Carta a la Jueventud Guevarista.

viajantedelnort+instakeep_40783.jpg

Alguna vez leí que el escribir lo hace a uno preciso. Ayer y para empezar a contarles me echaron de la Noche Oculta, un evento que realizan en la casa Guevarista de Capital Federal. Sí, fui invitado a retirarme amablemente por mis compañeros, ¡sí! con la mayor cortesía. Se me devolvió el dinero y me alcanzaron mis pertenencias de viajero. Echaron a un viajero. Echaron a un guevarista. ¿Qué pensaría el Che de esta situación? El motivo fue, según me dijeron, violencia de género. Claro está que no pudieron argumentar nada al respecto. Es más analizando mi situación creo que debió de haber sido por la carta que le envié a Eliana, que a decir verdad no tenía nada de violenta. Las palabras pueden ser cualquier cosa menos violencia; son comunicación. Si el progreso de la humanidad no reside en las palabras y en el diálogo entonces ¿Dónde está? En fin me retire del lugar, cuya fachada yo mismo ayude a pintar y en cuyo lugar tantas veces me acerque a colaborar. Deje en el cordón de enfrente la cerveza que había comprado que ya comenzaba a tener un sabor amargo, el de la soledad. Recorrí 16000km en ocho meses, conocí cientos de personas, aprendí tantas cosas y sin embargo fue expulsado del lugar que me enseño que uno debe luchar por sus sueños y que de lo contrario otros te usaran para luchar por los de ellos. De todas formas voy a contar en estas líneas que la carta de cinco hojas entregada a una compañera de mi ex no fue acoso, sino simplemente una descarga ya que la última cita me vi apabullado, disminuido, falto de argumentos para poder expresarme y contarle todo lo que pasaba con mi ser y su presencia. Aquí pido perdón si se malinterpreto el gesto. Solo pude expresarme en soledad, que es cuando uno realmente esta con uno mismo, y la carta demuestra que si pasaban cosas por mi cabeza pero que se me hizo muy difícil ordenarlas en esos momentos.
De todas formas no guardo ni una pizca de rencor hacia mis compañeros, luchen por sus sueños como lo hago yo. Y no olviden que los revolucionarios amamos mucho y eso es lo que nos hace tener una responsabilidad mayor frente a los demás ciudadanos.

Con mucho cariño a todos los compañeros de la Juventud Guevarista de Capital Federal que me enseñaron a luchar por mis sueños.

Con cariño, Mihai.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s