EDITORIAL UNIVERSO DE LETRAS GRUPO PLANETA

  1. Presentación y sentido de la obra

El texto presenta una lectura entretenida. Es inteligente y creativo. Un libro que sorprende y es ideal para leer detenidamente, reflexionando sobre lo expuesto. Rico gramaticalmente y de gran fluidez en su interpretación y lectura.

  1. Nuestra Opinión Sobre tu obra:

La ambientación contextual de la obra está bien recreada y es variada. La gramática y la ortografía utilizada son correctas, aunque convendría hacer una revisión previa del texto para subsanar posibles errores. En conclusión es una obra que puede atraer a muchos  lectores y es apta para publicarse. Consideramos que el proyecto presentado es acertado y junto con el tratamiento adecuado, puede ser un buen proyecto de publicación.

 

Gracias Grupo Planeta por vuestra opinión.

 

A mi arquitecta de La Plata

Acá de nuevo en un banco escribiendo desde afuera. Las primeras entradas que salgo al sol a poner en palabras estos sentimientos que llevo dentro. Junto a mí a unos cien metros una joven lee frente a la estatua de la memoria. Me pregunto qué recuerdos pasaran por su cabeza. Que imagina aquella joven cuyo pelo brilla al sol. Siempre la imaginación al poder o el poder en la imaginación. Necesito volver a sentirme libre, volver a tomar todas las palabras que encierran aquellos libros leídos y que leo en mi constante devenir y hacer con ellos publicas mis ideas. Para demostrarme y demostrar al mundo que el hombre es lo que sueña hasta despertar. Cuantos recuerdos pasan a través de mí. Cuantas historias para contar y tan poco tiempo para transfórmalas en palabras y regalárselas al mundo. Escribo con palabras deshabitadas. “El tiempo que va pasando como la vida no vuelve más” decía una linda zamba argentina. Zamba de mi esperanza. Jovencita que junto a un cantero te encontré en aquella tarde calidad donde como hoy me encontraba escribiéndote o escribiéndome cálidas palabras para enamorarte en soledad. Para que nos enamoremos con los regalos que da la intimidad. ¿Cómo confesarte que me convertiste en Santo?. Te sueño día y noche esperando reencontrarte y reencontrarme. Lo curioso de esta existencia es que mi deseo arde en querer verte, pero mi corazón indómito y sediento que batallando violento esta con mi razón te extraña hasta las entrañas. Fuiste la arquitecta de mis sueños. Se que peco contra mi intimidad al hacer públicos mis sentimientos, pero este es el Mihai que llegara a la tumba. Un Mihai que se libere con la escritura y que ayude a otros a liberarse. Creo que dejare de escribir poesía por un rato para pasarme a las oraciones hilvanadas, que bien cantadas demuestran bien el sentir. ¿Porque no puedo dar con mi media naranja, será que cuesta tanto poder gritar a los vientos las verdades que el alma confiesa? Hoy no estoy en una pieza, estoy disfrutando de la arquitectura y desfrutando de tu belleza celestial. Magina hechicera de corazones vagabundos. Construiste con tus pasiones el sueño de mis emociones que a pesar de luchar con mi razón están en seria desventaja. Hoy mi viaje es desde un banco. Alguna vez me soñé escritor y cada tanto me gusta cumplir mis sueños. Así expreso tormentos y pasiones, sentires y olvidos, cariños perdidos o futuros conquistados. Te envié una carta a la facultad de arquitectura el día que partí hacia Bucarest, no sé si te habrá llegado, el contacto que arribaba justo al país se dirigía a tu misma ciudad. No sé si ya la habrás leído o si jamás te llego. Esas son las chispas de la vida. Desde este lado del mundo monologueo y sueño con tu esencia mientras muero en hipótesis sin fundamento. Hoy te regalo más palabras, aunque solo sean gritadas al aire. Tal vez un viento certero las empuje hasta tu oído y comprendas un poco mi sentir. Ahora me comprendo un poco más. Te comento que publique un libro de Poesía en una editorial de mi ciudad actual con el objetivo de poder obtener algún ingreso y porque no que la gente me conozca un poco mejor a través de mis palabras un recurso cada vez más lejano y olvidado para los tiempos que corren. También lo publique en Amazon, con el objetivo de poder hacerlo accesible a todo el mundo, bueno o al menos al mundo que me conoce o me quiere conocer. Este es el objetivo del blog y aunque no recibo ingreso por él y solo gastos ha ocasionado creo y tengo la esperanza de que mis aventuras y desventuras sirvan para inspirar a otros a encontrar su camino. Porque como dijo Machado caminante no hay camino, se hace camino al andar. Soy un repetidor constante de ideas, que en este mundo hay muchas y muy mal distribuidas. Te comento que también genere una radio para poder difundir contenido cultural. Para mi desgracia una serie de factores adversos se interpusieron y no logre mi acometido. Te comentare que principalmente son razones económicas. Seguiré caminando por esta bella ciudad y te escribiré en la próxima parada.

