{Tras su vestido rojo…}

Ayer la ví, de nuevo, tras varios meses de ausencia. Estaba radiante como siempre. No supe bien que hacer, aun así permanecí por allí, atine a no mirarla mucho, creo que unas cuatro o cinco veces. Aunque a decir verdad podría haber estado una eternidad admirando tanta belleza. De fondo se escuchaba “No somos nada”. Curioso nombre para tan curiosa relación. Porque de eso no se duda jamás. Siempre hay una relación entre dos seres. Unas veces es tácita y los seres no se conocen. Otras en cambio es tan intensa que es necesario alejarse para poder analizarla.

Me pregunto que habra pensado ella al verme tras tanto tiempo de ausencia y tras haber pasado tantas aventuras, aunque a pesar nuestro, aventuras de un joven paseante solitario. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s