Vivir es soñar.

Días y noches se suceden en cuestión de horas. Los paisajes mudan de manera sucesiva y sin pedir permiso. De Buenos Aires al desierto de Egipto, de la fusión de horizontes en el oceano Atlantico a la noche fría de Europa. De Hemisferio sur a hemisferio norte. De verano a invierno y de atardecer a amanecer y luego atardecer. Viajar es lo mas parecido a un sueño que conozco. El tiempo se escabulle, hulle. Las agujas retroceden o se adelantan y dejan de tener sentido. En este momento soy un ciudadano del aire. No existe nacionalidad mientras se esta flotando a la deriva. Somos todos viajantes. Las nacionalidades dividen, viajar nos une. Lamento no poder retratar con tanta exactitud la belleza de la cual disfrutan mis ojos. Pero la alegría vuelve a recorrer mi cuerpo. Los azafatas son seres felices, disfrutan de su trabajo y eso se nota. Creo que podría intentar aplicar a alguna compañia para probar ese hermoso oficio. Claro esta que primero debo perfeccionar mi idioma o tal vez debo dejar de poner excusas y buscar el modo de conseguir lo que deseo. Es un sueño y solo de pensarlo me hierve la sangre. Vuelvo a vivir tras meses de agonía y sufrimiento. Hoy, hoy disfruto el presente. Seguiré informando, la cena esta servida, aunque a decir verdad ya no se si es almuerzo, cena, desayuno o merienda. La realidad es que las agujas del reloj se tomaron el dia libre y yo simplemente lo disfruto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s