Mi CV

10210671453277121

Pocas cosas me molestan más que aquellos seres que postergan sus sueños. De verdad. ¡Vamos, despierta! Seas el que seas ¿Qué hiciste hoy para estar un paso más cerca de cumplir tu sueño? El mío es escribir y lo estoy cumpliendo. Soy escritor de mi propia vida. Mientras tanto voy viviendo claro, no podría lamentablemente vivir gracias a la escritura. ¿O sí?

Bueno voy por la senda, quien sabe si el día de mañana alguna puerta se abra y me dé la posibilidad de ser quien realmente soy. A decir verdad soy un completo soñador. Pero tampoco me va tan mal en mi vida. Quería aprender a tocar la guitarra y lo logre. Quería aprender a tocar la armónica y lo logre. Quería tener tiempo para mí, para mis soledades, para saber quién soy, y que quiero en esta vida y lo logre, bueno al menos no se todo lo que soy pero poco a poco lo voy descubriendo. Hoy me di cuenta que no tengo papeles que acrediten mis estudios. Si, una gran traba si uno aspira a pertenecer al sistema, a respetar las normas que se le exige a la gente normal para conseguir un trabajo. Lamentablemente los libros leídos no otorgan ningún diploma, pero si son conocimiento. Son vivencias, experiencias, ideas, en definitiva son palabras. Mis diplomas son mis libros, mi pasión por las letras, por el saber, por las artes. Los papeles no son más que tinta impresa en una fina y hermosa capa de celulosa, que voy a admitir que cuando además tiene la firma de alguna pluma importante cobran todavía más valor. Pero yo voy por mi senda. Yo leo a las personas que firman esos diplomas, leo sus historias, leo sus vidas y sobre todo leo sus libros. Deje una carrera de Medicina por aquellas tierras del Rio De La Plata. No estaba realmente enamorado de ella, y a decir verdad, podría haberme recibido tan solo con asistir a clase y aprobar los exámenes. Porque a ustedes lectores les cuento que al mundo le falta un tornillo y hoy en día hasta las respuestas de los exámenes se pueden comprar en la fotocopiadora de una facultad. Por eso si van a un médico que sea uno de confianza. Siempre me produjo rechazo aquellos estudiantes que leían/Leen de apuntes. Saltearse capítulos nunca puede ser positivo cuando de lo que se trata es de vidas humanas. Por eso hoy no tengo un título de médico a pesar de que mi madre así lo deseara. No seré un médico mediocre. Pero al menos soy honesto conmigo mismo y con la sociedad. Los libros leídos me aportaron el conocimiento necesario para desarrollarme como sujeto pensante, para madurar y dejar de ser un adolecente. Aunque a decir verdad sigo adoleciendo pero creo que eso está ya arraigado a la esencia de cada humano.

Hoy arme un curriculum para buscar trabajo en la capital de Rumania, Bucureşti y como estudios puse mi inventario de libros leídos en argentina, que en definitiva son horas y horas frente a palabras, frente a ideas, y frente a valores. Hoy no tengo una fortuna en mis bolsillos, pero lo que más admiro en este mundo, después de mi Madre claro, es haber aprovechado el tiempo de la mejor manera posible.

Escribo que escribo o algo así.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s