Alineado a la derecha.

Bueno voy a tener una vida normal. Dejaré de lado todas estas tonterias de ser escritor de mi propia vida y de ahora en mas tendré un empleo de ocho horas y un lugar donde alquilar. Basta de tirar telefonos al río, o de andar indocumentado por la vida. Eso no es de gente normal. La gente normal escucha el despertador por la mañana, hace su cafe y luego va a trabajar. Hay que cortar con estos sueños de conocer el mundo. El hombre nació en un lugar y se tiene que quedar ahí hasta que se muera. Que es esa estupidez de querer hablar otros idiomas. Así es la vida, trabajas, aportas para la jubilación, te jubilás y los últimos años de tu vida los pasas en tu casa, mirando la televisión o leyendo. Siempre y cuando tu salud sea buena y llegues a esos años de júbilo. Claro esta que no todos llegan, de ahí el negocio de las jubilaciones o los aportes como se diría por allá. Conseguí una mujer que te de de comer, te lave la ropa y con la cual tengas uno o dos hijos. El amor viene solo después. Así se pasan estos años de la vida. Prejuicios y mas prejuicios. Porque cuando uno es escritor de su propia vida toma las decisiones que lo hacen a uno feliz, aunque eso sea volar de casa a buscar un amor o volver a ella porque un amor nos rechazo. Así es la vida, nos equivocamos y volvemos a empezar. Empezamos y probablemente nos volvamos a equivocar, pero chamigo, no hay camino, se hace camino al andar. Hoy pienso en Coelho. Vaya a saber por que razón del destino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s