je t’aime…

10210671305713432

Cuantos días en los que la soledad se hacia presente, en los que el arte era la única salída al sufrimiento del alma. Cuantas horas en los que el dinero no llenaba ni mi estomago ni mi corazón. La oscuridad de la noche se hacia presente para demostrarnos que es allí donde uno demuestra lo que realmente es. En la oscuridad solo te buscaba a vos. Y te esperaba, cada día. Como espere a aquel amor cinco años para volver y descubrir que para mi padecer no había sido recíproco. Así es la vida a veces se aprende a los golpes. Hoy estoy lejos de todo lo que me hace mal. Libre de vos pero no de mí. Sigo exclavo en mi ser, veo a través de mis ojos pero no puedo escapar. Y de nuevo en la soledad de la noche me pregunto ¿Donde estarás?. Aún más gélido en mi alma ya que el amanecer de cada día me daba nuevas esperanzas para seguir tratando de ser feliz. Hoy el clima no ayuda y en mi soledad muero cada día, aunque a decir verdad poco me importa ya si es de día o no, o si es miércoles o martes, o si hablo castellano o ingles o francés o rumano. Todo da igual cuando el alma esta ahogada en una sin razón. En fin tan solo palabras que escapan a los vaivenes del teclado que alguna vez fue pluma y mucho antes pensamiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s