La chica del Mercadona…

IMG_20171223_005204_205.jpg

Travel is life o de como se crece cuando se viaja, es una realidad que nadie cuestiona. Ahora, ese crecimiento no es nada si no va acompañado de la lectura, de esa constante formación que necesita el cerebro/alma también. Claro está que si además se puede acompañar con música la combinación es más que majestuosa. Hace cinco años que no regresaba a estas tierras, y el tiempo me demuestra en cada conversación que viajar me ha hecho mucho bien. Lejos de pecar de vanidoso, pude escapar de vicios y malos hábitos que me ataban a la mediocridad. Además de que cuando uno está en un país a miles de kilómetros de todos los familiares, se da cuenta que es libre, y que ahí, y solo ahí puede organizar su vida para hacer lo que le plazca. Así aprendí a estudiar lo que quise, a tener amigos buenos y amigos malos, -según criterios de clasificación familiares-, a practicar el deporte que a mí me gusta, a salir cuando quisiera yo, y aislarme en mi burbuja cuando también lo quisiera yo. Sigo sin tener un Euro en el bolsillo, pero puedo demostrar que el verdadero crecimiento está en el conocimiento, en viajar, en desplazar el ser por este mundo que algunos todavía creen plano. No señores, la vida es mucho más que conseguir un trabajo de ocho horas, entre cuatro paredes y  así pasar el resto de tus días hasta que salgas a la jubilación. Puede ser que tenga un gran pecado, y es que no le temo a la muerte, y por eso pienso como pienso, y soy como soy. Aventurero hasta el tuétano, o hasta la medula ósea como se diría en medicina. Quizás por eso me anime a acampar en medio de la sierra, solo, en invierno, con una carpa y sin defensa alguna, entre otras tantas aventuras. La vida es una, las decisiones las tomas aquí y ahora, nadie te tiene que decir que tenés que hacer y cuando tenés que hacerlo. Si a las doce las campanadas sonaran por ti y la parca te viniera a buscar, ¿cuantas cosas te quedarían en el tintero? Porque el momento de hacer es ahora, el ser existe aquí y ahora, o ¿cuantas promesas de año nuevo ya quebraste? Vamos muchachos que la vida son tres días y vamos por el segundo…

Si te enamoraste confesalo, si no te gusta tu trabajo renuncia, si odias a tu gato déjalo que duerma afuera, si no te gusta la comida échale más sal, si te gusto la chica del Mercadona que se entere, y así vamos viviendo, entre palabras, que en el fondo es el canto del alma…

Anuncios

2 comentarios en “La chica del Mercadona…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s