Poema

1e2d307.jpeg

Soy mi huésped nocturno 
en dosis mínimas 
y uso la noche 
para despojarme 
de la modestia 
y otras vanidades 

aspiro a ser tratado 
sin los prejuicios 
de la bienvenida 
y con las cortesías 
del silencio 

no colecciono padeceres 
ni los sarcasmos 
que hacen mella 
soy tan sólo 
mi huésped 
y traigo una paloma 
que no es prenda de paz 
sino paloma 
como huésped 
estrictamente mío 
en la pizarra de la noche 
trazo una línea 
blanca 
luego soplo mi brisa 
y los postigos y las ramas 
tiemblan 

como huésped de mí 
sé de mí lo que pienso 
no es gran cosa 
armo mis barricadas 
contra el sueño 
a pesar de que el sueño 
las derribe 
soy mi huésped 
a qué negarlo 
pero 
a veces también soy 
un extraño de mí 
cuando mi rústico anfitrión 
me mira 
siento que estoy 
de más y me escabullo

Mário Benedetti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s