allí, fijo y que somos nosotros los que nos desplazamos armoniosamente por las orbitas elípticas (y en nuestro eje polar). Tampoco tendría sentido vivir pensando esas cosas, pero están ahí, en algún lugar de nuestra mente. Es el tiempo biológico el que importa, el que pasa hagas lo que hagas, el que nunca será dos veces el mismo; si nostalgias tu infancia tengo malas noticias, seguirás con el mismo sentimiento vital de que nunca volverás a aquella época de ingenuidad, a tener aquella energía que parecía inacabable. Disfruta las energías de tu presente pues para desgracia de todos nosotros va en continuo detrimento. Pero esta es la vida, hoy estamos aquí y mañana volveremos a ser polvo de estrellas. Por todo ello disfruta el momento, no digo que tires la casa por la ventana, pero cosas tan banales como las modas podrías restarles importancia y ser feliz con lo que tienes, al fin y al cabo, somos sujetos pensantes que no deberíamos juzgarnos por las apariencias. Por todo ello feliz cumpleaños a mi Madre que aún no comprende que tenga un hijo con un hobby tan raro –actualmente-como es la escritura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s