Tu arquitecto favorito.

Mi mariposa triste…

¿Qué camino gris te trajo
mariposa triste cansada de andar?
¿Qué viejo dolor callabas
bajo tus ojeras queriendo olvidar?
Quién te empujó hasta mis brazos 
para abrir la noche de mi soledad.

Ya te dí la flor pensando
que necesitabas volver al amor
y fue un tiempo azul quebrado 
por cuatro palabras golpeando sin voz 

¿Quién puso hiel en tu boca
para que me dieras tan solo un adiós?
Cuando mi pueblo va quedando en sombras
cuando mi sangre sin querer te nombra
cuando el amor y el estilo
juegan por el río mi alma se me va en pedazos

Yo no soy la libertad pero si el que la provoca [Facundo Cabral]

Estaba apoyado en la vidriera que daba a la calle Del Carmen. No recordaba con exactitud que esperaba, pero si recordó cómo se sentía. La sombra de los altos arboles se marcaba en la calle con el sol de la mañana. Una leve brisa primaveral anunciaba el calor de la tarde. Los autos pasaban a ritmo tranquilo. Llenaba el pecho de aire y exhalaba con total tranquilidad, porque sabía que era ahí donde quería estar. Cuantas veces se le había presentado esa sensación. La de encontrarse a gusto en un lugar, de sentirse libre sin importar el mañana. Recordó que tenía unos veinte años y estaba en un país lejano, trabajando por unas monedas en un trabajo sumamente inútil. Cosa que el tiempo le demostró. Era de sus primeros trabajos y de todo lo vivido siempre algo había aprendido, y aquella vez aprendió a agachar la cabeza y obedecer. Aquel trabajo le enseño valores como todos los trabajos realizados, pero poco a poco la curiosidad y su rebeldía fueron forjando una identidad que marcaría para siempre la esencia de su ser. Realizo que cuando uno va por la vida siendo libre ama lo que hace porque lo hace en libertad. Amo la vida y la libertad, amo la verdad, y amo ser fiel a sus sentimientos, aunque ellos signifiquen lanzarse hacia lo desconocido. Caminaba por la existencia enamorándose de sueños no de personas. Eran tiempos dolorosos donde las agujas del reloj permanecían fijas y el tiempo tirano que siempre se le iba de la mano, aquellas veces no se escapaba más. Firmeza al contemplar el sufrimiento en silencio. Pero ese sabor a libertad que emanaba de su ser en cada respiración le enseñaron el camino. Era joven e inocente, pero aprendió a luchar con la vida de igual a igual.

 

“Soy un ocaso entre las sierras.
Un amanecer frente al mar.
Soy un cielo estrellado
verde prado
o un acantilado,
donde al filo me encuentro,
mientras te sueño en silencio.”

 

Del libro Poesía al Ser:

 

Ficciones II

Te amo hermosa mía, vos me conquistaste con tu poesía, pero tu hermana me conquisto con su belleza. ¿Cómo vivir con este sufrimiento? Si lo blanco es cada vez más negro y en el negro no te encuentro. Muerdo el anzuelo una vez más. Nado en mi mar de inconsistencias y la corriente me arrastra cada vez más lejos. Miro atónito detrás y apenas diviso las luces del puerto errante. Te pienso y no acierto a determinar en este laberinto del cual sigo preso, de este instinto que te añora, las añora, amando con todas sus fuerzas el pasado que me mantiene con vida. Soy recuerdo arrojado al viento, soy el sentimiento de quien no se quedó callado, soy el recuerdo del sueño soñado, la palabra mágica que no se disfraza, la casa de aquel treintaiuno donde mis sueños se juntaron en un solo punto. Locura de vida, razón de vuelta. Solo sé que mientras más te pienso más lejos te siento.

Escritor y Viajero