Ser y tiempo…

“Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo” Ludwig Wittgenstein.

El primer paso para no hacer algo es contarle al mundo tus planes. Ser escritor de tu propia vida es un concepto que no todos pueden comprender, y que a simple vista no dice mucho de una persona. ¿Pero qué significa estas simples palabras? Para empezar, significa que nadie puede juzgarte ni juzgar a nadie, cada ser humano es único y vive su vida a su manera. Por ello hay que ser tolerante en este corto viaje que es la vida, porque al fin de cuentas es solo eso, un viaje. Desde que buscamos la gameta contraria hasta que una hermosa lápida de mármol nos deje inmóviles para toda la eternidad, en ese pequeño lapso que es la vida hay que hacer y deshacer a gusto. Cuanta gente vive su existencia sin pensar siquiera un segundo, cada día veo más y más sujetos que no hacen uso consiente de eso que se llama razón. Pensamiento que da libertad, que permite comprender el entorno en el que nos movemos de una forma consiente. El ser es ser en tanto que piensa. Algo de eso debe significar ser escritor de tu propia vida. Animarse al cambio, a viajar, a soltar lo que no nos interesa, a dejar de fingir falsas amistades, de terminar con esa relación que no nos hace feliz, a iniciar esos proyectos eternamente postergados. Pero para ello hay que ser fuertes y no todo el mundo está preparado. Cierta gente vive la existencia tan solo por vivirla. Somos en tanto tenemos conciencia de que estos dedos escriben, estos ojos ven y este corazón siente. El sistema esta tan bien organizado que mantiene idiotizada a toda una sociedad. El telediario y su lenguaje me fastidian cada día mas, algún organismo de derechos humanos debería poner fin a tanta violencia. Hace falta encender el televisor y escuchar un par de noticias para comprender de que se trata. No voy a repetir en este blog ni una sola de ellas, pues prefiero evitar ese lenguaje corrosivo que solo genera violencia. Hoy estoy más existencialista, quizás porque no puedo dormir, quizás porque el entorno me está obligando a hacer cosas que no deseo como sujeto pensante, pero ojo, que mi paciencia tiene un límite, y la última vez que no me sentí a gusto tome un avión y me borre del mapa. Soy un sujeto libre, porque ESTA vida es mía, lo que suceda entre mi amanecer y mi ocaso es de mi propiedad. Y si no tengo ganas de estar con ninguna chica es porque me canse de hacerlo; al menos de momento, puedo ser feliz solo y es lo que más me gusta, disfrutar de mi tiempo, ¡Sí! bien egoísta, pero que alguien me quite lo bailado, o lo leído, o lo aprendido, o lo vivido. Las chicas que más quise no me correspondieron, y las que más me quisieron no pude corresponderlas. Cruel destino, triste lamento de un alma errante. Y así seguimos adelante corazón a corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s