Noche del 27- 05 – 2017

Partí de lo de Charly. Llegue a Alpacorral, los pagos de Sofía la chica del camping de Rio Cuarto. Ella me dijo que pregunte por su familia, y así lo hice aunque solo por curiosidad. Luego seguí camino hacia la exposición del Poeta local. Llegue justo a tiempo, salude a todos los presentes. Admito que a alguno casi lo saludo dos veces, a veces soy medio despistado. Entre a la cocina del museo a calentar agua y como costumbre en este viaje yo desarrollo mis actividades mientras la gente indaga sobre mi origen, procedencia, ocupación y demases.

-¿Cómo dijiste que te llamabas?

-Mihai

-Ahh como gorbacho

-Si si como ese mismo, (desde que tengo memoria mi nombre en este país se relaciona automaticamente con ese apellido. Asi funciona la cabeza  de los Argentinos.)

¿Y que te trae por acá?

(Acá debo hacer un paréntesis, tengo un porque del viaje, un claro porque, pero no me abro a contárselo a todo el mundo. Solo a aquellos que me comprendan). Por ese motivo acepte la invitación a cenar, tras la exposición con Poeta, el fotógrafo, el ingeniero y la arquitecta. Con todos me vi identificado de alguna manera. El ingeniero me resulto al principio muy observador y enigmático, y creí que se trataba de un músico de renombre en la zona. Hablo muy poco en esa noche y sus intervenciones no despertaron mi atención. El fotógrafo en cambio interrumpía constantemente, sus acotaciones solían ser en gran porcentaje frases hechas o chistes. Generalmente infantiles, pero no soy quien para juzgar el humor de nadie, a decir verdad le daba una chispa al encuentro.

La arquitecta, con sus preguntas y consejos, guiaron la exposición sobre la Doncella y nuestra historia. El poeta, personaje misterioso si los hay, constantemente recitaba alguna estrofa. Las historias de amor brotan por doquier cuando es el tema a tratar. Como aquella vez que invito por teléfono a salir a una mujer y esta se negó. Como tampoco se da por vencido le escribió un poema y se lo paso por debajo de la puerta. Algo parecido a lo que me ocurrió a mí. Pero eso será tratado más adelante. Duro un año con ella, no pregunte que paso luego, no me gustan los finales truncados. A los intelectuales les caí bien, y ellos a mí también. Hasta les recite algunos versos ajenos y un poema propio. Aquel sobre el ser que se cuestiona la existencia, y dice algo así:

 

“Que el hombre a olvidado al ser

eso no hay ni que dudarlo.

Es mas facil ignorarlo

pues solo angustias nos depara.

¿Que es el ser y la nada

que hay detras de la existencia?

Preguntas sin respuesta para una vida prestada.”

 

Ni hablar que la jornada continuó tras la cena. Descorcharon un licor francés. El ingeniero se encargó de buscar el precio. Para mi carecía verdaderamente de sentido su valor, lo importante era que estaba a gusto en ese lugar, aunque mi corazón estaba por otras tierras. De hecho si me cambiaban el vaso de licor por agua no lo hubiera notado. Solo deseaba que ella estuviera allí a mi lado. De todas formas hice mi estreno en público, cante mi primera canción. Gran hazaña para Mihai. Ahora escribo esto en una carpa situada en un valle, rodeado de pinos, con un cuarto menguante precioso en el cielo. El fuego de la hoguera calienta toda la carpa, las brasas irradian calor mientras se escuchan sus crepitaciones. Hoy junte bastante leña, de todas formas explore los alrededores y hay madera como para hacer dulce. En la boca y mientras escribo, la pipa, con un tabaco inglés. El panorama de la carpa es desolador, parece que fui desvalijado: El cuaderno, la libreta, la guitarra, y los libros desparramados. Si el fuego hablara diría que me falta organización. Apareció una chica misteriosa en la exposición del museo, curioso es que en mi historia la primera vez que invite a salir a la Doncella fue exactamente a un museo. Soy un tipo raro. Obvio que fue vía Facebook. Aun hoy me recrimino mi cobardía, pero bueno rectificar es de sabios. Creo que esta más que claro que era necesario ser un poco más creativo con ella, hacer uso de Don que llaman imaginación. El fuego se mantiene de maravilla, el cielo está totalmente despejado y estrellado, solo me falta la Doncella aquí a mi lado. El hombre es lo que sueña escuche alguna vez. Ahora que acomodo el fuego pienso en la importancia que tuvo para los hombres, el fuego, en los fríos inviernos. Si puedo pasar esta libreta a limpio habrá buenos recuerdos que revivir, suponiendo que viajar no se convierta en mi vida.

 

Día del 28- 05-2017

 

El día amaneció fresco, como de costumbre. Al abrir la carpa note la escarcha y como el fuego se había consumado. Solo quedaron cenizas y algún que otro tronco a medio quemar. Salí de la carpa con la pereza característica de quien quiere huir del frio. Acomode un poco el caos de los alrededores, prepare leña y me decidí ir a por suministros. En el camino me cruce a pablo el poeta, me invito a su casa a tomar mates… [Cuadernos extraviados]

 

 

 

Lamentablemente los cuadernos o se mojaron o se extraviaron, a mucha gente no le interesa o le molesta que sea escritor de mi propia vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s